El sistema penitenciario: el olvido de la readaptación

El sistema penitenciario: el olvido de la readaptación

En el Sistema Nacional Anticorrupción existen algunos espacios nublados donde no sabemos cuál será la estrategia a implementar. Uno de ellos es la procuración y otro la impartición de justicia. Y dentro de este entramado vital de la administración de justicia están los centros penitenciarios. Cuando se originó la prisión moderna, se superó la idea del castigo corporal como forma de pago al agravio recibido. El castigo sobre el cuerpo y el dolor infringido sobre el inculpado era la manera de compensar el dolor que el imputado había impuesto a sus víctimas. Con la prisión, nace la moderna criminología que pasaba del suplicio al cuerpo, al dominio del alma. Ahora el criminal era considerado un enfermo social que tenía responsabilidad jurídica, pero no moral del delito que había cometido. Y no tenia (toda) la responsabilidad moral porque esa persona había sido (en su momento) efecto de la sociedad que lo formó. Y como la conducción de la sociedad era responsabilidad del Estado, luego entonces el Estado tenía un tipo de responsabilidad en los delitos que se cometían, porque algo había dejado de hacer para la buena conducción social, como la buena formación de los ciudadanos. Así las cosas, el Estado tenía la obligación de remediar los males causados por sus omisiones. Una de ellas era la propia readaptación social de los delincuentes. Así es como a las prisiones se les denomina Centros de Readaptación Social. Lo cual, a todas luces, parece un eufemismo.

¿Hay algún plan del Gobierno Federal para convertir al aislamiento de los delincuentes en formas de recuperación de sus capacidades sociales? No lo conocemos. Por el contrario, uno de los motivos del mal o pésimo funcionamiento de las cáceles es su sobrepoblación. Y esto último sucede por la así llamada ‘prisión preventiva’ donde presuntos culpables esperan su juicio. Pues bien, el Nuevo Sistema de Justicia Penal establece que (a menos que sea considerado grave) los delitos serán litigados en libertad. Y la lista de delitos que deberán ser indagados o resueltos en Prisión Preventiva son los que enumere la constitución. Pero ahora con la idea de declarar grave a la corrupción, se suman los tipos penales que serán enfrentados en detención preventiva. Luego entonces, las cárceles se llenarán aún más. El factor de mal funcionamiento habrá crecido.

El Nuevo Código de Procedimientos Penales fue elaborado bajo la idea de hacer que la justicia en verdad sea pronta y expedita, lo cual significa que los casos sean resueltos en poco tiempo y dejar la cárcel sólo para los casos graves. Todos los demás, se destinan a procesos más administrativos y penalidades alternativas. Sin embargo, el Nuevo Sistema ha tenido muchos problemas para implementarse debidamente. Pues bien, lo lógico es esperar una propuesta para la efectiva implementación del Nuevo Sistema. Pero no ha salido a la luz dicha propuesta. Y dentro de este contexto, una propuesta integral de prevención terciaria, esto es, de recuperación social de los infractores a la ley. Como en el actual modelo penitenciario es impensable la prevención terciaria, esperaríamos la puesta en obra de otro modelo penitenciario. Pero igual: ese nuevo modelo penitenciario está en el olvido y la omisión.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70