Las + Recientes

La infraestructura hidráulica de Zacatecas ha rebasado su periodo de vida útil: Mojarro

La infraestructura hidráulica de Zacatecas ha rebasado su periodo de vida útil: Mojarro
La infraestructura hidráulica del Centro Histórico data de entre los años 40 a 60 del Siglo 20 FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

Afirma especialista que Conagua monitorea seis o siete presas, pero 10 más deberían ser vigiladas

Señaló como focos rojos las ubicadas en los municipios de Villa García, Villa Hidalgo y Loreto

 

La infraestructura hidráulica con que cuenta el estado de Zacatecas ha rebasado su periodo de vida útil pues data de entre los años 40 a 60 del Siglo 20. Hay 10 presas que “deberían ser vigiladas” y cuatro que son “focos rojos”, dijo Francisco Mojarro Dávila, especialista en el tema.

Mojarro Dávila expuso, el pasado 22 de marzo en el contexto de la conmemoración del Día Mundial del Agua, organizada localmente por la Secretaría de Agua y Medio Ambiente (SAMA), detalles sobre el Plan Hídrico del Estado de Zacatecas en representación de la empresa que lo elaboró, Letheos.

Entre los aspectos abordados se refirió justo a la infraestructura hidráulica de la entidad. Posteriormente en entrevista, precisó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) monitorea los 365 días del año seis o siete presas de las más de 200 existentes en el estado para operar las válvulas o los vertederos, ante un evento meteorológico que implique la elevación del volumen de agua, pero observó, “¿qué pasa con aquellas estructuras que fueron construidas en aquel tiempo y que nadie vigila?”.

De este universo expuso como focos rojos las ubicadas en Villa García, Villa Hidalgo y Loreto, y entre las 10 que deben vigilarse citó a que se encuentra en Las Chilitas, localidad de la capital del estado.

“Todas esas presas como no hay una vigilancia muy de cerca, entonces algún evento de esta naturaleza –trombas o ciclones-, pueden llegar fuerte” y ocasionar “que se voltee” o si es de tierra que se abra “un zanjón en el muro” dejando pasar toda el agua contenida y la que esté vertiéndose por precipitaciones en el momento.

“Se perjudica a las familias…y no nos agarre de noche porque estos eventos regularmente se presentan en la noche o muy en la madrugada. Si es de día pues córrele porque ahí viene el agua… ahí es donde debemos prestarle atención al asunto”, dijo.

Agregó que la Comisión Nacional del Agua ha sido informada al igual que Gobierno del Estado de este peligro, pero dijo no saber si de manera concreta la Dirección General de Protección Civil dependiente de la Secretaría General de Gobierno ha incluido el tema en su Atlas de Riesgos Geológicos e Hidrometerológicos del Estado de Zacatecas.

“Yo lo dudo, porque de ser así el siniestro que ocurrió el año pasado por Valparaíso, me parece, lo hubieran tenido en cuenta. Claro, a veces es un arroyo pues, no necesariamente tiene que ser una infraestructura como una presa, que esté azolvado” por basura, plásticos, ramas, tierra, etc.

Estas presas en riesgo, además de presentar grados de azolvamiento de entre 20 a 30 por ciento de su capacidad, han sido modificadas en su vertedor por los usuarios, expuso.

Las presas que monitorea todos los días la Conagua en la entidad son la Leobardo Reynoso (Fresnillo), Santa Rosa (Fresnillo), El Chique (Tabasco), La Tayahua (Villanueva) y Moraleños (Huanusco).

“Ellos controlan el agua que está en la presa y se la miden a los usuarios, entonces continuamente se están supervisando la obras, si les falta mantenimiento, les dan mantenimiento, si tiene este problema se lo corrigen, en cambio las presitas chiquitas como son muchas, son más de 200 en el estado, entonces no hay la manera que alguien esté ahí de cerca”.

Mojarro Dávila agregó que sería sencillo hacer monitoreos en estas pequeñas presas haciendo uso de los subsistemas de educación que tienen presencia en las demarcaciones donde se encuentran, como los Cecytez, o bien la extensión que hay de la UAZ o los tecnológicos en ellos, para utilizar recursos que tiene la Conagua para este propósito.

“Debemos de equipar esta cuenca con sensores, ya nuevos, ya no es necesario que yo vaya al día siguiente y diga cuanto llovió. Ah, pues fíjate que llovieron 230 milímetros que no se habían registrado ¿para qué me sirve si la población ya está inundada?”.

Los sensores deben ser colocados por la Dirección de Protección Civil, propuso, por las autoridades municipales, los tecnológicos o las instituciones que imparten bachillerato, “que ellos en tiempo de agua estén atentos las 24 horas aunque no esté lloviendo en la región porque ahí esta Ingrid, ahí está Manuel, los ciclones estos que llegaron y que nos agarraron de sorpresa”.

Reiteró que la problemática es de fácil solución ya que la Conagua tiene recursos para ello, por lo que los presidentes municipales deben poner atención, y observó debido a la época del año en la que expuso el tema, “ahora tan poco es tan grave que mañana se vayan a caer –las presas-“, pero justo se está a tiempo de hacer un plan para atender el tema.

“La Conagua ya tiene conocimiento de estas presas y parece que ya le va a destinar recursos para hacer una supervisión, primero a la infraestructura, bueno, que falta el vertedor, que falta la toma, que se filtra mucha agua, bueno, a ver cómo le hacemos”.

Francisco Mojarro Dávila es consultor independiente externo para la Organización Mundial de Meteorología y para el Banco Mundial (BM), líder del Proyecto Manejo Sustentable del Acuífero Calera apoyado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y por la Universidad Autónoma de Zacatecas, tiene experiencia de más de 30 años en la investigación en el campo del manejo de uso Sustentable de los Recursos hidráulicos y del Cambio Climático, entre otros méritos académicos y profesionales.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70