Liderazgo transformador

Liderazgo transformador

Liderazgo es el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos a favor del bien común. Los líderes son responsables de crear un clima de energía, compromiso y comunican la visión desde una posición de autoridad.

Hoy en día, todos hablamos de transformar la realidad, pero la mayoría optamos por la indiferencia, la apatía y la intolerancia, dejamos que otros actúen por nosotros, no asumimos el costo de actuar en colectividad, incluso carecemos de espacios propios para el diálogo, pese a que los instrumentos de comunicación mejoran cada día en estos tiempos.

Hay quienes hablan de la necesidad de una regeneración democrática, aunque en realidad, deberíamos hablar de una regeneración de liderazgos en la sociedad, gobierno, academia e iniciativa privada, eso implica un cambio profundo en la manera en que los actuales liderazgos han ejercido su responsabilidad.

Muchos han caído en el error de ejercer la actividad como si fueran directivos, gerentes de alguna organización, se dedican a gestionar cosas, se les ha olvidado que a las personas no se les gestiona, se les lidera.

Ya sobran líderes que ejercen el poder como vicio o placer, y dilapidan la ocasión de verlo como la gran oportunidad que la vida les brinda de servir a los demás, para crear verdadero valor en la sociedad con su respectiva autoridad moral.

Se les ha olvidado que la sociedad está pasando de ser objeto que recibe beneficios, a convertirse en sujeto de su propio desarrollo en donde el Estado, la academia y la iniciativa privada son actores a favor del bienestar de todos.

No les ha caído el veinte de que el pueblo está harto del liderazgo obsoleto, ese que sólo busca el poder por el poder, el beneficio personal y destruye el valor de la sociedad.

Para transformar la sociedad mexicana, debemos impulsar mejores liderazgos, para ello, es necesario transformar los estilos de liderazgo adoptados y así transformar el entorno.

Urge que los diferentes actores de nuestro país adquieran la vocación de ser auténticos líderes, que se pueda generar un entorno integral tan anhelado por todos. Donde asumamos el arte de influir sobre la gente para que colabore con entusiasmo en la consecución de los objetivos a favor del bien común, donde se desarrollen capacidades colectivas para crear valor en la sociedad, donde se ganen la confianza a través de la coherencia de vida, saber escuchar, valorar y analizar las opiniones de los demás, tener visión hacia el futuro y no aferrarse al pasado, vivir la mejora continúa buscando siempre el bienestar de la base.

Ser honrado, entusiasta, coherente, comprometido, pendiente de los demás, tratar a la gente con respeto, motivar a la gente, apreciar a la gente y estar orientado a resultados, sean actitudes que deben regular su vida diaria.

El cambio cultural en los líderes de nuestro país no tiene alternativa, si queremos transformar México en un lugar digno para la sana convivencia, es tiempo de renunciar a la cultura del bienestar y migrar a la cultura del bien común.

El reto es concientizar a los líderes de vivir con dos verbos: servir y sacrificarse, que se comprometan a dedicar su atención, su tiempo, su esfuerzo y todas sus fuerzas a sanar las heridas de nuestra sociedad sufriente y jamás ignorar la responsabilidad del protagonismo en el desarrollo de nuestro país. Porque para transformar, primero hay que transformarse.

 

*Titular de la Coordinación Estatal de Planeación

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ