Para consolidar el turismo etílico en la entidad se debe normar su consumo

Para consolidar el turismo etílico en  la entidad se debe normar su consumo
Inauguran el 7 Congreso Internacional de Estudiantes de Turismo, que se desarrollará en esta ciudad del 4 al 6 de mayo ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Estas actividades no deben afectar la vida cotidiana de ciudadanos, coinciden académicos

■ Necesario, crear rutas de cervecerías artesanales que transiten por varios puntos del estado

En el contexto del impulso al Turismo cultural en el Centro Histórico de Zacatecas coincidieron académicos sobre otro tema que ya parece adelantársele en promoción, el “turismo etílico”, en que las autoridades deben normar y ordenar el consumo de bebidas alcohólicas, pues agregó Francisco Román Gutiérrez, director de la Unidad Académica de Historia de la UAZ, “para emborracharse no hay que ir tan lejos (…) no se puede tener turismo a costa de los ciudadanos ni afectar la vida cotidiana, hay que encontrar el equilibrio”.

En tanto que Montserrat Crivillers de la Universidad de la Sorbona, refirió que en Barcelona se ha prohibido ya el consumo de alcohol en la vía pública, y normado horarios para los establecimientos de manera que no se altere el descanso de quienes habitan aquel lugar.

Las expresiones fueron recuperadas en entrevistas por separado en la inauguración del 7 Congreso Internacional de Estudiantes de Turismo que se desarrollará en esta ciudad del 4 al 6 de mayo, en que se revisarán diversos aspectos del desarrollo turístico.

Francisco Román Gutiérrez, impulsor desde la Universidad Autónoma de Zacatecas del Turismo Cultural para la entidad, precisó que el consumo de bebidas fermentadas es parte de una tradición cultural que procede de hace 5 mil o 6 mil años, y se asocia a prácticas comunitarias, religiosas y festivas.

“El problema es cuando se descontextualiza el consumo de estas bebidas y sencillamente parece que da lo mismo beber en lunes, en martes, en miércoles…de las seis de la mañana o a las 12 de la noche…”.

Habló del maridaje entre alimentos y bebidas que permite obtener el máximo sabor de ambos componentes. Por lo que en la lógica de la promoción de la gastronomía zacatecana, que sostiene puede ser destacable a escala mundial por su acervo histórico y cultural, se requiere proponer diversas alternativas de desarrollo turístico.

Estas propuestas deben implicar una ocupación del tiempo de los visitantes y por tanto su permanencia más prolongada, cosa que no sucede si se pasa “todo el día consumiendo bebidas etílicas que al día siguiente provocan un hartazgo haciendo parecer que ya se hizo todo lo que se podía hacer y hay que buscar otro destino”.

Mencionó la necesidad de crear rutas de cervecerías artesanales o productoras de mezcales que transiten por diferentes puntos de la geografía zacatecana, donde se acompañen las bebidas con los diferentes quesos, asados de boda, preparaciones de frijoles o platillos, según temporadas festivas o significativas del pueblo de Zacatecas.

“Nuestra cultura está en función de los significados que le construimos, de las relaciones que tenemos con nuestro patrimonio edificado, con nuestra naturaleza, música, gastronomía. Esos significados son los que dan valor cultural al viaje que realizamos”. Recordó aquí el concepto de  “tour”, viaje, de donde viene la palabra turismo.

“Bueno, si le quitamos ese significado, pues para emborracharse no hay que ir tan lejos. Puede todo mundo quedarse en sus casas y ponerse borracho y ya está. Pero la delicia de viajar para consumir bebida, es la bebida con el acompañamiento comunitario, con la visita al espacio edificado, con la visita, al museo…”.

Respecto de la iniciativa Zacatecas, Capital Mundial de la Cerveza, que impulsan autoridades y Grupo Modelo, observó que para la ciudad pueden pensarse “múltiples vertientes de identidad”, pero dijo, si la etiqueta se sustenta en que sea aquí donde se produzca “la cerveza más fina por su sabor a nivel mundial, yo digo excelente. Pero si es porque somos la ciudad con más consumo en el mundo, ése no, ése no es el símbolo que buscamos”.

Zacatecas tiene condiciones históricas y un repertorio gastronómico de tradición alimenticia para que se convierta en destino mundial por estos elementos. Desde el siglo 16 se consume mezcal, aguamiel, pulque, sotol, que consisten en tradiciones que hay que cuidar y preservar, “pero ese no es el énfasis principal” que debe ponérsele para que destaque, sino su cultura integral.

Propuso que “Zacatecas debería ser declarada la capital mundial del chile seco, nuestro estado produce el mejor chile seco del mundo y no lo decimos”.

Al respecto mencionó que este 2016, y luego de un lapso de dos años de no realizarse, se llevará a cabo un segundo Festival del Chile.

Sobre la proliferación de bares, el consumo de bebidas en vía pública, los ruidos de los antros y callejoneadas, la suciedad y otros problemas que derivan de ello en el Centro Histórico, precisó, “definitivamente la autoridad tiene que hacer lo que le toca hacer, que es regular y poner orden en el consumo de bebidas, el uso de los espacios. Porque no se puede tener turismo a costa de los ciudadanos ni afectar la vida cotidiana, hay que encontrar el equilibrio”.

Por su parte Montserrat Crivillers dijo respecto del “turismo etílico” desconocer el caso concreto de Zacatecas, pero refirió otros ejemplos del fenómeno en España y observó, “no se puede considerar turismo cultural y más si estamos hablando de una ciudad que es patrimonio de la Unesco”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ