Cárceles reproducen el “círculo de la violencia”: Francisco

Cárceles reproducen el “círculo de la violencia”: Francisco
El papa Francisco saludó con abrazos a un grupo de 50 reclusos -mujeres y hombres- seleccionados por buena conducta en su visita a la cárcel de Ciudad Juárez. Foto: Gabriel Bouys

Las cárceles son un síntoma de la situación en que se encuentra la sociedad, de la prevalencia de una “cultura de descarte” que ha “dejado de apostar por la vida, de una sociedad que ha ido abandonando a sus hijos”, aseguró el papa Francisco en su visita al Centro de Readaptación Social Número 3 de Ciudad Juárez.

En un mensaje a los internos del lugar, luego de saludar 20 reclusas y 30 presos, el pontífice dejó en claro que más que procesos de rehabilitación, los penales reproducen el “círculo de la violencia” y remarcó “que el problema de la inseguridad no se agota solamente encarcelando” sino que se deben hacer acciones para afrontar “las causas estructurales y culturales en la inseguridad que afectan a todo el entramado social”.

El Papa Bergoglio dijo que para romper los “círculos de violencia y delincuencia” se ha tomado un camino errado; uno que aísla, aparta y encarcela. Se cree que la solución a esta problemática es “sacándonos los problemas de encima, creyendo que estas medidas solucionan verdaderamente los problemas. Nos hemos olvidado de concentrarnos en lo que realmente debe ser nuestra preocupación: la vida de las personas; sus vidas, las de sus familias, la de aquellos que también han sufrido a causa de este círculo de la violencia”.

Aseveró que el “engaño social” expone que “la seguridad y el orden solamente se logra encarcelando” e hizo hincapié en que “la misericordia divina nos recuerda que las cárceles son un síntoma de cómo estamos como sociedad, son un síntoma en muchos casos de silencios y de omisiones que han provocado una cultura de descarte, son un síntoma de una cultura que ha dejado apostar por la vida, de una sociedad que ha ido abandonado a sus hijos”.

El papa reconoció la labor de quienes trabajan en los centros penitenciarios, tanto a la policía como a los directivos de estos espacios y a todos los que asisten a los reclusos. De igual forma agradeció a los capellanes consagrados y laicos que forman parte de las pastorales penitenciarias las cuales ayudan a “mantener viva la esperanza” de quienes se encuentran encarcelados.

Dijo a los internos que aunque sufran “el dolor de la caída”, también sientan el “arrepentimiento de sus actos”. Reconoció que por la forma en que funcionan los centros penitenciarios, quienes están recluidos experimentan “grandes limitaciones” para lograr rehacer su vida.

“Han conocido la fuerza del dolor y del pecado, no se olviden que también tienen a su alcance la fuerza de la resurrección, la fuerza de la misericordia divina que hacen nuevas todas la cosas. Ahora les puede tocar la parte más dura, más difícil pero que posiblemente sea la que más frutos genere, pueden desde acá dentro por revertir las situaciones que generan más exclusión. Hablen con los suyos, cuenten su experiencia ayuden a frenar el círculo de la violencia de la exclusión”.

Subrayó que quienes han vivido la experiencia de estar encarcelados pueden “volverse profetas en la sociedad” y trabajar para que este tipo de “sociedad que usa y tira, no siga cobrándose víctimas”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ