Saldo

Saldo
Leo Rodríguez. Taller de Gráfica Semilla Negra. Pénjamo, Guanajuato.

Estos muchachos es que nomás no tienen llenadera, se la pasan pide y pide. Que para los libros, que para la comida, que para el celular… se les va como agua el dinero, pobres. El camión se detiene, no sé por qué, si nos dijeron que todavía faltaba como una hora para llegar, a lo mejor a alguno se le ocurrió ir a hacer de las aguas y como el baño está clausurado, por eso ha de ser la paradera. Y luego yo no sé por qué se gasta tanto si ni me habla, puros mensajes y esas cosas. Si en nuestros tiempos ni necesitábamos eso y estábamos más comunicados. Y ahora qué será ese alboroto, les pregunto a los otros y nadie sabe nada. Están armados, dice uno. Ahora sí se los cargó la chingada, oigo que gritan desde afuera. Dice que sale más barato el mensaje que la llamada, pero aun así viera nomás cómo se gasta. Los de adelante van bajando poco a poco, vemos desde las ventanillas cómo los encañonan y los registran; les quitan los cinturones, las carteras, los celulares. Efectivamente ahora sí nos cargó la chingada, pienso, mientras saco mi teléfono y antes de pisar el primer escalón para bajar del camión, mando el último mensaje. Mire ahí está otra vez, segurito que es él: “Mamá me puede poner una carga me urge”.

 

*Zacatecas. Escritora y profesora universitaria, UAZ.

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ