Entrevista con la historia

Entrevista con la historia

Tuve el gusto de conocer la Sociedad Cooperativa Limitada de Hornachos. Fundada en 1997, la integran 358 socios que sededican a la elaboración de aceite de oliva virgen extra convencional y de producción ecológica.http://tinyurl.com/p4ptpgs

Esta empresa, ubicada en las faldas de la Sierra Grande de Hornachos, Badajoz, España, ha hecho del cultivo ecológico de la oliva su principal producto (se realizasin emplear productos químicos ni para el abonado ni para combatir plagas). Actualmente en miles de explotaciones agrícolas diseminadas por toda Europa se obtienen alimentos ecológicos, conservandola fertilidad de la tierra y el medio ambiente. De acuerdo con el “Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo”, en 2008 operaban unas 197,000 explotaciones agrícolas de este tipo en la Unión Europea (UE)http://tinyurl.com/q56n87d

Estamos hablando de un mercado alimentario global que pasó de 0.5% al 4% entre 1997 y 2006. En este contexto funciona la cooperativa: una empresa exitosa que conducen los propios productores con el talento que exige la calidad que demanda el mercado y con la capacidad de generar un superávit que beneficie a los socios.

Pero, ¿qué tuvo que pasar para obtener una botella perfecta, con el color verde amarillo y el delicado sabor del aceite ecológico Castillo de Hornachos? Lo más interesante de mi experiencia con esa empresa del castillo moro es que este desarrollo no se entiende sin recuperar la historia depersonas como Manuel Torres, un hombre de 80 años, luchador incansable contra la dictadura de Franco, socialista, sabio y productor retirado de aceite ecológico.

Lo primero que me dijo Manuel es que las cooperativas funcionan. “Cuando empezamos se burlaban de nosotros. Los grandes comercializadores a los que entregábamos nuestra aceituna decían que nunca podríamos hacer las cosas por nosotros mismos. Para ellos era imposible que nosotros, simples campesinos, hiciéramos nuestro propio negocio.

Fueron años de trabajo de organización, de lucha, y de comprender que para competir en el mercado necesitas calidad, y que teníamos que aprovechar las condiciones que nos daba la participación de España en la Unión Europea. Pusimos reglas claras: la cooperativa está al servicio de los socios y los socios ganan de acuerdo a la cantidad y calidad de las aceitunas que aportan. Si es mucha y buena ganan mucho. Si es mucha y regular ganan menos. Si es poca y mala no ganan. La calidad de nuestro aceite está certificada. Por eso ya tenemos vendida toda la producción de Castillo de Hornachos de 2014 a Estados Unidos”

El éxito de los cooperativistas también se puede medir así: moltura 3 millones de kilos de aceitunas, de las cuales 70% es ecológica. Posiblemente esta sea la mayor cooperativa de aceite ecológico de Extremadura, una comunidad autonómicaque representa la segunda mayor extensión de hectáreas y número de árboles de olivo en España, luego de Andalucía, de acuerdo con la Agencia para el Aceite de Oliva. http://tinyurl.com/pln47jl

Los derechos se ganan. “Nuestra primera experiencia de ampliación de derechos la tuvimos en la República. Pero no me tocó: era muy chico en 1936. Mi tiempo fue luchar contra la dictadura toda la vida.Cuando murió Franco yo tenía 42 años. Todos esos años luchando, muchas veces comiendo sólo un pedazo de pan. Luego han venido otros 38 en los que conseguimos derechos para todos: seguridad social, pensión universal, todos los niños en la escuela. Yo aprendí a leer a los 19 años; mis hijos fueron a la universidad. Nuestra cooperativa es resultado de nuestra lucha por los derechos.”
Los derechos se pierden. “La corrupción y malas decisiones, de izquierda y derecha, tienen a España en una grave crisis. Hace unos años la seguridad social me daba las medicinas para mi esposa enferma; ahora eso no podría ocurrir.

Eso es perder derechos. Nuestros hijos y nuestros nietos tienen que migrar otra vez. Cuando yo era chico muchos se iban porque aquí no había de qué vivir. Yo tengo un amigo que se pasó 20 años en Alemania y 10 en Francia. Muchos salieron de España para sacar adelante a sus familias. Ahora nuevamente los jóvenes no tienen trabajo y tienen que luchar, aquí o en otra parte. Los hay que luchan. Otros nacieron con zapatos y no tienen memoria. Falta memoria y cojones.”

Manuel mira una España en crisis, con una izquierda en buena medida responsable de ésta y a una derecha contraria a una sociedad de derechos. El gobierno rescata a los bancos y elimina“gastos”, como el transporte para niños que caminan 14 kilómetros para ir y venir de la escuela. El desempleo juvenil alcanza el57%. Para D. Stuckler y S. Basu (2013) España paga el costo de optar por la austeridad (y no por el estímulo económico) y “la austeridad mata”. Además del “recorte”, permanecen enEspaña sombras del pasado. La vieja derecha franquista huele horrible. ¿Dónde está el cadáver de García Lorca y el lugar de miles de sepulturas con asesinados por el franquismo? El país ya no tiene un rey relevante, sino un hombre perdido, que mata especies en peligro de extinción y pide osos borrachos para matar a gusto.

Difícil panorama. España saldrá adelante con gente como Manuel que, a sus 80 años, dice que la lucha por los derechos nunca termina y que una nueva República vendrá. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ