Alerta de Género: en el pantano de la inacción y el teatro de la simulación

Alerta de Género: en el pantano de la inacción y el teatro de la simulación

Los niveles de violencia de género son tan alarmantes que, en Zacatecas, se decidió implementar la Alerta de Género. Esta decisión, impulsada por algunas organizaciones de la sociedad civil fue asumida por el gobierno estatal para anunciar una serie de metas y acciones para abatir los registros de violencias hacia las mujeres; las metas se dividen en urgentes, de mediano plazo y estructurales. Después de 10 meses la evaluación es muy negativa.

Las 19 metas de acciones urgentes están en el limbo, en diciembre pasado debieron haber concluido el 100 por ciento, y nada. Su avance es minúsculo. En la coordinación institucional entran todas las secretarias y dependencias de gobierno estatal y la totalidad de los municipios. Las acciones son de prevención, atención, sanción y radicación; a través de cursos, talleres de sensibilización, diagnósticos, protocolos de protección y cambio de malas prácticas. En las estructurales implicaba cambios en la ley, diseños institucionales, formas de reconocimientos a las mujeres y la mejora integral de las políticas en el Poder Judicial y policías. Pero si las acciones urgentes están en el pantano, las estructurales son humo.

La planeación de gobierno estatal es tan genérica que nada dice, vaga, sin precisión y sin marcos lógicos de implementación. Incluso, a los colaboradores que se invitó en un inicio para elaborar planes de talleres o materias sobre cultura de paz o procesos de sensibilización, se quedaron esperando. Esto es, los planes de gobierno fueron muy deficientes y la articulación de las acciones quedó en la nada. No afirmamos que todo es responsabilidad de la Secretaría de las Mujeres (que no tiene incidencia institucional), en muchos casos constatamos cómo las dependencias que debieron coordinarse hicieron caso omiso del tema. Es una responsabilidad del gobierno en su conjunto.

El efecto necesario de este olvido o simulación es la persistencia de la situación de violencias de género. La desaparición de niñas, la agresión de mujeres en el hogar, el hostigamiento en las escuelas y centros de trabajo, el bullying contra las niñas escolarizadas y el asesinato con motivos de odio de género, todo en su conjunto sigue ahí: creciendo como una planta maldita que marchita la calidad de vida en la sociedad. Los dispositivos institucionales de rendición de cuentas están callados, cuando debieran verificar por qué está congelado el avance en las acciones y metas de la Alerta. El propio gobernador no lo vemos pidiendo cuentas a su equipo de trabajo sobre este delicado tema. En suma, constatamos falta de interés del gobierno. Cuando alguien declara que le interesa que una banqueta este limpia, pero nunca la barre, significa que esa declaración es falsa. La verdad de las declaraciones se verifica en las acciones concretas. No es gratuito que muchas de las activistas que iniciaron procesos de participación alrededor de la Alerta ya se retiraron quejándose de simulación. Esperemos y una evaluación haga que se reactive un plan que disminuya la violencia: no podemos vivir así.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ