■ El Mirador de Heródoto Honor a quien honor merece, doctorado para Ismael Guardado (1 de 2)

■ El Mirador de Heródoto Honor a quien honor merece, doctorado para Ismael Guardado (1 de 2)

“Este es el sitio clave donde el arte debe estar siempre: cerca de los jóvenes”
Ismael Guardado, Centro Universitario Costa, 2018.

El artista Ismael Guardado fue investido este lunes 25 de noviembre con el doctorado “honoris causa” en una solemne ceremonia celebrada en el auditorio Magdaleno Varela Luján de la Unidad Académica de Derecho (UAD); fue una sesión especial del Honorable Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

Como es bien sabido, derivado de la Ley Orgánica, el Estatuto General de la máxima casa de estudios de los zacatecanos, en su artículo 69, fracción VI, faculta al rector “a proponer ante el Consejo Universitario distinciones y reconocimientos honoríficos.”

En función de lo anterior, transitando por la ruta reglamentaria, el Consejo acordó distinguir a Ismael Guardado con ese título, considerando que es la manera más honrosa de reconocerle sus méritos artísticos. Lo anterior se llevó a cabo teniendo como contexto los eventos conmemorativos de la culminación, el 29 de noviembre de 1969, hace justo 50 años, de su obra denominada “Prometeo”, emblema de la ahora BUAZ. Tal creación artística se encuentra en el frontispicio del auditorio de la UAD.

La etimología de la palabra doctor proviene del latín “doctoris”, maestro, derivado de “docere”, enseñar; en tanto que “honoris causa” es una locución latina, cuyo significado es “por causa de honor” y las universidades confieren ese título a personas eminentes, destacadas en un determinado campo de la actividad humana y en reconocimiento a una trayectoria de vida ejemplar que beneficia a toda la comunidad. Esta máxima distinción no es propiamente un título académico, sino un “gracias” a quienes han realizado acciones que trascienden en el tiempo y en el espacio.

Poco puedo decir de Ismael Guardado que no sea ya sabido, su presencia en la prensa y en internet es cotidiana. Sin embargo, deseo destacar que nació en Ojocaliente, Zacatecas, en 1942. Su talento y compromiso aplicados en la tarea cotidiana de crear, han sido fructíferos, de tal modo que hoy en día es considerado un polifacético y prolífico artista plástico destacado entre los integrantes de su generación a nivel nacional. Ha participado en diversas exposiciones internacionales; ha recibido múltiples galardones y premios. Recientemente, fue nombrado “Hijo Predilecto del Estado de Zacatecas” mediante el Decreto Núm. 133 de la LXIII Legislatura local, publicado en el Periódico Oficial de fecha 11 de mayo de 2019.

Si bien en este espacio, que hoy llega a la publicación número 300, sería exhaustivo mencionar detalladamente su obra, es importante enunciar por lo menos la que embellece y da identidad a nuestra institución, por los motivos que al respecto el director de Producción Editorial en la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior de la República Mexicana A.C. (ANUIES), Mario Saavedra, señala: “en su estado natal Zacatecas, tierra de enorme abolengo artístico y con otros muchos nombres de primera referencia en el acervo plástico nacional, lo hecho sobre todo con la Universidad Autónoma de Zacatecas viene a enriquecer uno de los legados más significativos del país, en su caso, con obra escultórica y pictórica de gran formato”.

A continuación menciono únicamente el nombre y año de creación de algunas: “Prometeo” (1969); “Las Profesiones” (1973), 8 lunetos ubicados en la Preparatoria 1; “Levitación” (1989), mural localizado en el edificio de rectoría; “Órdenes” (1996), escultura colocada en la explanada de la UAD; y “El Arado” (2008), “Vuelo” (2010), y “Piedra Clave” (2010), situadas en el campus UAZ Siglo XXI.

Es esencial para todo universitario captar el simbolismo de cada creación del maestro Guardado, e interpretar la alta carga axiológica que encierra. Resulta interesante también conocer el mensaje implícito en la obra desde la óptica de su autor, y eso se puede lograr por varias rutas, una de ellas es YouTube con la entrevista que el pasado octubre Francisco Valerio Quintero, docente investigador de la BUAZ, le hizo al artista; en esta charla se conoce mucho del pensar y sentir de Guardado, mismo que, como en otras ocasiones lo ha expresado, considera a su madre, doña Isadora Guardado, artista nata, su impulsora por el camino del arte. Al académico Valerio Quintero lo menciona en el grupo promotor de la creación de “Prometeo”.

La BUAZ como institución responsable de cultivar la inteligencia en todos sus matices, generadora, contenedora y custodio de patrimonio cultural, al otorgarle a Ismael Guardado el título de doctor “honoris causa”, cumple con su misión de presentarle a la juventud estudiosa que se prepara en sus aulas, ejemplos de vida que los inspiren para poner en juego sus potencialidades.

Ismael Guardado es un modelo vivo de trabajo constante, de preparación teórica siempre en crecimiento, cualidades dignas de imitarse. Conocer su trayectoria existencial puede dar fuerza y ánimo para embarcarse en proyectos de superación personal. Sin duda, es un maestro de arte en el cual inspirarse, por lo que servirá de estímulo a las personas que trabajan por la mejora de la sociedad. Con toda certeza, a donde vaya, el artista llevará con orgullo el nombre de esta universidad y será uno de nuestros mejores embajadores.

Fue una ceremonia maravillosa, sí, por lo que el próximo martes les daré más detalles.

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto. ■

*Cronista de la UAZ

[email protected]
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ