La princesa que no se podía tocar

La princesa que no se podía tocar

(PRIMER LUGAR DEL 5 CONCURSO DE CUENTO CORTO DE LJZ)

Hace mucho tiempo nació una princesa embrujada, que si la tocaban directamente con la piel se convertiría en piedra. Los reyes y toda la servidumbre del reino debían usar guantes para atender a la princesa. Sus padres le permitían todo y le daban permiso de hacer lo que quisiera, solamente tenía prohibido dejar a la gente que la tocara.

Cuando creció, conoció un príncipe fuera del castillo que paseaba por el bosque; platicaron, pasearon y se rieron mucho. Se vieron otras veces y siempre era lo mismo: pasear, platicar y reír. Se volvieron muy buenos amigos hasta que se enamoraron, y en uno de sus paseos el príncipe se dejó llevar por el amor y la tomó del brazo al mismo tiempo que le dio un beso, y la princesa le correspondió mientras se iba convirtiendo poco a poco en una estatua de mármol.

El príncipe, asustado, llamó al Rey, y éste fue por la estatua al bosque, exilió al príncipe y se encerró en su castillo. Los reyes lloraron muchos días porque no sabían cómo romper el hechizo y, finalmente, comprendieron que su hija fue feliz hasta el último momento de su vida, ya que en la estatua estaba sonriendo.

El Rey colocó a su hija en el patio real y le llenó con flores. Todos pasaban y veían la estatua, pero aunque muchos querían tocar aquel mármol tan blanco, brillante y liso, el rey lo tenía prohibido y puso un letrero junto al monumento que decía: ¡NO TOCAR!

Fin

 

 

Autora: Elisa De Wit Santoyo

Edad: 8 años

Institución: APAC

Guadalupe, Zacatecas

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ