Todo priísta tiene a una Ivonne dentro

Todo priísta tiene a una Ivonne dentro
El despliegue de un gran movimiento encabezado por Ivonne Ortega Pacheco y José Alfaro Cazarez, ha sido calificado como un acto de rebeldía e insurrección n foto: la jornada zacatecas

Es preciso señalar en una estadía de extravío para la militancia luego de uno de los procesos más difíciles en la historia del PRI, una particular que es indispensable para avanzar no sólo en los temas internos, sino para hacer frente a los retos que están en puerta. Esta es, la muy anhelada Unidad.

Parece no ser una vértice o punto de coincidencia para muchos, quienes desde afuera desean a toda costa hacer escarnio de este proceso electoral interno sin siquiera ser parte de él.

Las derrotas nos han dejado grandes aprendizajes, y por muy dura que ésta sea, cabe la expresión de Luis Donaldo Colosio Murrieta en su aspiración para llegar a la Presidencia de la República. “Se equivocan quienes piensan que la transformación democrática de México exige la desaparición del PRI”.

El cambio de Dirigencia Nacional en el PRI requiere también de un cambio en los mecanismos de conducción política. El hartazgo de las viejas prácticas como: la imposición, la corrupción, el régimen autoritario y la simulación, son características que han debilitado nuestra marca.

Un Instituto Político bajo las riendas equivocas, puede colapsar, pero bajo un liderazgo de raíces y valores, puede ser la diferencia el día de mañana.

Este proceso es la oportunidad para que el priísmo en todos sus niveles: simpatizantes, militantes, cuadros y dirigentes, integren un Instituto político sólido y con rumbo.

El despliegue de un gran movimiento encabezado por Ivonne Ortega Pacheco y José Alfaro Cazarez, ha sido calificado como un acto de rebeldía e insurrección.

Empero, de ninguna manera puede denominarse “rebelde”, a la más legítima aspiración de sentar las bases para construir un Partido digno de representar a México.

Cómo puede llamarse insurgencia, si con las única armas que se combate para ganar esta elección es la cercanía y el diálogo con la militancia.

Si reagruparse y sanar los agravios de un priísmo olvidado es sinónimo de rebeldía, entonces quienes apoyamos esta causa nos declaramos rebeldes.

Pero rebeldes para generar mejores condiciones para todos, quitando el favoritismo y el compadrazgo.

Rebeldes para pelear por un espacio cuyo único interés no es el beneficio personal sino el aporte para el país.

Rebeldes para seguir luchando por instaurar la cultura de la preparación y acabar a toda costa con la improvisación que de ninguna manera puede transformar o ser el cambio que se requiere en la consolidación de un mejor país.

Rebeldes para acabar con los privilegios; y el cierre de puertas para quienes merecen una oportunidad.

Rebeldes para impulsar una oposición responsable.

Este sentimiento de decepción e impotencia, que etiquetan como rebeldía, lo ha convertido nuestra amiga Ivonne Ortega, en lucha y edificación de valores para un mejor Organismo Político.

Por ello, quienes formamos parte del Revolucionario Institucional, llevamos una Ivonne dentro, porque nos sentimos identificados y coincidimos en el ideal de construir un mejor PRI.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ