Cobro excesivo por agua viola derecho humano a la misma, planteado por la ONU

Cobro excesivo por agua viola derecho humano a la misma, planteado por la ONU
Decenas de personas llegaron a Jiapaz para exigir una explicación por el aumento a tarifas ■ fotos: ALEJANDRO ORTEGA NERI, ANDRÉS SÁNCHEZ Y CORTESÍA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


■ El PNUD sugiere que el costo del líquido no debería superar 3% de los ingresos del hogar

■ Según la OMS, son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona al día para garantizar que las necesidades básicas queden cubiertas

■ Para innumerables familias, la nueva tarifa de Jiapaz significó un aumento de más de 100%

■ Vecinos de diferentes colonias de la capital acudieron a la Junta a que les explicaran por qué se registraba un aumento considerable, incluso, impagable para muchos

■ Echar atrás el aumento de la tarifa del agua significaría que el líquido no llegue a las colonias: Benjamín de León

■ La solución es hacer un gran acuerdo, un proyecto multianual en el que los que conforman la Junta hagan un esfuerzo a largo plazo: Ulises Mejía

 

El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y el saneamiento, reafirmando con esto que son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La resolución exhortaba a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recurso financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los que se encuentran en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

Ya desde el año 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales había referido que el derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna, según se establecía en el artículo 1 de la Observación General número 15, la cual defiende también el derecho al agua como el derecho de cada una de las personas a disponer de suficiente, asimismo saludable y aceptable, físicamente accesible y asequible para uso personal y doméstico.

Reconocer este derecho y hacerlo además efectivo, se aseguraba, podría ser una manera de estimular a la comunidad internacional y a los gobiernos para que redoblaran sus esfuerzos y poder satisfacer las necesidades humanas básicas y, sobre todo, para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que referían en qué consistía tener “suficiente” agua, “saludable, aceptable, accesible y asequible”.

Para los ODM, el abastecimiento de agua por persona debe ser “suficiente y continuo” para el uso personal y doméstico, es decir, para beber, el aseo personal, la preparación de alimentos, la limpieza del hogar y la higiene. Y es que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona al día para garantizar que las necesidades básicas queden cubiertas, entre las que se incluyen las concernientes a la salud.

De igual manera considera que tanto el agua para el uso personal como el doméstico deben ser saludables, es decir, libre de microorganismos, sustancias químicas y peligros radiológicos que constituyan una amenaza para la salud humana. Pero también, se establece, debe ser aceptable, es decir, presentar un color, olor y sabor aceptable para ambos usos, por lo que todas las instalaciones y servicios de agua deben ser culturalmente apropiados.

Asimismo debe ser “físicamente accesible”, lo que significa que los servicios de agua y saneamiento deben estar situados en la “inmediata cercanía del hogar, las instituciones académicas, los sitios de trabajo o las instituciones de salud”. Según la OMS, la fuente de agua potable debe encontrarse a menos de mil metros del hogar y el tiempo de desplazamiento para que la gente la recoja, no debe superar los 30 minutos.

Finalmente la ODM refiere también que el agua debe ser “asequible” para todos, y es que de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se sugiere que el coste del agua no debería superar el 3 por ciento de los ingresos del hogar, algo que, parece que en Zacatecas las autoridades de Jiapaz han olvidado puesto que en la nueva tarifa con la que ha iniciado este año, para algunas familias el aumento ha significado más del 100 por ciento y prácticamente, impagable.

“Nomás la suben y no dan nada, da lo mismo”: vecinos firman contra el aumento de agua.

La mañana del martes, el enojo acumulado se hizo presente en las oficinas centrales de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (Jiapaz), pues vecinos de diferentes colonias de la capital se apersonaron no a pagar el recibo de este mes, sino a que les explicaran por qué se registraba un aumento considerable, incluso, impagable para muchos de ellos, pues argumentaron que no entendían el incremento si el servicio seguía caracterizándose por su carencia.

La señora Mariana López, vecina de la colonia Díaz Ordaz, demostró su enojo con gritos tanto al director del organismo, Benjamín de León Mojarro, como a los empleados. “Me están cobrando el doble” dijo, si el agua a veces llega por la tardeo a veces hasta el otro día en su domicilio. La vecina explicó que su recibo pasó de 80 a pesos a 160, lo que dijo no entender, ya que vive sola y para lo único que utiliza el agua es para su consumo e higiene.

Por su parte, María Concepción Rodríguez, domiciliada en la colonia CNOP, denunció que su recibo pasó de 80 a 140 pesos en este último mes, sin embargo, dijo, desde el viernes pasado no tiene agua, porque apenas caen “unas lagrimitas que no alcanzan a subir al tinaco”, pues dice que la tubería general está tapada y ella tiene que sacar el permiso para que arreglen el desperfecto y todo el trabajo le costaría alrededor de 4 mil pesos.

“Es una grosería todo esto. Usted dice, aumentó, pero al menos hay agua, y no. Ya hasta se me olvidó cómo es el agua, porque me llega una lagrimita. Nomás la suben y no dan nada, da lo mismo. Me llegó de 140 pesos y lo peor es que no lo tengo, lo tuviera pues no me dolía”.

Una de las más desconcertadas en las instalaciones de la junta fue doña Margarita Salas, una adulta mayor que llegó en compañía de su esposo para que le explicarán por qué su recibo registró un aumento que pasó de 400 a mil 200 pesos, el triple de lo que pagaba y que, según le dijeron, de ahora en adelante tendrá que pagar.

“Tengo un baño y medio bañito nomás. Vivimos cuatro personas, se van a trabajar y yo me quedo sola. Para bañarse y hacer de comer no es para tanto. ¿De 400 a mil 200? Más del doble en un mes. No pagué. No tengo ahorita, es mucho dinero”, dice doña Margarita Salas, quien vive en la tercera sección de la colonia Alma Obrera junto a sus hijos y esposo, sin embargo, este último está enfermo, y de la jubilación por haber trabajado en el Departamento de Limpia en el ayuntamiento, le pagan 500 pesos a la semana. “¿Con qué voy a pagar, si al hombre le dan 2 mil 500 pesos, qué me va a quedar para el gasto?

Las instalaciones de la Jiapaz también fueron escenario de una toma simbólica por parte de militantes de Morena e integrantes del cabildo zacatecano, encabezados por Ernesto González Romo, colaborador de la senadora Soledad Luévano, en protesta por el aumento en la tarifa del agua, al que consideró como un abuso cometido en contra de la ciudadanía.

Ahí, González Romo manifestó que la ciudadanía merece un servicio de calidad y que, por ende, la Jiapaz no tiene calidad moral para aumentar porque es un organismo que da servicios deficientes. Asimismo aprovechó para culpar al presidente municipal Ulises Mejía Haro de ser uno de los que aprobaron el aumento en la tarifa, pues junto con la síndica del ayuntamiento, Ruth Calderón, recordaron que la fracción de Morena en el cabildo llevó un punto de acuerdo para destinar cinco millones de pesos para mejorar el servicio, propuesta que, aseguraron, fue rechazada por el alcalde.

Finalmente, en el acceso a la Jiapaz, los manifestantes instalaron una mesa para recabar firmas de los usuarios inconformes, esperando juntar 10 mil de ellas para echar abajo el incremento, ya que para algunos usuarios aumentó hasta en un 300 por ciento.

Si se cancela el aumento,
el agua no llega a
las colonias: Jiapaz
Según declaró para La Jornada Zacatecas el director de la Jiapaz, Benjamín de León Mojarro, echar atrás el aumento de la tarifa del agua significaría que el líquido no llegue a las colonias. Con el aumento, dijo, el servicio está garantizado y con el mismo orden de rotaciones, pero además, destacó, lo positivo es que todavía se tiene agua y nuevos pozos, y mientras haya forma de cubrir puntualmente los costos de la energía, el suministro está asegurado.

De León Mojarro explicó que es complejo que la Jiapaz pueda recibir subsidios para pagar la energía eléctrica y gastos de operación, con lo cual no sería necesario el aumento de la tarifa, porque por aspectos legales y administrativos, el que recibe sólo se puede utilizar para infraestructura, es decir, la perforación de pozos y líneas, más no para pagar nómina y otros gastos, lo cual se hace con el ingreso propio que deviene, principalmente, de las tarifas.

El funcionario detalló que la Jiapaz hace un planteamiento administrativo, financiero y operativo anual que somete a consideración del Consejo Directivo, y con base en él, le autorizan las tarifas de los servicios de agua potable y alcantarillado, y es con lo que recaudado que la instancia se mantiene. En cuanto a la publicad que aparece en los recibos, informó que de esto se obtienen 20 mil pesos mensuales, los cuales también se utilizan para pago de combustibles, a la CFE y en mantenimiento de vehículos.

Además, destacó que con este aumento los municipios que pertenecen a la Junta siguen teniendo una de las tarifas más bajas, incluso quedando por debajo del municipio de Río Grande que cobra 17 pesos con 80 centavos por cada mil litros, mientras en Zacatecas el cobro es de 14 pesos con 30 centavos. Y muy por debajo también del estado vecino de Aguascalientes, cuya tarifa es de 27 pesos, y de Querétaro que cobra 34 pesos.

También consideró importante, mencionar que hacía 12 años que en Zacatecas no se ajustaba la tarifa. Y es que después de que en septiembre pasado se anunció que aumentaría 10 pesos, lo que no fue aprobado por la Junta, se decidió que el conjunto tarifario se incrementaría para este año, aunque la votación se realizó el pasado mes de noviembre, cuando de nueve miembros que conforman el comité, cinco votaron a favor del aumento, siendo los alcaldes de Zacatecas, Guadalupe, Morelos y Vetagrande quienes se opusieron, mientras que fue aprobado por el propio director de Jiapaz, el secretario de Agua y Medio Ambiente de Gobierno del Estado, el delegado de Conagua, el presidente de Coparmex en Zacatecas y el director del Inzace, informó.

Finalmente, De León Mojarro reconoció que el agua es un derecho humano, sin embargo aseveró que es necesario aportar una cantidad “para que ese derecho humano se haga una realidad y llegue al domicilio”, porque para eso se necesita presión, tuberías, energía y supervisión, que es la tarea que realiza la Jiapaz, concluyó.

Municipio, incapaz de
apoyar a ciudadanos para
pago de agua: Mejía
En respuesta al planteamiento que se propuso en el cabildo zacatecano, de poder otorgar un subsidio para que personas de escasos recursos puedan pagar el servicio del agua, el presidente municipal, Ulises Mejía Haro, declaró que quienes lo propusieron “no tienen ninguna idea de lo que está sucediendo en Jiapaz”, porque el problema es de fondo, reiteró.

Y es que de acuerdo con el edil, para subsidiar se tendrían que invertir 4 mil millones de pesos, cuando el municipio “ni siquiera los tiene ni los tendrá, inclusive, en muchas administraciones juntas”. Son ideas que se respetan, aclaró, pero que no se coincide con ellas, ya que no es un tema de subsidios, sino más bien de sustitución de la red hidráulica que está dañada y que para el municipio, tan sólo en el Centro Histórico, costaría más de 300 millones de pesos y 400 millones en zona conurbada.

Por lo que la solución, reiteró, es hacer un gran acuerdo, un proyecto multianual en el que los que conforman la Junta hagan un esfuerzo a largo plazo. Pero por el momento, dijo, lo que se propuso es que el consumo de los 5 mil litros mensuales se eleve a 9 mil, y que el ajuste sea paulatino, que se les cobre más a quien utiliza más, y no a los que menos tienen.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ