Es el turno de los estados

Es el turno de los estados

El ejercicio y la práctica de la política a nivel nacional sufrió un cambio radical durante el sexenio de Vicente Fox, la corrupción aumentó considerablemente desde su sexenio mediante la continuidad de las prácticas de enriquecimiento ilícito y de impunidad que fueron sembradas desde la administración de Carlos Salinas de Gortari. Los casos de detenidos por desvíos de dinero y por enriquecimiento solamente se han presentado cuando han existido rupturas entre los grupos políticos en el poder, un claro ejemplo fue cuando durante el sexenio de Zedillo se detuvo y se encarceló a Raúl Salinas de Gortari, hermano mayor del ex presidente, dicha ruptura marcó un antes y un después en la vida política de nuestro país.

Vicente Fox representaba la alternancia del poder por primera vez en nuestro país, la oposición había logrado vencer electoralmente a una maquinaria para ganar elecciones establecida en nuestro sistema, sin embargo, el cambio político nunca se presentó, jamás existió intención alguna por enfrentarse al sistema de corrupción que impera hasta la actualidad, por el contrario se fortalecieron y mejoraron los métodos para lograr el enriquecimiento a través de los cargos públicos y del erario, así mismo se continuó con el proyecto del neoliberalismo cuyo objetivo era la privatización de toda empresa paraestatal.

Felipe Calderón estuvo atado de manos por el pacto realizado para evitar el triunfo de López Obrador, con el financiamiento ilegal de su campaña trajo a los mexicanos un narco estado eliminando así toda posibilidad de cambio en al menos doce años, el crimen organizado logró penetrar en nuestro sistema político mediante el financiamiento de campañas políticas gracias a la poca credibilidad existente de la población hacía nuestra clase política, lo mismo sucedió con el financiamiento de empresas privadas, fue necesario que una gran cantidad de candidatos aceptaran recursos ilícitos o de forma ilegal para obtener el triunfo en sus campañas, la falta de propuestas y de ideas logró imponen en nuestro sistema político perfiles que servían a los intereses de aquellos que patrocinaron sus campañas y que los llevaron a un cargo de representación popular.

Peña Nieto se convirtió en el presidente con mayor nivel de descaro en cuanto a corrupción nos referimos, los escándalos no cesaron durante su sexenio, contratos sin licitar para empresas, millones de pesos triangulados con empresas fantasmas, facturas falsas y una gran cantidad de acciones que implementaron desde la presidencia de la república hasta el cargo de un regidor, la política ya no era vista, por una gran mayoría de actores políticos, como una herramienta para lograr el progreso ni el bienestar social.

Las candidaturas fueron vendidas al mejor postor, al amigo, al pariente o a cualquier persona que sirviera a los intereses del grupo político encargado de repartirlas o definirlas, las consecuencias las sufrimos hoy. Andrés Manuel López Obrador llega tras años y años de lucha incansable, logrando el respaldo popular a tal grado que la oleada de votos llevó al triunfo a una gran mayoría de personajes que hoy pueden denominarse representantes del pueblo. Gracias al ahora presidente y al proyecto político que representa morena lograron pertenecer a la cuarta transformación.

Zacatecas no fue la excepción, triunfaron, aunque no los que se esperaban, una gran cantidad de candidatos, algunos de ellos representan con dignidad y honestidad el proyecto que los llevó al cargo, otros han demostrado pertenecer a esa clase política que aún no se extingue, cuyos intereses personales están por encima de los colectivos, así lo han demostrado sus acciones.

A nivel nacional difícilmente se recuperará esa clase política ambiciosa, sin embargo, en los estados aún quedaron grupos que logran engañar a la población, muchos de ellos lograron sembrarse desde hace años en el proyecto de obrador, lo que les ha permitido continuar con prácticas que millones de mexicanos demostraron rechazar en las urnas el pasado primero de julio. Las elecciones intermedias del 2021 se han vuelto la chuleta que muchos de ellos ya persiguen, toca ahora a los ciudadanos de cada entidad donde habrá elecciones, demostrar que también identifican a este tipo de políticos que engañan con discursos disfrazados de cambio y que por el contrario representan la continuidad y emplear una mayor participación, fomentar la democratización de toda institución política como a nivel nacional se realiza y lograr traer un relevo generacional en nuestra política local, aquel relevo representado por actores políticos cuya convicción sea la de cambiar la forma de hacer política, acabar con las imposiciones y con las ambiciones personales, el relevo generacional será representado no por una edad, sino por principios, ideales y moral. Nos toca a los Estados hacer nuestra parte para lograr un cambio en la política nacional. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ