Las + Recientes

El déficit educativo a todos afecta: la inestabilidad económica en cadena

El déficit educativo a todos afecta: la inestabilidad económica en cadena

Después del 2015 la realidad del gasto educativo en Zacatecas cambió para mal. El cambio del FAEB al FONE implicó que los estados dejan de tener control de su gasto de nómina educativa y pasa a ser controlada por la autoridad central a cargo de la federación. La recentralización trajo algunas anomalías como la inhibición de los procesos de planeación de los procesos de educativos en los estados, porque si la planeación tenía como finalidad justificar cierto presupuesto en educación, pero si se asignan los gastos por un algoritmo antes o fuera de toda planeación interna, entonces el incentivo para planar queda hecho polvo. El impacto en la calidad se ha resentido. Sabemos que el grueso del gasto en educación se va en nómina: alrededor del 96 por ciento del presupuesto se destina a capítulo mil. Pues bien, después del paso de los años 2014 al 2015 se deslindaron las nóminas federal y estatal. La mayoría de los estados lograron que la inmensa mayoría de su nómina pasara a manos de la Federación, pero en Zacatecas no ocurrió así. Se generó un déficit financiero de más de 2 mil 200 millones de pesos anuales.

El déficit financiero es mayor a toda la recaudación de recursos propios del estado. El gasto irreductible es de 750 millones de pesos para sacar el año. Ese monto puede impactar la estabilidad financiera de toda la entidad en muchos sectores de la economía. Es un efecto dominó.

Ese recurso deberá quitarse a la obra pública, a los servicios, los subsidios y/o los gastos de nómina de otros lados. Lo cual implica desfinanciar a la industria de la construcción o los negocios de proveedores de las actividades de gobierno y descobijar otras funciones sociales. En cadena, un efecto de derrumbe: las piezas caen unas detrás de otras.

La creación del FONE es responsabilidad de Gobierno Federal con la intención de re-centralizar el control de las nóminas. Y es esa política la que genera el problema financiero que no existía antes del 2015. Es cierto que el gobierno de Miguel Alonso Reyes cometió errores graves en el proceso de reconocimiento de plantillas al final del 2014, pero no se puede condenar a un estado por los errores de un gobernador. El gobierno de Peña abandonó a Zacatecas, al grado que litigó en contra nuestra en el caso del impuesto ecológico (que a propósito, era para cubrir el déficit del que hablamos). Pero del gobierno de López Obrador esperamos otra respuesta: no puede estar por debajo de Peña en un tema tal delicado como la educación. Este tema trasciende a los propios gobernantes: es la estabilidad económica del estado. Esperamos que los legisladores zacatecanos se pongan activos en sacar este perro de esta muy complicada milpa.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70