El Mirador de Heródoto Hoy más que nunca valoremos a nuestro personal de salud; mayo, mes mundial de la Enfermería

El Mirador de Heródoto Hoy más que nunca valoremos a nuestro personal de salud; mayo, mes mundial de la Enfermería

Ser una enfermera es hacer lo que nadie más quiere hacer,
de una manera que nadie más lo puede hacer
y en cualquier circunstancia.
Rawsi Williams.

Como todos hemos visto, la pandemia del coronavirus ha trastocado distintos ámbitos sociales, además del de la salud. Frank Snowden, quien se ha dedicado a estudiar el impacto de las grandes epidemias en la humanidad, considera que crisis como estas reviven un viejo duelo entre lo mejor y lo peor del hombre.

En entrevista para la BBC, el profesor emérito de historia e historia de la medicina en la Universidad de Yale (EU) explicó que una constante en la historia de las epidemias ha sido la búsqueda de chivos expiatorios, la cacería de brujas.
“Con el coronavirus vimos que en Italia se buscó al paciente cero con la idea de culpar a alguien, que los barrios chinos se volvieron pueblos fantasmas en ciudades occidentales, una persona asiática fue atacada en un metro de Nueva York…”, agregó.
En esta edición, como se ha mostrado desde marzo, se busca inclinar la balanza hacia lo mejor de la humanidad y promover acciones que ayuden a generar una conciencia social que disminuya los efectos del Covid 19.
Ante los ataques al personal médico en por lo menos 22 entidades de México —estadística en la que lamentablemente está incluida la de Zacatecas—, vale la pena recordar lo mucho que el personal de salud hace cada día en favor de los pacientes, pese al riesgo que implica, tanto a nivel personal como familiar. Por su imprescindible labor, esta comunidad es encabezada por médicos y enfermeras, pero recordemos que la integran más profesionistas y personal de apoyo cuyas labores convergen en el mismo propósito: atender y preservar la salud de su población.
Seamos conscientes, desde que inició la pandemia, estas personas arriesgan su vida día a día, y lo que menos podemos hacer es permitir que su misión no se vea frustrada con actitudes agresivas ni discriminatorias, mucho menos con aquellas que dañen su patrimonio y espacios de trabajo. Perjudicarlos a ellos siempre tendrá un efecto búmeran, pues en algún momento sufriremos las consecuencias.
En esta pandemia, el panorama en sí no es alentador. Con corte al 5 de mayo se registraron 3,609,207 infectados y 255,824 muertos en el mundo. A nivel nacional las cifras fueron 24,905 casos confirmados y 2,271 decesos. En Zacatecas, que recién entró a la fase 3, el número de infectados llegó a 121 y el de fallecidos, a 17, con apenas 13 recuperados.
Ahora destaquemos el lado bueno del ser humano, recordando logros. Este 12 de mayo se conmemoran 200 años del nacimiento de la madre de la Enfermería moderna, Florencia Nightingale, razón por la que desde 1965 en esa fecha se celebra el Día Internacional de la Enfermería.
El 2020 fue declarado por la OMS como el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, en homenaje a los profesionales que tanto contribuyen a la salud en todo el planeta y cuya existencia es imprescindible en esta pandemia.
En “Historia de la Enfermería”, María Teresa Molina presenta la línea del tiempo que en relación con esta profesión realizaran Lavinia L. Dock e Isabel M. S., señalando que los antecedentes se encuentran en la misma aparición del hombre, en las acciones de la madre primitiva, cuidadora y salvaguarda de la familia y su entorno.
Posteriormente, evoluciona hasta la etapa precristiana como mujer hechicera, diosa de la salud en las diferentes civilizaciones del mundo, para llegar a la primera diaconiza cristiana de nuestra era. Del siglo V al XV siguieron figuras como la matrona romana, la abadesa monje benedictina y las hermanas agustina, del Espíritu Santo y de la caridad. De los siglos XVI al XIX, ejerce las acciones de sirvienta o diaconisa de enfermera secular hasta que en 1850 aparece Florencia Nightingale como la iniciadora de la profesionalización de la Enfermería.
Después de su legado, la enfermera evoluciona hasta nuestros días como una profesional de la salud en diversas ramas, que van desde la administración y la docencia hasta la especialización en las diferentes áreas de la medicina.
Respecto a los antecedentes de nuestra BUAZ, en 1870 iniciaron las inscripciones en el entonces Instituto Literario para formarse como parteras. A partir de 1958, cuando se formalizó la Escuela de Enfermería, la institución evolucionó bajo la tutela de los médicos, así, los médicos Luis Figueroa Ortiz, Antonio Aguilar Rodríguez, Roque Martínez Lugo y Raymundo Orozco Hernández fueron sus primeros administrativos.
Convertidas en enfermeras, conjugando espíritu de servicio y capacidad, las mujeres se han ganado la dirección de la institución, desde 1977. Las primeras en ocupar tal función, con calidad de interinas, fueron Evangelina Oyervides Rivera (1977-1980); Martha Escalante Guerra (1980-1981); Ma. Isabel Medina Hernández (1982-1985); Raquel Rodríguez Andrade (1993-1994); y Alicia González Avelar (1994-1996).
Las directoras por elección han sido Ma. Isabel Medina Hernández (1985-1992); Agripina Gutiérrez de la Isla (1992-1993); Patricia Lugo Botello (1996-2004 y 2012-2016); Ma. Isabel Martínez Salazar (2004-2008); Ma. Luisa Villalobos Macías (2008-2012); y Perla María Trejo Ortiz, del 2016 a la fecha.
Hoy más que nunca valoremos a nuestro personal de salud.
Así se observa el mundo desde el Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ
[email protected]
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ