Recomiendan acciones de conservación de suelo y agua para alargar vida útil del Sistema Milpillas

Recomiendan acciones de conservación de suelo y agua para alargar vida útil del Sistema Milpillas
Aspecto de la Reunión de Expertos en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas ■ foto: andrés sánchez

■ Realizan Primera Reunión de Expertos en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas

■ Ya se ha dado el primer paso al tener los diagnósticos sobre las condiciones en las que se encuentra esta región

 

Si no se contemplan desde ahora acciones de conservación de suelo y agua en la zona en la que se construirá la Presa de Milpillas, esta infraestructura podría ver reducida su vida útil debido al deterioro actual del terreno de esta cuenca hidrográfica.

El asesor de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), Alejandro Trueba, quien integra el grupo de expertos que participó en la Primera Reunión de Expertos en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas, aseguró que ya se ha dado el primer paso al tener los diagnósticos sobre las condiciones en las que se encuentra esta región.

Aunque señaló que el estudio se hizo hace una década, consideró que “es suficiente para ver dónde hay que enfatizar en obras de conservación de suelo y agua para que lo que escurra sea agua y no sedimentos”.

Explicó que el deterioro sufrido en el suelo de la cuenca hidrológica de Milpillas provoca que el agua arrastre a su paso una gran parte del terreno. Si esto ocurre, los sedimentos y el lodo llegarían al vaso de la presa, ocupando una parte del espacio que tendría que llenarse con agua y, por ende, se vería reducida la capacidad de almacenamiento del lugar.

El especialista sostuvo que en el caso de la Presa de Milpillas se estima que el 80 por ciento contendrá agua “aprovechable” y el otro 20 por ciento será “espacio muerto”; no obstante, si llegara a arrastrarse más sedimento, el porcentaje de espacio útil disminuiría.

Es lo que ocurre, por ejemplo, en las presas viejas, expuso y agregó que, si no se llevan a cabo acciones de conservación, hay presas cuya vida útil proyectada en un inicio se ha reducido incluso a la mitad.

Apuntó que “lo ideal” es que estas actividades hubieran comenzado antes de iniciar la construcción de la presa, pero añadió que “lo importante es, cuando uno se da cuenta, por lo menos ya no dejar que pase más tiempo y ponerse a trabajar”.

Debido al avance que en este sentido se tiene en el proyecto de Milpillas, dijo que hay que ser optimistas en que podrá mantenerse la vida útil que se ha estimado para la presa.

Alejandro Trueba dijo que algunas de las acciones que se requieren sí necesitan recurso pero otras no conllevan una inversión fuerte de presupuesto porque se relacionan con nuevas prácticas en los sistemas de producción.

“Espero que haya apoyos para que los agricultores usen sistemas de labranza por ejemplo como de conservación de suelos que reduce la erosión, pastizales que den oportunidad a que se repongan después del uso; hay muchas medidas que no son costosas”, puntualizó.

En cuanto a las afectaciones que sufrirán los habitantes de la zona donde se construirá la Presa de Milpillas, expuso que en este tipo de proyectos “hay efectos colaterales sobre las personas que se verán desplazadas porque ahí va a estar el agua ahora, (…) pero los beneficios son absolutamente abrumadores”.

Al respecto, indicó que “va a haber vida silvestre, aves migratorias, peces seguramente, va a haber un mejor ambiente en general con una presa como ésta y, sobre todo, mayor disponibilidad para la gente, mejor calidad de agua”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ