Periodismo y Derechos Humanos: el proyecto de La Jornada Zacatecas

Periodismo y Derechos Humanos: el proyecto de La Jornada Zacatecas

Todo mirar significa valorar. No hay miradas exentas de la estimación de aquello que se ve. Si para toda cosa (por simple que sea) esto es verdad, en los eventos sociales es aún más cierto. Siempre hay un valor que guía la mirada. Y en seguida se construye una opinión. Si vemos un gato blanco chiqueado nos parece hermoso o un lodazal en medio de la calle nos aparece muestra de descuido. O cuando un desalojo de pobladores nos parece una manifestación de la injusticia. Como dice Ortega y Gasset siempre vemos estimando. Pues bien, así como no hay un mirar sin valoración, no hay periodismo sin compromiso. Todo quehacer periodístico contiene un compromiso con ciertos valores. La pregunta es, ¿con qué valores se comprometen los diversos medios de comunicación? ¿Qué estiman como valioso que ordena sus prioridades? Puede ser la justicia o la riqueza o la verdad o el poder político o cualquier otro valor que se pone como regla de actuación. En el mapa de medios existe amplia diversidad de colores axiológicos. De todo hay.
En el caso de La Jornada Zacatecas hemos elegido dos horizontes normativos: valores que se convierten en norma o canon para la elección de notas y de la orientación editorial. Uno lo constituyen los derechos humanos, y otro es la objetividad. Todo medio de comunicación tiene una línea editorial. La nuestra está fundada en esos dos ámbitos de referencia: los derechos humanos de primera, segunda, tercera y cuarta generación; y la expresión de la pluralidad de opiniones que ayudan a construir algo tan complejo como es la objetividad.
Y por estar comprometidos con los derechos humanos es que hacemos del periódico una ventana o un reflector que facilita la mirada pública iluminando las violaciones de los derechos humanos: desde las minorías que ven socavadas sus libertades civiles, las capas de la población que se ven empobrecidas por las políticas públicas guiadas por el des-igualador modelo económico, o las comunidades vulneradas por las empresas extractivas. Lo cual engendra los ejes temáticos que guían nuestra tarea periodística. Y como todo compromiso ético implica necesariamente conflicto, no hemos estado exentos de embestidas por los intereses afectados. Recordemos que hoy La Jornada Nacional cumple un año de luto por la muerte de Miroslava, efecto de su compromiso con la verdad que la llevó al martirio.
El periodismo, cuando se orienta por los derechos humanos, su información se convierte en formación y, cuando se hace con pertinencia, en construcción de derechos. Como efecto de la acción informativa se puede construir la efectividad de los derechos. Si las violaciones quedan en la obscuridad se hunden en la impunidad. Así de importante es la visibilización o iluminación de los conflictos que ponen en cuestión las garantías de la dignidad humana, que va desde la protección de las libertades individuales, hasta el acceso a la justicia, la educación o salud y la pertenencia a ciertas identidades sociales o culturales. Quienes formamos el equipo de La Jornada Zacatecas agradecemos el reconocimiento de la labor cotidiana que hacemos. Es el esfuerzo de un colectivo entusiasta que se guía por la esperanza de un mundo de dignidad e igualdad entre los seres humanos y la exigencia de justicia en este mundo (y el estado de Zacatecas) que habitamos. Y con humildad decimos: gracias.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ