La crisis y el Estado

La crisis y el Estado

El mundo y la nación viven una triple crisis muy grave y sin precedentes: el peligro de la salud y la vida de la humanidad, la caída de la economía local e internacional y el desempleo, como nunca antes.

Solo la enorme organización de un Estado fuerte puede hacer frente a esa crisis, un Estado responsable de la salud, educación y economía de la sociedad; un Estado organizado regional, nacional e internacional que cumpla las normas de esos tres niveles, un Estado Social con sentido humanitario. Justo el Estado que desmanteló el neoliberalimo para adorar al Becerro de Oro: el lucro, la ganancia y el capital.

En México se desmanteló el sistema de salud desarrollado de 1935 y 1943 en adelante, reduciendo el presupuesto de salud pública de De la Madrid a Peña Nieto (como se hizo con la educación, vivienda, pensión y prestaciones sociales), para beneficiar la salud privada. A los tres organismos básicos –Sría. de Salud, IMSS e ISSSTE- les redujeron como nunca sus presupuestos; la sola caída del salario de 1982 a 2018 castigó las cuotas base del presupuesto; luego bajaron la cuota patronal. Destrozando así el servicio nacional de salud.

Pero hay uno peor: el de Estados Unidos (EU), diseñado al servicio del gran capital, se maneja con seguros de bancos. Los Reagan & Thatcher iniciaron el neoliberalismo en los años 70 (favorecido con la caída del socialismo en 1990) e instituido en el Consenso de Washington en 1990 y lo apuntalan Banco Mundial, FMI, OCDE, OTAN, OEA, etc. El modelo no es un derecho humano sino mercantil: “rásquese cada quien con sus uñas”; es individualista y antepone el lucro; egoísta, como la moral e ideología neoliberal.

El Estado neoliberal es contrario al de Bienestar, éste creado por el presidente Roosevelt en los años 30 en EU, para hacer frente a la crisis del 29, al desempleo, salud y educación de la mayoría ciudadana, por eso reeligieron 4 veces al demócrata. Luego hasta Obama, se crea el Seguro Médico Federal de ayuda a los pobres.

Aquí, el Estado Social surge de la Revolución del 10, del proyecto de nación de la Constitución del 17 y se conforma con el cardenismo de 1934-40. Cobra impulso con el crecimiento y organización de sindicatos y los pactos de contratos colectivos de trabajo, con las huelgas y luchas por la salud, educación, vivienda y pensiones, las comisiones mixtas de seguridad e higiene, etc. Todo lo cual presionó para formar el IMSS en 1943, el mejor modelo de salud obrera.

En nuestra era el mundo se derechizó, salvo Cuba y unos más. La Unión Europea se corrió a la democracia simulada. Trump y Bolsonaro sus estandartes, al hablar la crisis los exhibe impotentes e incapaces. La ONU se acostumbró hablar muy bajo. La OEA exhibe su miseria en la crisis, y el gobierno de EU no puede explicar las causas de la pandemia en su territorio, la más grave del mundo. Porque los neoliberales desde los 70, impusieron adelgazar todos los estados, como lo ordenó el Consenso de Washington: desmantelar los estados sociales y privilegiar al gran capital. Así fue el rescate de la banca de EU, en la crisis mundial de 2008 y 2009.

Aquí el rescate de la banca con Fobaproa, fue pagada por el pueblo, para después hacer un segundo negocio: privatizar la banca. En los 36 años de gobiernos neoliberales hubo muchos “rescates” a favor del gran capital, como lo recuerdan con ironía Fernández–Vega y Gertz Manero (Modelo para robar) en La Jornada del 6-IV-20.

En toda la prensa y medios, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la cúpula empresarial, reaccionó y se opuso a la propuesta económica y de empleo de Andrés Manuel López Obrador ante el Covid-19. Dijo: “parece una propuesta incompleta”, y haciendo valer su alta moral e ideología, dijo: “Siempre hemos puesto a los trabajadores, sus familias y el país como nuestra prioridad.” (La Jornada 16-IV-20).

En efecto, hizo gala la prioridad empresarial en 36 años: bajó como nunca el salario nacional, destrozaron la estabilidad en el empleo o la base, impulsaron la política “cero huelgas”, debilitaron los sindicatos y centrales atados al PRI, los oligarcas se divirtieron creando sindicatos, como los blancos, para tener más ganancias; crean el virus outsourcing y los contratos colectivos de protección patrona (CCPP), sin control hoy. Al contrario, encuentra defensores como Ricardo Monreal.

¿Qué hizo la mayoría de las y los militantes de Morena, ante la embestida empresarial por medios y redes? ¿Cuál fue la postura de los que dijeron que apoyarían a AMLO y su política social? O, acaso ¿Les preocupa más la reelección, los puestos y la división interna? La Secretaría de Trabajo y la Junta Federal: qué hacen ente el creciente desempleo, la seguridad e higiene en empresa, la falta de comisiones mixtas, con el outcourcing y el virus, lo más urgente. Los escuchamos informar, pero no hay acciones de ellas.

Es evidente que con las tres crisis: de salud, económica y empleo, hay otra más compleja: la del Estado. Todas se debaten y están en la lucha de clases del mundo: ¿qué Estado necesitan los países para salir de la crisis y no volver a caer en otra, peor, que incluya el medio ambiente?

El Estado puede ser el representante de toda la sociedad, el único que tiene capacidad para organizar la ciudadanía y organizar la economía, el que puede tener un compromiso social. Pero depende de las manos en que esté y la lucha que dé el pueblo para que cumplan la Ley.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ