Hackeó NSA cuentas de correo electrónico de Presidencia, por años

Hackeó NSA cuentas de correo electrónico de Presidencia, por años

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) hackeó cuentas de correo de la Presidencia de México por años y obtuvo información interna “lucrativa” –en sus propias palabras– sobre toma de decisiones del sistema político mexicano, a través de su división especializada en espionaje denominada “Operaciones de acceso personalizado” (Tailored Acces Operations, TAO). El ex presidente Felipe Calderón, el mandatario que colaboró de manera más estrecha con Washington que todos sus antecesores, fue uno de los blancos del espionaje estadunidense, reveló hoy la revista alemana Der Spiegel.

La operación TAO produjo en mayo de 2010 un informe, clasificado en la NSA como “ultrasecreto”, que reportaba la tarea de espionaje como “misión cumplida” y afirmaba que la exploración del servidor interno de la presidencia mexicana, utilizado además por todo el gabinete, resultó ser “una fuente lucrativa”, ya que permitió explorar y seguir todo tipo de información diplomática, económica y de liderazgo del gobierno del sexenio pasado.

La periodista Laura Poitras, quien obtiene información directa del analista informático de la NSA Edward Snowden, actualmente asilado en Moscú, realizó para la principal revista alemana –con su millón de ejemplares impresos a la semana Der Spiegel es el semanario de mayor circulación en Europa—el reportaje en colaboración con Jens Glusing, Marcel Rosenbach y Holger Stark.

La misión de espionaje de la presidencia mexicana se llamó Flatliquid, según un documento filtrado por Snowden y analizado por los periodistas de Der Spiegel. La revista anticipa que, con la ampliación de las filtraciones iniciales que dio a conocer la televisora brasileña O Globo a principios de septiembre, las relaciones entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y Washington “se tensarán”.

Con las revelaciones del periodista Glen Greenwald en el programa Fantastico, la presidencia mexicana fue reticente a reaccionar con la firmeza con la que lo hizo la presidenta brasileña Dilma Roussef, quien incluso canceló una visita de Estado al presidente Barack Obama. En ese primer momento, Peña Nieto apenas se limitó a anticipar que “pediría una investigación” sobre el asunto. No se le dio mayor seguimiento, al menos públicamente.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ