■ El Mirador de Heródoto Cinco años de la crónica universitaria en La Jornada Zacatecas

■ El Mirador de Heródoto Cinco años de la crónica universitaria en La Jornada Zacatecas

“Caminante, son tus huellas el camino y nada más;
caminante, no hay camino, se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino sino estelas en la mar.”
Antonio Machado

Es bien sabido que la información periodística es una piedra angular para convivir en democracia. Sin información libre, no hay transparencia; sin información independiente, no hay vigilancia efectiva de los poderes públicos y fácticos; sin información plural, no hay mentes abiertas capaces de observar la realidad desde los diferentes puntos de vista; sin información apegada a la verdad, no hay información, sino desinformación.

En palabras de António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas: “Ninguna democracia está completa sin acceso a la información transparente y fidedigna, que es el pilar clave para crear instituciones justas e imparciales, hacer que los líderes rindan cuentas y decirles la verdad a las autoridades… Todos los Estados, todas las naciones, se fortalecen mediante la información, el debate y la confrontación de puntos de vista… El servicio público del periodismo libre es incalculable”.

De lo anterior puede inferirse la importancia social de la existencia de un diario como La Jornada Zacatecas (LJZ), en cuyas páginas se refleja un periodismo íntegro y riguroso que coadyuva a diluir la corrupción y la propaganda, así como a fortalecer un régimen democrático. Sí, una sociedad mal informada no es una sociedad libre, y sin personas libres, simplemente no hay democracia. Esa es la huella que ha dejado este diario en sus 13 años de existencia.

Para entregar cotidianamente una información precisa y certera del acontecer, LJZ realiza investigación, dice qué sucede y por qué. Esa premisa que han asumido como su deber ser, le ha costado la vida a periodistas de su matriz nacional, cabe mencionar los casos de Miroslava y Javier. Rigor, honestidad, profesionalismo, y compromiso con Zacatecas, le han ganado el respeto y credibilidad de sus lectores.

Actualmente circulan de manera abundante las noticias falsas, ante esa situación LJZ, en su afán de ayudar a construir una sociedad mejor con vocación de informar, pero también de formar ciudadanos críticos, en su sección de Opinión presenta a comentaristas que gozan de total independencia en el tratamiento de sus temas, de ahí que la pluralidad de contenidos salte a la vista, y que se le considere un indispensable altavoz de todas las opiniones. Y es precisamente en la sección mencionada en la que la Crónica Universitaria ha tenido el privilegio de participar, gracias a la generosidad de Raymundo Cárdenas Vargas, en la edición de cada jueves.

El 8 de mayo de 2014 salió a la luz la primera edición de El Mirador de Heródoto (EMH) y desde entonces a la fecha una cascada de eventos del acontecer universitario se han dado a conocer a través de este espacio. La importancia de ello reside en que en el futuro únicamente será recodado lo que se registró.

Fue en el inicio de la gestión administrativa de Armando Silva Cháirez cuando se me nombró cronista de la UAZ. Jamás imaginé la trascendencia de ese cargo tan simbólico y representativo para una institución. Ocuparse de escribir la historia contemporánea de la institución educativa más importante del estado de Zacatecas es una encomienda, grandiosa sí, pero titánica en su realización. Para su adecuada ejecución se requiere de tiempo completo en la carga de trabajo, aparte de un equipo material y humano de apoyo.

No obstante portar con orgullo la camiseta institucional, con las dos horas diarias establecidas desde un principio para la realización de esta actividad, poco se ha podido hacer en torno a salvaguardar la historia completa de la Institución; sin embargo, a la vista de los resultados en estos cinco años, consideramos en una justa autoevaluación que se ha cumplido con el objetivo.

La historia de eventos como la conmemoración de aniversarios de las unidades académicas y espacios universitarios, revistas y proyectos, se pueden consultar en los archivos de EMH.

Hago propicio este quinto aniversario de EMH para agradecer: al rector Antonio Guzmán Fernández por la sensibilidad de mantener el proyecto de la Crónica Universitaria, por la confianza en quien esto suscribe; a La Jornada Zacatecas, por hacer factible que estas modestas crónicas lleguen geográficamente lejos. Sin esta ayuda, la crónica universitaria sería casi imperceptible. Gracias también a la inspiradora memoria de Carlos Ulises Girón Sifuentes.

Se dice comúnmente que en algunos escritos las erratas son las últimas en dejar el barco, por ese motivo agradezco a Efraín Gutiérrez de la Isla, la maestra Amanda Corona de Camarillo, Tomás Jurado Zabala y a Érika Flores Puente sus eventuales y valiosas correcciones de estilo a mis textos.

Gracias también a mis amigos colaboradores de LJZ por sus atinadas y gentiles sugerencias. Tienen mi admiración y respeto. De manera especial, gracias a los generosos lectores de este espacio, cuyos puntos de vista sobre el mismo siempre serán bien recibidos.

En síntesis, expreso mi agradecimiento a todos los amigos de EMH. Seguiremos escribiendo la historia contemporánea de la ahora BUAZ y haciendo proselitismo a favor del cultivo de la crónica contemporánea.

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ
[email protected]
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ