Empresa total

Empresa  total

Las buenas intenciones no son suficientes para alcanzar grandes logros en las empresas. Es decir, no basta que los líderes demanden “ponerse la camiseta” ni es suficiente con declarar de manera sugestiva la importancia de alcanzar mejores niveles de desempeño positivo en las organizaciones a cambio de premios.

Está demostrado que es indispensable contar con mecanismos físicos con los que se pueda monitorear el desempeño de los equipos de trabajo, en especial cuando se pasa por ciclos de alta tensión como disminución en el ritmo de crecimiento o cambio en las políticas de compras de los clientes.

En fin, las crisis demandan nuevas formas creativas de enfrentar los desafíos que en tiempos de estabilidad parecen manejables. Es por ello que se debe estar en constante monitoreo de los resultados que se alcancen teniendo como referencia las metas que se deben lograr para iniciar un nuevo ciclo.

Entonces se hace indispensable el tablero que indique al menos los 3 siguientes datos: meta, alcance y compromiso para el siguiente período, que se recomienda que sea semanal, ya que es la frecuencia más apropiada por mantener frescos los acontecimientos pasados y los compromisos para ese futuro inmediato.

En efecto, el tablero hace las veces de marcador en un juego al que se revisa y ejerce influencia en la emoción de los jugadores, lo cual mantiene la energía y el enfoque justo para hacer lo mejor que se sabe que se puede hacer y a veces extraer habilidades ocultas que aumentan las posibilidades de ganar.

Y es que en las empresas se dice regularmente que los colaboradores forman equipos de trabajo, pero eso “equipos” requiere de tratarse como tal. Estar ahí, haciendo su mejor esfuerzo para ganar un juego que se puede ganar y no simular de manera conveniente sólo para cumplir de forma mediocre las funciones un puesto.

La mayoría de las veces se dictan órdenes, reglas, instrucciones, e inclusive metas, a las que poco se les da importancia, por más que el directivo de más alto rango le parezca que si no se cumplen, difícilmente se puede aspirar a un nivel superior de desarrollo y que se pueden tomar medidas extremas como recortes de personal.

En Empresa Total hemos escuchado incontables veces que adoptar prácticas como llevar un tablero que sirva de monitor del desempeño es propio de otras culturas y que por lo tanto es complicado adoptarlo como parte del estilo empresarial. Sin embargo, en todos los deportes se lleva y todos nos guiamos por el marcador para saber cómo va nuestro equipo favorito.

Entonces sólo se trata de justificaciones “culturales” la realidad es que todos entendemos la importancia de conocer las estadísticas y lo útil que es la comparación de los logros con respecto a los objetivos o a lo que representa ser el rival. ¿Entonces por qué no adoptar los marcadores en los equipos de trabajo laborales?

Amigo empresario, considere aplicar un tablero para sus equipos de trabajo. No sólo al equipo directivo, sino a todos los niveles pues sobre todo en los niveles operativos es donde suceden las cosas más importantes, porque es ahí donde se produce o donde se está en contacto con el cliente y dependiendo de cómo se rompan marcas ahí, es como su empresa evolucione.

En resumen, piense en un solo objetivo que quiera lograr, después piense en qué es lo que le representa competencia o reto a vencer como en cualquier deporte. Ilustre la tendencia en el desempeño de ambas cosas y haga compromisos. Finalmente esfuércese y propicie que sus colaboradores se esfuercen y se comprometan también de manera clara y bien relacionados con el objetivo.

Cada semana haga que se reúnan los equipos de trabajo en torno al tablero y expliquen breve, objetivamente y sin justificaciones lo que sucedió y lo que se comprometen a hacer que suceda para acercarse más a las cifras pretendidas. Notará que el liderazgo se torna más fácil porque todos participan con una comunicación fluida y transparente.

Parece simple, pero un tablero de esta naturaleza ha hecho posible en empresas de todo el mundo que el personal se comprometa y por consiguiente que haga su mejor esfuerzo con la valiosa recompensa de la automotivación, que es una demanda generalizada en cualquier tipo de empresa sometida a sobrevivir en un torbellino de urgencias, emergencias y todo tipo de acciones que no sólo distraen, sino que obligan a la improvisación y a la toma de riesgos innecesarios y altamente costosos por errores derivados de la falta de un buen sistema para ejecutar a lo planeado.

En suma, resulta paradójico que en las organizaciones se asigne tanta importancia a una planeación que es devorada por los torbellinos de acciones operativas, a falta de un sistema de ejecución que demuestre su eficacia.

Así que, no es suficiente planear. Lo que sigue es ejecutar. Después monitorear con tableros para hacer la magia de alcanzar metas asombrosas por su capacidad para mantener el enfoque inteligente que es necesario en toda empresa que realmente desea materializar sus planes. ■

 

Para implementar con eficacia de las herramientas comentadas, dirigirse a:

[email protected]

492-544-4502

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ