La manera en que se escucha la música actualmente está mal: Federico Bonasso

■ Una melodía en la que ingenieros trabajan por horas se pierde con los nuevos formatos

■ El fundador de la banda Juguete Rabioso tuvo sus comienzos como músico en la prepa

Actualmente no termina de convencer la manera de consumir música porque se ha perdido la oferta gráfica que tienen los discos de acetato y los discos compactos.

Hay una prisa, una sobreoferta, que tiene como desventaja que hay gente valiosa y se pierde en un océano de música, opina el vocalista de la legendaria banda de rock mexicano Juguete Rabioso, Federico Bonasso.

Como músico, dice, le tocó vivir este cambio generacional de pasar del casete y del disco de acetato a los nuevos formatos como el mp3 y la música digital en Internet y redes sociales.

Ahora Federico Bonasso sigue con su grupo Subversión. Su nuevo material es un muestrario de viejas canciones, traducidas al lenguaje musical que más le atrae ■ FOTO: ODÍN SALINAS

LOS MÚSICOS QUE INFLUYERON EN SU FORMACIÓN SON CHARLY GARCÍA, FITO PÁEZ, SPINNETA Y EL GRUPO MEXICANO IN MEMORIAM

Comenta que actualmente se escucha mal la música, pues se hace en aparatos como la computadora, en la que el sonido es diferente. El placer que te da una armonía, una melodía en la que músicos e ingenieros han dedicado horas, se pierde en los nuevos formatos que vienen comprimidos y pierden frecuencias graves.

Sin embargo, las redes sociales tienen la ventaja de la autopromoción, y a quien le guste el trabajo puede consumirlo, pues se puede mostrar y a quien le interese puede filtrar los sonidos y crear redes de conexión.

Siendo un exiliado argentino, no cortó ese cordón umbilical musical con músicos que influyeron en él como Charly García, Fito Páez o Spinneta. Pero en México el grupo que le impactó fue In Memoriam.

Esa banda era del vocalista de Caifanes, Saúl Hernández, compañero de su escuela de música. “Y verlos tocar cambió mi vida. Me impactó el sonido y el poder que representaban esas guitarras amplificadas”, dice Bonasso.

Asimismo tuvo la oportunidad de conocer los llamados Hoyos funky, de la Ciudad de México, los cuales se hacían para “la banda”.  Eso, aunado a la influencia de los músicos argentinos, contribuyó para formarlo como el compositor que es.

Sus inicios como músico los tuvo en la preparatoria. Con otros amigos formó una banda llamada Exilio. Cuenta que no tenían instrumentos y en aquellos años él se sentía atraído por la batería.

Al no tener dinero para comprar una, armó una pequeña con algunos botes.  Acompañados de sólo una guitarra eléctrica, comenzaron a componer sus primeras canciones. Posteriormente se formó una primera versión de Juguete Rabioso, la cual se pudo consolidar hasta el año de 1988. El nombre viene de un libro del escritor argentino Roberto Arlt.

Aunque después realizó proyectos paralelos incursionando en la música instrumental, lo cual le ha ayudado para musicalizar documentales, cortometrajes, entre otros.

Para Bonasso, Juguete Rabioso fue una importante banda de rock en español que impactó a miles de personas. Eso lo tiene presente después de su presentación hace un año en el Festival Vive Latino.

“La gente aún conserva al grupo cuando pensé que estábamos sepultados. La gente mantuvo viva la rabia del juguete. Me sorprendió ver que muchos amigos recordaban las canciones, y que nos digan que han estado asociadas a momentos importantes de su vida y ése es el premio más grande para un compositor”, dice Federico.

Con Juguete Rabioso tuvo la oportunidad de recorrer la República mexicana, Madrid y otras ciudades de España, Estados Unidos, Valparaíso y Santiago de Chile, La Habana, y Buenos Aires.

ACTUALMENTE COMPONE PARA CINE Y DIRIGE ESTUDIO YUBARTA, UN COLECTIVO DE MÚSICOS E INGENIEROS

Ahora Federico sigue con su grupo Subversión, el cual considera un dogma que se había autoimpuesto. En el que se puso la consigna de solamente tocar el teclado, cuando sintiera un sentimiento genuino.

Además tenía canciones que no había sacado a la luz, y que sentía que “le estaban tocando el hombro” para arreglarlas. Su nuevo material es un muestrario de viejas canciones, traducidas al lenguaje musical que más le atrae.

Actualmente compone para cine y dirige Estudio Yubarta, un colectivo de músicos e ingenieros dedicados a la música para imagen. Bonasso ha realizado música para numerosos largometrajes, series de televisión y documentales.

Ha recibido diversas nominaciones y premios como el Pentagrama de oro (AMUCI) a la mejor partitura del cine argentino en 2000 por Los libros y la noche, de Tristán Bauer. Asimismo, su música aparece en diferentes soundtracks, destacando su colaboración con León Gieco para el film sobre la guerra de Malvinas: Iluminados por el fuego.

Ha colaborado con directores y productores de la talla de Gustavo Loza, Tristán Bauer, Jorge Denti, Guillermo del Toro, Mónica Lozano, Bertha Navarro, Alejandro González Iñárritu, Hugo Rodríguez, Luis Mandoki, Mario Muñoz, Antonio Urrutia. Federico también ha publicado poesía y narrativa en diversas revistas; y en 2007 editó su primera novela Regreso a México.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ