Conjunta la exposición Pensamientos efímeros obra pictórica, joyería y poesía

Conjunta la exposición Pensamientos efímeros obra pictórica, joyería y poesía
Los cuadros se caracterizan por un contrastante colorido, que marcan la obra de Reyes, hablan de referentes simbólicos mexicanistas: colibríes, cráneos, corazones ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ La muestra trata los temas de la corrupción, la migración, la libertad, el amor y la fe

■ Guadalupe Reyes señaló que su pintura lleva un mensaje de fe en el ser humano

En Pensamientos efímeros se conjunta obra pictórica, joyería y poesía. La muestra de Guadalupe Reyes que se exhibe en el vestíbulo del Teatro Fernando Calderón, propone un discurso en que dialogan diferentes quehaceres artísticos para referirse a la corrupción del país, la migración, la libertad, el amor y la fe.

“Quería sacar mis figuras de la obras y que las llevaran puestas. Una pintura no la puedes llevar colgando por eso surgió la idea de la joyería”.

Si los cuadros de contrastante colorido, que marcan la obra de Reyes, hablan de referentes simbólicos mexicanistas: colibríes, cráneos, corazones (quebrados por el amor o la tristeza que deja un país sumido en la corrupción), su joyería alude a las relaciones amorosas pero desde la diversidad.

Así, son pensamientos efímeros los que obsesionan por una persona para luego convertirse en figuras fugaces en la memoria, y lo son también, en el ritmo vertiginoso de estos tiempos, las noticias que se suceden de escándalo en escándalo en México, para siempre difuminarse en la impunidad.

La poesía en esta muestra es una aportación de Itzel Guadalupe Núñez García, joven egresada de la Licenciatura en Letras de la Universidad Autónoma de Zacatecas que fue convocada por la pintora para escribir un poema que aludiría a la colección entera, no obstante fue generando uno a uno, los 17 que acompañan a cada cuadro.

Para Núñez el proyecto implicó un reto, pues su obra se ha centrado siempre en la poesía amorosa. Ahora la experiencia le requirió abordar otros elementos, como la crítica social, a la que, decidieron ambas artistas, debían ofrecerle salidas esperanzadoras, “siempre el amor es lo que te va a sacar a flote”.

Agregó al respecto Guadalupe Reyes que su pintura lleva un mensaje de fe, no necesariamente religiosa sino en el ser humano.

“Trata mucho de cómo puedes levantarte aun cuando piensas que no puedes salir de una situación”.

La representación de la fe para Reyes es el colibrí, un animal que para los antiguos mexicanos representaba el alma de los guerreros muertos en combate, y que, reencarnada en la pequeña ave, se constituía en eficiente mensajero por su velocidad, y por tanto, dificultad para ser capturado.

Guadalupe Reyes es originaria de La humedad, una pequeña localidad de Santiago Jamiltepec, Oaxaca, donde se habla mixteco, y de la que emigró a los 16 años para residir por 14 más, en los Estados Unidos donde realizó estudios en Administración de Empresas (2010) y Bellas Artes (2013) en el Mercer County Comunnity College de Nueva Yersey.

Llegó a residir a Zacatecas en marzo de 2014, donde ha realizado varias exposiciones. En 2016 surgió en ella la idea de incursionar en el diseño en joyería a modo de diálogo con su obra pictórica. En esta experiencia anteceden a Pensamientos efímeros; Corazón mariposa y Pasión de un colibrí.

Pensamientos efímeros fue inaugurada en el Teatro Fernando Calderón el pasado 8 de abril, en el contexto del Festival Cultural Zacatecas 2017, donde permanecerá hasta el próximo 26 del mismo mes.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ