El crimen de Mara Muñoz

El crimen de Mara Muñoz

Esta semana, una página apócrifa de “Página 24” lanzó una campaña de desprestigio en contra de la activista Mara Muñoz. Desde esta plataforma de Facebook lanzaron una historia para asegurar que la ex directora del centro de justicia para mujeres había estado presa en España por apuñalar a su compañera de cuarto. Por supuesto que la nota escandalosa fue acompañada por cientos de comentarios de perfiles falsos que acusan a la activista de trastornos mentales.

Muchos pensamos que todo fue orquestado por el equipo de comunicación de la Procuraduría General de Justicia. Lo hicieron con tanta saña que me hizo recordar las historias del “Negro Durazo”, un líder policiaco que por su estilo ruin y mafioso, se convirtió en el líder criminal del centro del país en la década de los 80´s.

El ataque se dio después de que el Gobernador se tuvo que disculpar por el trato que le dio a Mara cuando era funcionaria de su Gobierno, parece que tenemos a un Gobernador que tiende la mano en público y ataca por la espalda.

Esta no es la primera vez que el aparato de Gobierno se lanza contra Mara Muñoz. Hace unos meses la activista fue atacada por denunciar la protección que recibe un agente ministerial procesado por violar a una mujer de escasos recursos. En aquella ocasión el ataque salió de la coordinación de comunicación social del Gobierno de Zacatecas, mediante una página falsa de “AccesoZac”. Para desprestigiar a Mara, la acusaron de intentar suicidarse, de tener problemas mentales y de haber estado internada en centros psiquiátricos. En aquella ocasión la nota falsa también contó con los comentarios ofensivos de cientos de perfiles falsos que se pagan con nuestros impuestos y con la participación de algunos abogados sin ética que aprovecharon la campaña negra para desquitarse de las frustraciones que habían acumulado contra la activista.

¿Qué crimen cometió Mara Muñoz para recibir todos estos ataques?

Parece que el único crimen de la activista fue trabajar para vivir en un país donde las instituciones hagan su trabajo.

¿Suena muy romántico? Pues es la verdad.

Vivimos en una sociedad donde el 99% de los delitos quedan impunes. Gastamos miles de millones de pesos en mantener un sistema de seguridad y justicia que no sirve pero que le asegura muy buenos ingresos a muchos, por eso en cuanto alguien exige que las cosas cambien, inmediatamente es tachada como un loco o una loca.

El asunto es relevante porque vivimos en una sociedad donde sistemáticamente se persigue a los activistas y a los defensores de derechos humanos, por eso desde ahora todos debemos poner atención en este acoso de las autoridades, por eso vale la pena exhortar a Fabiola Torres, Secretaria General de Gobierno para que se activen desde ya, mecanismos de protección que garanticen la seguridad y la integridad de Mara Muñoz.

También valdría la pena que el observatorio de participación política de las mujeres en Zacatecas comience a investigar a la Procuraduría y  al personal de comunicación social de Gobierno del Estado. Tenemos que demostrar con hechos que ya no estamos en los tiempos del “Negro Durazo”, cuando los verdaderos líderes criminales eran las autoridades.

En este proceso de persecución, difamación y acoso de las autoridades, Mara Muñoz ha cometido tres errores estratégicos, primero renunció a su cargo como Directora del Centro de Justicia para mujeres en protesta por la protección gubernamental que recibe un agente ministerial acusado de violación, después renunció a sus intenciones de participar en el proceso electoral 2018 y finalmente respondió a las acusaciones que le lanzaron desde la página apócrifa.

Mara no tiene ninguna necesidad de  responder a las acusaciones que el Gobierno le lanza desde estas páginas falsas, en todo el caso es el Gobierno es el que tiene la obligación de responder a las exigencias de justicia de una sociedad lastimada por la violencia, por la impunidad y por el recurrente tráfico de influencias.

Mara tampoco debe replegarse, porque al hacerlo reduce los espacios de participación de la sociedad civil y le deja mayor espacio a las autoridades abusivas que la persiguen. Por supuesto que sus decisiones son completamente respetables, pero debe entender que ya no está luchando únicamente por su supervivencia, en este momento también está luchando por cambiar el modelo de participación política de toda una sociedad y en esa lucha nadie debe dar pasos hacia atrás, por el contrario, entre mayor sea la resistencia del Gobierno a cambiar, mayor debe ser la intensidad con la que debemos empujar ese cambio.

Finalmente, todos tenemos una responsabilidad en este asunto, no debemos acostumbrarnos a este nivel de violencia contra las mujeres y no debemos permitir que las instituciones sigan utilizándose para realizar persecuciones políticas con el estilo mafioso que ha utilizado el Gobierno de Alejandro Tello en estos días. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ