El Ejército no está preparado para asumir tareas policiacas: Udena

El Ejército no está preparado para  asumir tareas policiacas: Udena

■ “Los derechos humanos han sido gravemente vulnerados”

■ “Calera salta a la palestra nacional por un hecho trágico”

“El Ejército Mexicano se hunde ante la desconfianza social porque no está preparado para asumir responsabilidades policiacas, violando los Derechos Humanos”, afirmó Carlos García Murillo, miembro de la corriente Unidad Democrática Nacional (Udena) del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Tras mostrar su preocupación por los altos niveles de inseguridad por los que atraviesa el estado y luego de que el municipio de Calera salta a la palestra nacional por un hecho trágico, Carlos García afirmó que “estamos ante un gran problema, pues suponiendo, sin conceder, que las víctimas abatidas eran o no integrantes del crimen organizado, hay procedimientos y protocolos que no se cumplieron y exigimos se investigue a fondo”.

El también miembro del Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ) dijo que resulta muy sospechosa la lentitud y el silencio cómplice de Gobierno del Estado y de la administración municipal, pues su obligación en poner por delante -indistintamente del tipo de ciudadanos que se trate- la defensa a la población, que también es responsabilidad del Ejército.

En conferencia de prensa, acompañado por el dirigente del FPLZ, Felipe Pinedo Hernández y José Luis Lugo, de la misma organización, García Murillo agregó que aunque la justicia militar tiene sus procedimientos, hay vacíos que no se corresponden con la justicia civil y “nuestra exigencia es que se aclare con toda prontitud este hecho que ha conmocionado a los zacatecanos y ha desgastado con un alto costo a las fuerzas armadas”, puntualizó.

Por su parte, Felipe Pinedo expuso que está en riesgo la estabilidad nacional, donde Zacatecas se suma a hechos lamentables como el de Tlatlaya, Aquila y ahora desafortunadamente Calera, así como a Tamaulipas y Sinaloa.

Carlos García Murillo lamentó asimismo las graves declaraciones de las autoridades, cuando dice la procuradora Leticia Soto que no dieron a conocer con oportunidad los hechos porque era sábado, “lo que significa pues que las autoridades sólo trabajan semana inglesa, mientras que el sábado y domingo dejan a los ciudadanos sometidos a la delincuencia organizada”, sostuvo.

Reiteró la exigencia de que se aclaren estos hechos, porque crece el ambiente de desconfianza en una institución que históricamente se había conservado por su honestidad, pero desafortunadamente esta guerra impulsada por los gobiernos panistas y que le da continuidad Peña Nieto, ponen en una situación delicada al país y a Zacatecas.

Por su parte, Felipe Pinedo Hernández dijo que no basta con la detención del coronel y tres militares más, porque hay más autoridades involucradas y además debe haber una investigación profunda porque en Zacatecas hay 120 desaparecidos y sería bueno saber a cuántos ha abatido el Ejército, a cuántos la Policía Estatal, a cuántos la Policía Ministerial y a cuántos el crimen organizado.

Complementó que el involucramiento de autoridades estatales en hechos sangrientos es más que evidente.

Mencionó que en Zacatecas los ciudadanos estamos en medio de una guerra, lo que demuestra que no hay una política clara en torno al combate a la delincuencia organizada, a la prevención del delito y mucho menos estrategias para castigar a culpables.

 

Controversiales, declaraciones del Ejército: CNPA

Carlos Ramos Alva, miembro de la Comisión Política de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), se refirió a la versión del Ejército con respecto al enfrentamiento en Ostula, Michoacán, en el que murió por un tiro el niño Idilberto Reyes García, en el cual, el cuerpo castrense asegura que “ellos no dispararon y que los comuneros se atacaron entre sí”.

Calificó de controversiales las declaraciones del Ejército, toda vez que, a decir de Ramos Alva, no fue sólo un encuentro, sino que hubo un operativo que se desarrolló en un perímetro de 30 kilómetros, dentro del cual está la comunidad de Ostula.

En su intervención, José Narro Céspedes, dirigente nacional de CNPA, afirmó que por todo el país existen hechos similares a los ocurridos en Michoacán.

Dijo que  la salida de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, “probablemente sea parte de los acuerdos con la delincuencia por parte del Gobierno”.

Además, Narro se refirió a los siete desaparecidos en Zacatecas, cuyos cuerpos fueron encontrados en Jerez.

“El Ejército, la Policía Federal y la Policía Estatal de alguna manera están coludidos con el crimen organizado, esto es el hecho más grave.”

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ