“Oh my god, ta guele ostie d’attardé sale” el franglish de Xavier Dolan en su Matthias et Maxime

“Oh my god, ta guele ostie d’attardé sale” el franglish de Xavier Dolan en su Matthias et Maxime
Fotograma de Matthias et Maxime ■ FOTO: CORTESÍA DEL FESTIVAL DE CANNES

■ El niño prodigio del cine vuelve a sus dos temas recurrentes: la relación con la madre y la aceptación del deseo homosexual

 

Regresó Xavier Dolan, el niño prodigio del cine, al Festival de Cine de Cannes en la Competencia por la Palma de Oro, ahora con Matthias et Maxime.

Anteriormente nominado a la Palma por Juste la fin du monde (2016) que se llevó el Gran Premio del Jurado, luego también con Mommy (2014) ganador ex-aequo del Premio del Jurado junto a Jean-Luc Godard, y la nominación de Una Cierta Mirada por Laurence Anyways (2012), el quebequense de 30 años aún no ha conseguido el premio mayor de Cannes y espera hacerlo este año.

Dolan vuelve a sus dos temas recurrentes: la relación con la madre y la aceptación del deseo homosexual. Y vuelve haciéndolo todo: escritura de guión, actuación estelar, montador, productor y director. Pero insiste que no se trata de cine gay o de cine de la madre, es un cine con una historia de amigos, de amor y de la alegría de la juventud, fueron algunas de las palabras continuamente mencionadas por Dolan en la conferencia de prensa.

Matthias et Maxime es la historia de un grupo de amigos que están creciendo y se van a ir separando por razones profesionales. Y la manera en que unos de ellos van a sumir su amor homosexual. Y cómo uno de ellos tiene que hacer frente a una relación complicada con una madre adicta y alcohólica.

Pone además un frente a frente generacional, entre la generación de él y la más joven. Una que no se pone preguntas sobre la sexualidad, el género y el deseo porque todo lo han integrado naturalmente. Mientras que en la generación de los treintañeros de Dolan aún todo estaba organizado y cuadrado y se hablaba de “si te besas con chico eres gay, ahora es sólo un beso, todo simple”, aclaró Dolan cuando le preguntaban sobre el género de cine gay que él realiza.

Además, Dolan regresa a actuar en el papel del protagonista junto a Anne Dorval y Gabriel D’Almeida Freitas. Dolan había relegado su gusto por la actuación para centrarse sólo en la dirección desde Tom a la ferme (2013).

Dolan conserva los momentos musicales en grupo y los baile, aunque ahora hace frente a escenas grupales en lugar cerrados. Un reto siempre complicado para conservar la sincronización del montaje y de los movimientos de los actores.

El rol de Dolan sin embargo tiene la curiosidad de ser un heterosexual y por tanto les veremos besando a chicas. Una situación que se ve -quizás por su historia cinematográfica y abierta homosexualidad-artificial.

Por qué una historia de amistad
Dolan ha declarado y escrito la razón por la que volvió a filmar historias, digamos anodinas, historias de grupos de amigos, de los compas.
Tras haberse convertido en un joven famoso a sus 25 años. En ser reconocido mundialmente se encontró que estaba todo el tiempo solitario en casa sin poder salir a la calle normalmente:

“El éxito se acompaña de aislamiento y antes de que me hubiera dado cuenta estaba, apenas a los 25 años de edad, sólo los tres cuartos de tiempo.

Pero desde hace algunos años aparecieron por mi camino algunas personas que se encontraron en el lugar correcto a la hora precisa y se convirtieron en mis luces… pude entonces estos últimos años redescubrir a los humanos con quien antes que ser director de cine o escritor puedo ser yo mismo. Por eso creo que antes que hacer películas en la segunda mitad de mis años 20 he hecho amigos. De eso habla Matthias et Maxime.”

La crítica se ha visto dividida: entre los que ven en Dolan ya un disco rayado de temas y dispositivos audiovisuales y otros que lo ven más serenos y más accesibles a sentimientos comunes.

El que sea una historia de jóvenes hace que los diálogos estén llenos de argot callejero en un claro franglish (francés e inglés), algo que ya hace complicado entender el francés, pero la cosa se complica con el acento de Quebec, por eso la película está doblemente subtitulada, al inglés y al francés. Vaya reto que será hacerlo al español.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ