El papel de los partidos en la 4t

El papel de los partidos en la 4t

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha centrado sus esfuerzos durante los primeros meses en cambiar de raíz todo un sistema administrativo que fue invadido por la corrupción y por una gran cantidad de servidores públicos que hasta el momento no han logrado o no quieren comprender que el cambio debe darse desde abajo, que deben erradicarse todas aquellas prácticas que tenían como objetivo el hacerse del dinero público. Las recientes denuncias hacia ex secretarios de gobiernos anteriores, demuestran cómo operaba el desvío de recursos públicos a través de programas sociales cuyo objetivo simulaba ser el de la disminución de la pobreza. El cambio en este sentido ha encontrado muchas paredes, pero pronto se logrará erradicar toda práctica inmoral.

En cuanto a la administración pública se hace un esfuerzo pero en cuanto a los partidos políticos ¿Qué debemos esperar los ciudadanos? ¿Qué deben cambiar dentro de sus estructuras y de su funcionamiento orgánico para aportar al cambio político que busca traer consigo el proyecto de la cuarta transformación? La promesa de traer consigo un cambio político comenzó desde antes de la gran votación en la que resultare electo el ahora Presidente, el debate público incrementó y el resultado fue reflejo del inicio de una transformación en el ámbito político, al menos en cuanto a la participación ciudadana nos referimos.

Desde el triunfo de AMLO, la participación ciudadana ha ido en incremento, quienes antes no se interesaban por lo público o político ahora comienzan a externar opiniones, incluso aquellos que nunca participaron y criticaban fuertemente las manifestaciones, ahora se organizan y llevan a cabo manifestaciones, más allá de considerarlas como un intento de hacer contrapeso político por parte de la oposición al presidente o no, es importante analizar que estos sectores comienzan a participar en un ámbito por el que nunca se habían interesado. Las redes sociales sin inundadas por críticas y defensas al presidente. Esto en cuanto al esfuerzo y acciones realizadas por la administración pública federal.

En cuanto a los partidos, ni militantes, ni ciudadanos, hemos sido testigos de algún cambio notorio en beneficio del ámbito político nacional, mucho menos local, los partidos se enfrascan en un golpeteo político interno para mostrar músculo y así hacerse creer a si mismos que obtendrán el triunfo para dirigir a sus partidos, al menos así lo han mostrado al interior los priistas que actualmente enfrentan un proceso de elección de comité nacional. Morena por otra parte, a punto de iniciar procesos para elección de comités estatales y posteriormente nacional se enfrasca en campañas adelantadas sin propuesta y sin sentido, mostrando la ignorancia por parte de algunos de los aspirantes respecto a los procesos internos, se derrocha dinero en medios con la intención de posicionarse como si se tratase de una elección abierta y no de militantes.

La lucha por el poder en los partidos ha terminado por pervertir la finalidad de los mismos, teniendo como resultado todo un país sumido en la corrupción, controlar el partido para muchos representa controlar la imposición de candidaturas y los miles o millones de pesos que se reciben por en forma de prerrogativas, se convirtieron entonces en un negocio jugoso para aquellos que ambicionan riquezas y poder.

Andrés Manuel exhortó a los partidos a renunciar a un porcentaje de sus prerrogativas y que ellos mismos elijan en que se destinen dichos recursos, durante años han recibido grandes cantidades de dinero que no se han visto reflejadas en una mejora de la clase política del país, si no en botines. Algunos como morena han accedido a donar el 70% para el sector salud, mientras que otros partidos se han aferrado y señalan como un intento por desaparecerlos como oposición, tal vez sea el momento de un cambio político de fondo, permitir a los partidos respetar a sus bases y aportar para que la clase política cambie radicalmente, evitar que los institutos políticos continúen siendo un botín de dinero para algunos cuantos políticos rapaces y se conviertan en instituciones cuyos miembros busquen la dirección de los mismos para la formación de perfiles honorables que aporten a la construcción de una nación.

Los partidos políticos se encuentran en una gran oportunidad de cambiar la esencia de los mismos, de echar a aquellos cuya única ambición es el dinero y el poder mal sano derivado de las dirigencias de los mismos y transformar la cultura política nacional. Aún se resisten al cambio, a hacer política sin dinero, pero tarde o temprano la convicción ciudadana de un cambio político los orillará a buscar un cambio de fondo si la gran mayoría desea subsistir como opción electoral. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ