Combatir corrupción e impunidad, principal reto nacional

Combatir corrupción e impunidad, principal reto nacional

Expertos nacionales y extranjeros lo han demostrado: La impunidad estimula la delincuencia de la que estamos siendo víctimas todos los mexicanos. Lamentablemente México es un país en el que la impunidad está erosionando la confianza de la ciudadanía en las instituciones y en la democracia, lo que se demuestra en el hecho de que 92 por ciento de delitos no son denunciados ante la autoridad. Ello se debe a que la inmensa mayoría de los mexicanos está convencida de la inutilidad de denunciar los delitos de que ha sido víctima, lo que también explica el estallido de violencia criminal en todo el país. A mayor impunidad, mayor número de delitos. Es una relación de causa y efecto contundente.

De acuerdo con el Índice Global de Impunidad, México ocupa el lugar 58 en una lista de 59 países que cuentan con información suficiente para ser incluidos en el cálculo del mismo. Si cruzamos la lista referida con el índice de desarrollo humano de los mismos países se concluye que los países con más alto nivel de desarrollo humano, es decir, mayor educación, salud e ingresos; así como con menor corrupción y violencia, son aquellos en los que la impunidad tiene una menor presencia.

En el caso de México, también está demostrado que la principal causa de la impunidad es el vicio mayor en la sociedad mexicana: la corrupción. Combatir ese vicio es el reto principal de los mexicanos, sin desconocer otros problemas que alejan a la gente de las instituciones, como la notable insuficiencia de jueces y magistrados con que contamos para la impartición de justicia. Los datos son dramáticos: mientras que el número promedio de jueces por cada 100 mil habitantes en los países considerados en el Índice es de 17, en nuestro país hay únicamente 4 por cada 100 mil, lo que también explica que los procesos judiciales tardan de tres a cinco veces más el tiempo que indica la Constitución como máximo para ser resueltos. Como se ve, en México no se garantiza el derecho a una justicia imparcial y expedita.

En cuanto al combate a la corrupción, expertos como Miguel Carbonell han publicado recomendaciones como las siguientes, que hacemos nuestras: “Hay que ser más acuciosos y específicos cuando se observan actos de corrupción. A niveles tan escandalosos como el de Duarte en Veracruz nadie puede llegar sin ayuda de docenas o cientos de personas que lo encubran. Se debe ir contra todos ellos”.

“Hay que mantener viva la memoria histórica de la corrupción. Nuestro deber es tener la memoria fresca, pues de otra manera la apuesta de los corruptos será hacia el olvido y el perdón. No debemos permitirlo”.

“La mejor forma de combatir efectivamente la corrupción es asegurando que las investigaciones se realizan por órganos autónomos, integrados por personas independientes de los poderes establecidos. Las ideas y sugerencias contra la corrupción pueden multiplicarse hasta el infinito. Pero una cosa nos debe quedar clara: no esperemos ninguna solución de fondo que provenga de nuestra clase política. Lo suyo es mentir y seguir robando, no atender las demandas ciudadanas para eliminar la corrupción. Por lo tanto, la solución debe venir de la ciudadanía. La solución somos nosotros, no ellos”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ