La niña que vivía en un calcetín

La niña que vivía en un calcetín

(TERCER LUGAR DEL 5 CONCURSO DE CUENTO CORTO DE LJZ)

Había una niña que era muy pero muy muy pequeña, era del tamaño de un ratón. Ella no tenía hogar, así que buscaba alguno en cada casa que veía. Se metía a las casas e inmediatamente llamaban su atención los agujeros en los muros; eran las ratoneras. Ella corría para ver si podía resguardarse ahí, pero rápidamente los ratones que ahí vivían se enojaban muchísimo al verla como una intrusa y la corrían fuera de ahí. En otra ocasión, entró a casa de una señora de muchos años con la cabeza blanca, pero ella inmediatamente al verla se disgustó muchísimo.

Con todo lo que había pasado, ella no perdía la esperanza de que encontraría una casa.

Una tarde, una niña casi tan pequeña como ella le ofreció vivir en su casa de muñecas. Ella aceptó emocionada; pensó que por fin tendría una casa de verdad.

Al principio, estuvo feliz, ya que la niña que le ofreció un hogar amablemente también le ofrecía pan de comer, pero con el paso de los días se dio cuenta de que no podía estar ahí por mucho tiempo, ya que el pan diario que la niña le daba y que al principio disfrutaba terminó por aburrirle al grado de no querer ni siquiera sentir su olor. Aun así, ella nunca perdió la esperanza y el ánimo de encontrar un verdadero hogar, un hogar que fuera completamente suyo, un hogar que fuera acogedor y que ella pudiera decorar como quisiera, además en el que pudiera buscar su propio alimento. Por mucho tiempo, buscó en muchos lugares, sin descanso.

Una tarde, al caminar cerca de un basurero, encontró por casualidad un calcetín viejo. Era un calcetín pequeño, pero era muy acogedor, calientito y de un color muy bonito. Ella pensó que el calcetín era un hogar perfecto, pero que estaba en un lugar que no era adecuado, así que decidió llevarlo cerca de un río; era un lugar rodeado por flores y tierra fresca con frutas y plantas que ella conoció durante su búsqueda.

La niña lo llevó a ese lugar, donde pudo vivir feliz por tener un lugar donde vivir con tranquilidad y seguridad, además de poder buscar por sí misma su comida y agua.

FIN

 

 

Autora: Ana Paola Guerrero Escobedo

Edad: 8 años

CEI Roberto Cabral del Hoyo

Guadalupe, Zacatecas

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ