23.1 C
Zacatecas
martes, 6 diciembre, 2022
spot_img

Las personas, máximo objetivo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Marco Vinicio Flores Guerrero •

La semana pasada comentamos que para resolver los problemas que enfrentan 885 empleados y 24 mil derechohabientes es urgente asumir el Acuerdo por el Rescate del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (ISSSTEZAC), que incluye todas las acciones necesarias para darle vialidad al Instituto.

- Publicidad -

El acuerdo propuesto requiere la participación de diversos sectores, porque sin la colaboración de dependencias gubernamentales, sociedad y trabajadores no podría arribarse al consenso indispensable para ejecutar las reformas estructurales que edificarán un nuevo instituto más dinámico, justo, pertinente y autosostenible.

Por su parte, el Instituto, con una Junta Directiva que asumirá con entusiasmo y devoción las mayores responsabilidades, junto con la base trabajadora, emprenderá un saneamiento integral que abarcará las ineludibles cargas tributarias conforme a la Ley. En esta parte, el ISSSTEZAC en conjunto, deberá desprenderse de prerrogativas que a la luz de las nuevas situaciones provocadas por imprevisiones, omisiones o errores, más alteraciones por cambios en materia financiera en el estado, el país y el mundo, imponen nuevas actitudes ante fenómenos económicos no apreciados en el pasado.
Si en el panorama de principios de año el futuro estaba sembrado de riesgos y amenazas, con el advenimiento de la pandemia del Covid-19, que ya lesiona economías de los países más poderosos, y derrumba esperanzas en naciones empobrecidas como México, ahora las dificultades se han profundizado.

No se piense que los problemas generados por el coronavirus son coyunturales y pasada la pandemia regresará el mundo al punto donde estaba antes de que desde China comenzara a propagarse el letal virus. En realidad, el Covid-19 ha servido para demostrarle a la humanidad lo mal que ha planificado su desarrollo y lo equivocada que estaba o está, al creer que bajo el mismo sistema de explotación capitalista podría perpetuarse la multiplicación de la riqueza, para unos pocos, mientras quienes viven en pobreza extrema, más del 50% de la población mundial, continuaría conformándose con sobrevivir.

Cruelmente el Covid-19 nos enseñó que esa visión de desarrollo siempre estuvo totalmente equivocada y solo era necesario el surgimiento de una crisis mundial para dejar a la vista errores fatales que no deben persistir, so pena de llevar al mundo y la humanidad a una inimaginable hecatombe.

Así, tras de la pasajera pandemia, y al amparo de una etapa histórica mundial en la que los cambios y las reformas deberán ser estructurales, se plantea lo que deberá ser el ISSSTEZAC de un mañana que ya comenzó hoy y en el cual trabajamos, incluso bajo las limitaciones de la Sana Distancia y el Quédate en casa.

Con la fuerza impuesta globalmente por ineludibles exigencias traídas por la naturaleza o quizás la irresponsabilidad humana, las reformas de gran calado requeridas por el Instituto deberán ser asimiladas con pleno convencimiento y perspectiva visionaria.

Queda claro que los cambios por venir deben colocar en el centro de todas las preocupaciones a las personas, a los trabajadores de toda índole. En nuestro caso, la seguridad de los trabajadores al servicio del estado, o mejor dicho, al servicio de zacatecanos y zacatecanas, es una prioridad en la que nos esforzamos día a día, pero este no es trabajo de un equipo, de una directiva, sino de todo el personal actualmente laborando y de jubilados y pensionados, y de toda la sociedad zacatecana, porque nada que le sea favorable a una entidad gubernamental deja de serle favorable a todos los sectores de la población.

Como los tiempos y la sociedad lo demandan, el Acuerdo para el Rescate del ISSSTEZAC es un pacto de buena voluntad que establece compromisos de corto plazo para darle vialidad al instituto y al Sistema de Pensiones del Estado, cuyas características esenciales son la transparencia y la rendición de cuentas, conceptos que regirán todas y cada una de las acciones y a todos y cada uno de los actores; por eso, su conformación exige participación y pluralidad.

En cuanto a la calidad, debe ser viable y medible, lo cual implica la revisión constante de sus metas para conocer resultados y derivar de ellos las acciones pertinentes. Darle estas características implica pleno respeto a las leyes y normas vigentes, sustento primordial sin el cual carecería de legitimidad.

Como gran aspiración, siempre con el absoluto respeto a los derechos humanos y los derechos laborales, el Gobierno de Zacatecas coloca a la persona humana como eje central de todo su desempeño. Todo por zacatecanos y zacatecanas, porque son el máximo objetivo.

*Director general del ISSSTEZAC

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img