■ Miscelánea ¡Entre la pandemia y la negligencia!

■ Miscelánea ¡Entre la pandemia y la negligencia!

Desde mediados del 2018, la H. Suprema Corte de Justicia de la Nación fijó jurisprudencia para autorizar el consumo recreativo o lúdico de la marihuana, al resolver por cinco veces consecutivas, sin ninguna en contrario, sobre la inconstitucionalidad de la prohibición absoluta al uso lúdico.

Esta determinación histórica de la Corte, implica que cualquier ciudadano pudiera ser autorizado para sembrar, cultivar y cosechar la planta previa solicitud de permiso al Gobierno federal y en cuanto tenga como fin el uso recreativo o lúdico.

Es necesario anotar que desde 2017 fue avalado el uso medicinal de la cannabis (elemento activo que aparece en las floraciones de la planta. Solamente en las floraciones y no en tallos, raíces ni semillas).

La negligencia de la Comisión federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y de legisladores, hace que, a tres años de distancia, no se hayan establecido los lineamientos o la regulación correspondiente, de tal manera que, adelantándose los Estados Unidos, importan con autorización de Cofepris, medicamentos a base de los tetrahidrocannabinoles. Un frasco con 30 cápsulas para uso medicinal de control de epilepsia, tiene un precio de $ 30,mil pesos. Cuando, con elaboración en Laboratorios de la UNAM o del IPN o de la UAZ, tendría un precio de 500 a mil pesos.

A finales de 2019, la Suprema Corte hizo un llamado a los legisladores federales, a fin de que emitieran la reglamentación necesaria no sólo para el uso lúdico (venta-compra y consumo), sino en general:

a),- La siembra, cultivo y cosecha de la cannabis o marihuana o mariguana.
b).- los lugares de siembra y mecanismos de riego. La contratación de trabajadores.
c)- Autorización a particulares
d).- El corte de las floraciones con su contenido de tetrahidrocannabinoles. Su custodia y laboratorios de destino.
e).- El uso de los tallos y ramificaciones para la industria con el uso del cáñamo para la elaboración de telas de alta resistencia.
f).-La distribución de telas e hilos a particulares
g).- El uso alimenticio de semillas
h.- La elaboración de cigarros y su distribución y venta.

Entre otros.
Y se llegó al mes de abril y los legisladores no legislaron al respecto, por lo que, cual si se tratara de niños malcriados que no hacen la tarea, la Suprema Corte de Justicia ( SCJN), “acordó ampliar el plazo para que el senado pueda dictaminar la legislación relativa a la regulación del uso de la cannabis”, La Jornada” 18 de abril de 2020.

“La legislación deberá estar lista a más tardar cuando termine el siguiente período de sesiones del Senado, es decir, el 15 de diciembre”.

Para cuando nos deje en paz el cocovirus y con ello termine la pandemia que azota al mundo, México entrará, según los especialistas en economía, en una crisis de desempleo terrible y no será suficiente con los recursos que el Gobierno de López Obrador
Está distribuyendo para sanar la economía o siquiera estabilizarla.

El Gobierno habla de la creación de más de dos millones de empleos. Ojalá, pero se ve difícil, por ello es que los mexicanos no debemos perder la oportunidad que la naturaleza da a nuestro país por su ubicación geográfica, donde se produce una planta a la que el secretario de salubridad del Gobierno de Lázaro Cárdenas llamó “planta inocua que sólo trae beneficios”. Doctor Vieyra Salazar ante el Senado de los Estados Unidos.

Y, repito un tema ya analizado porque hoy con la negligencia de los senadores se actualiza:
En 1940, el Presidente Lázaro Cárdenas despenalizó la cannabis o marihuana, con el fin de aprovechar los usos que sus propiedades proporcionan: El uso médico con los tetrahidrocanabinoles y el uso alimenticio con las semillas, pero, al parecer fundamentalmente el uso industrial con el aprovechamiento de los hilos de cáñamo para la elaboración de ropa, casas de campaña, paracaídas y tenis.
En aquel tiempo se impulsaba en los Estados Unidos la producción del Naylon y su principal empresario era Du´Pont., protegido del gobierno norteamericano.
El gobierno de los Estados Unidos advirtió al gobierno del Presidente Cárdenas sobre el retorno a la prohibición del cáñamo o marihuana y dejó de suministrar vacunas para la polio y viruela que enviaba a México: El gran Presidente Estadista Lázaro Cárdenas retornó a la prohibición y señaló: “Sin ciencia y sin tecnología no hay soberanía”.
Los tiempos han pasado. La naturaleza nos da a los mexicanos la oportunidad de crear los dos millones de empleos que López Obrador ofrece, sólo que es necesario dejar la negligencia y hacer la tarea que los mexicanos exigimos a los legisladores: La reglamentación sobre los usos de la cannabis. Ya la tiene la República de Uruguay. ¿Nosotros por qué no?
Sería imperdonable por negligencia o por acatar algún mandato de los Estados Unidos. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ