¡Serenos Morenos!

¡Serenos Morenos!

Las pasiones son como los vientos, que son
necesarios para dar movimiento a todo, aunque
a menudo sean causa de huracanes.
Bernard Le Bouvier de Fontene

El modo de comprender el papel de las creencias y las pasiones en la política continúa generando controversia entre la sociedad en general, y, en la ciencia política, en particular. A muchos como en lo personal vemos en la política un solo objetivo y es la de contribuir un poco en la vida democrática de nuestro país. Hablar de política sin duda es un enigma porque tiene un significado o un sentido oculto y es difícil de comprender o interpretar teniendo alrededor un sinfín de factores por los cuales podríamos llegar a una verdad absoluta que se define como: “Hechos inalterables, fijos, invariables. Por ejemplo: Es un hecho inalterable, invariable, y fijo que no hay absolutamente ningún círculo cuadrado, y no hay absolutamente ningún cuadrado circular”.

En días pasados un buen amigo al cual aprecio y estimo mucho público en sus redes sociales (Facebook) algo que en su momento me pareció polémico de verdad y no porque tenga la verdad absoluta de definir al tabasqueño como una persona honesta. Cito textualmente su post: “Creo que en #Morena ya entendieron que la honestidad de AMLO no es contagiosa”. Esta publicación obedece a la noticia reciente del video donde implican a la diputada local con licencia de Morena, Eva Cadena, a la cual ya renunció a la candidatura a la presidencia municipal de Las Choapas, luego de la filtración de un video en el que aparece recibiendo 500 mil pesos en efectivo de una supuesta empresaria para financiar las actividades del líder nacional del partido, Andrés Manuel López Obrador.

Mi reacción de asombro a tal publicación y sobre todo a tan aventurada afirmación, despertaron lo que en un politólogo despierta la pasión en el terreno de la política y más hablando de un tópico que como todos sabemos por su simple nombre es sinónimo de “polémica”. Al poco tiempo de esa publicación mi reacción inmediata fue contestar dicha publicación con asombro y a la vez con cierto descontento por la naturaleza de la afirmación.

¿Es Andrés Manuel López Obrador una persona honesta?, ¿Es el líder nacional de Morena la persona indicada para ser juez y parte en el combate contra la corrupción?, ¿Es AMLO la autoridad divina y legal para señalar y afirmar los delitos cometidos por la clase política? Y la más importante ¿Es AMLO un ejemplo de honestidad y rectitud para la clase política de nuestro país?

Debo de dejar en claro que no pretendo defender a ningún instituto político, ni algún funcionario en específico, mi calidad de servidor público no debe ser motivo para definirme como un afiliado, porque puedo confirmar que aun sigo sin ninguna afiliación partidista; como algunos me afirmaban en aquel acalorado debate “facebookero”. Típica reacción y comportamiento de los seguidores de Andrés Manuel, acusar y señalar para poder victimizar.

La supuesta honestidad de Obrador se pone en tela de juicio no por ser yo parte de la mafia como dicen sus fieles seguidores, si no por los múltiples hechos de corrupción en los que se ha visto inmerso. Ejemplos de lo que digo y a lo cual no se ha dado una explicación real y oficial son: el chofer de Obrador el famoso “Nico” que ganaba la módica cantidad de 60 mil pesos ó El plantón de reforma, donde fue sabido que pagaban gente para estar ahí; no hacer declaraciones patrimoniales porque todo según el lo heredo en vida, inclusive ninguna declaración de impuestos y así muchos otros casos en los que podemos dudar de la honestidad que sus seguidores presumen tener.

Para Finalizar:

Sin duda el tema de la corrupción es en estos momentos es una papa caliente, le guste o no al peje y sobre todo a sus seguidores, la realidad es que ex gobernadores “priistas” siguen cayendo ante la justicia, le guste o no al líder moreno lo cierto es que el gobierno federal sigue actuando conforme a derecho. Es cierto que aún faltan muchos personajes a los cuales nos gustaría ver tras las rejas, sin embargo no podemos cerrar los ojos o mejor aun tratar de tapar el sol con un dedo y pensar que Andrés Manuel es un político honesto.  Entre más nos adentremos al 2018 los ataques se intensificaran y las pasiones sobre los interesados se desbordaran, tal como sucede en el proceso electoral del EDOMEX.

Pero seguir entendiendo que el problema de la corrupción se sienta sobre una institución política es seguir pensando que el problema “no es el desabasto del agua si no el ancho del pozo”. Los casos de corrupción tienen nombre y apellidos, la corrupción se debe de entender y debemos de sentarla sobre personas no sobre instituciones, entendamos estas en su definición natural: “sistemas de índole social y cooperativa, que procuran ordenar y normalizar el comportamiento de un grupo de individuos (que puede ser de toda una sociedad)”. El caso Veracruz tiene nombre y apellido, el caso Coahuila, el caso Quintana Roo, el caso Tamaulipas, el caso Sonora, el caso Chihuahua también, así como el caso de “las ligas” tiene nombre y apellido por lo tanto existen cómplices que tiene nombre y apellido y deben de responder sobre eso y más. ■

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ