‘Rocketman’: la fábula musical de Elton John

‘Rocketman’: la fábula musical de Elton John
Rocketman, del Dir. Dexter Fletcher.

La Gualdra 393 / Cine

 

En el terreno de los filmes biográficos o biopics un aspecto esencial es que los realizadores presenten al protagonista como figura histórica, que sus logros e ideales sean representados de manera fidedigna, a la par de que se logre ahondar en ellos como seres humanos, que como público nos introduzcan en la vida de una persona de carne y hueso, repleta de imperfecciones e inseguridades. En el caso de Rocketman (2019), cinta basada en la vida de Elton John, conocemos la obra y el trascender musical del legendario artista junto a sus dolores físicos y emocionales, que son plasmados a través del lente del británico Dexter Fletcher (Eddie the Eagle).

En los primeros minutos del filme vemos a Elton John (Taron Egerton) lleno de determinación caminando por un pasillo, con un disfraz de demonio color naranja chillante cubierto de lentejuelas, con enormes alas y cuernos. Abre una puerta y entra a una sala donde se está llevando a cabo una sesión de terapia en grupo. Toma asiento y decide hablar sobre sus adicciones al alcohol, al sexo y a distintas drogas para después contar la historia de su vida. Así pues, a manera de flashbacks, somos testigos de la infancia del músico, cuyos padres ausentes bautizaron bajo el nombre de Reginald Dwight. También conocemos su talento innato en el piano que le valdría una beca en la prestigiosa Royal Academy of Music, sus acercamientos al rock and roll, su integración en un conjunto musical y su primera composición que resultó en el himno “Your Song”, canción que marcaría el inicio de su imparable carrera, la cual estuvo repleta de los típicos excesos de la industria y de las estrellas de rock.

De ninguna manera Fletcher renuncia a convenciones clásicas del armado de este tipo de filmes, pero intenta dotar a su relato de una personalidad propia, pues si bien la cinta es de carácter biográfico, su estructura es la de un musical. Como tal, el filme está repleto de números musicales con coreografías espectaculares que desafían su propio imaginario, y que están construidas a partir de las mismas canciones de Elton y que construyen una narrativa que ahonda en los recovecos de sus emociones y su memoria. En ese sentido la película encuentra reminiscencias con óperas rock como Quadrophenia (1964), Help! (1965), Purple Rain (1984) y Across The Universe (2007), donde las secuencias musicales son montadas de acuerdo al contenido lírico en las canciones de cada artista.

Otro acierto del filme es su enorme honestidad, que es lograda en mayor medida gracias a la extraordinaria actuación de Egerton, quien interpreta en voz propia todos los éxitos del cantante, y cuyo trabajo histriónico logra representar su gran carisma y talento, así como sus dudas e inseguridades al momento de aceptar su homosexualidad. Conforme el filme avanza y Elton cuenta su historia, vemos cómo cada vez se va despojando de las diferentes partes que conforman su estrafalario disfraz, como una metáfora de una persona que se desnuda emocionalmente y que termina por aceptar que todas sus experiencias, buenas y malas definen quién es en realidad. En ese sentido Rocketman resulta ser un filme con matices universales sobre la tragedia, el perdón a uno mismo y la aceptación, al mostrar con crudeza y realismo a un artista excepcional y a un ser humano como lo fue Elton John, al momento de tocar fondo, para al final demostrar con toda la potencia de su música y sus interpretaciones que todavía se mantiene de pie.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_393

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ