Uso político de programas sociales y el gen dinosáurico de algunos sectores de la 4T

Uso político de programas sociales y el gen dinosáurico de algunos sectores de la 4T

La estructura de las súper-delegaciones federales está en serias dudas no solamente en torno a la efectividad de su misión, sino sobre la imparcialidad política de su acción. Se revisó el perfil de los delegados en todo el país por parte de algunos investigadores, y la inmensa mayoría de ellos respondía a lo que se conoce como ‘caciquismos regionales’. La lógica de actuación de este perfil es muy conocido: los programas gubernamentales son usados para reproducir su poder político, primeramente del propio grupo y, posteriormente, del partido en el que juegan. Así justamente ha ocurrido en Zacatecas: no se cuidó la persona a quien debía asignársele ese importante papel, sino que se le entregó a una de las fuerzas política que, sabido es, ambiciona la gubernatura del estado. Los líderes de ese grupo no propusieron a un experto en desarrollo o en gobierno, sino a una de sus familiares que les apoyaba como auxiliar administrativo.

Desde el inicio, los trabajos han estado saturados de irregularidades. En la conformación de los padrones de beneficiarios de los programas de desarrollo social, se contrató a los activistas de campaña de su grupo. No se vinculó el trabajo con el Inegi, como era debido hacerlo. En el nombramiento de los responsables regionales de la delegación, se eligió a personas que provenían del priismo más atrasado del municipio de Guadalupe, lo cual significa que están formados en las prácticas clientelares y corporativas que tanta repulsa han causado a la sociedad mexicana. Posteriormente, cuando vinieron las asambleas para la renovación de la dirigencia de Morena, se vio a los Servidores de la Nación haciendo justo los que Morena prometió no hacer: acarreando beneficiarios de los programas sociales para votar por su grupo político. En otros casos, también sirvieron de porros para reventar las reuniones. Al puro estilo del PRI de los años dorados del autoritarismo del partido de Estado.

Una cosa que llama a la preocupación de los zacatecanos es que la delegación federal no únicamente carece de personal técnicamente capacitado, sino que está toda su estructura bajo el dominio exclusivo de un grupo político y no hay ni un mínimo de pluralidad interna. Y ese control exclusivo lo ponen al servicio de la ambición de la próxima gubernatura. La pregunta es, ¿dónde está la Secretaría de la Función Pública Federal? Porque en este caso, no se trata nada más de delitos electorales, sino de la perversión completa de la misión de la delegación como estructura de Gobierno Federal. El uso de recursos públicos para afianzar una carrera política particular es una de las modalidades de la corrupción más conocidas. Y como Irma Eréndira sabe, la corrupción en su origen es un tema de poder. Si no actúan en los casos de uso indebido de los programas sociales de gobierno federal en Zacatecas, no únicamente Morena, sino el conjunto de este gobierno perderá toda credibilidad sobre la autenticidad de las banderas que lo llevó al poder. El gen dinosáurico circula en las venas de morena, será preciso neutralizarlo o matará el proyecto político original.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ