Las + Recientes

Dilucidar y trazar la diferencia

Dilucidar y trazar la diferencia

¿Cómo quisiéramos que transcurrieran las campañas y las casi inmediatas elecciones en México? Sin duda, con fuertes ejercicios políticos y culturales democráticos, no de músculo, ni de agresiones. Mucho menos de heridas, ni tampoco muertes; sino, todo lo contrario, como una gran oportunidad para dilucidar las múltiples opciones que tiene la vida para transcurrir y organizarse de manera emotiva, pero también consciente, para que la elección sea resultado del actuar cívico, político y cultural, cotidiano de todos los mexicanos.
La palabra todos, es eso, a todos incluye en ése débil y a la vez consistente deber ser que desde hoy quisiéramos se iniciara a construir como el horizonte que quedará después de las elecciones y no uno, trizado a golpes, heridas, muertes, sino lo contrario, con propuestas que se procure aterrizar para saber si en verdad tienen o no consistencia y son o no, alternativas a un statu quo que ni quiere, ni acierta a dejar de lado el neoliberalismo, como tampoco, se da a generar opciones novedosas y distinguidas por que en verdad se vayan resolviendo con cada vez mayor voluntad de inclusión problemas tan viejos y arraigados como la marginación y pobreza, en cualesquiera de sus modalidades; una de ellas, de las más graves, el hambre u otra, la carencia de servicios, veces inadecuados y por eso hasta se transforman en banderas, tremolando por encima de la Enseña Patria, como reiteradas demandas de servicios básicos: agua, comida, casa, calle, seguridad, “luz” y uno fundamental, cuyo fomento y crecimiento será la varita del desarrollo. Si no se consigue, será la del atraso: responsabilidad pública y relevo inmediato, si no se cumple en plazos, con calendarios perentorios, para no dejar amontonar las fechas, cuando todo se mueva al ritmo “perentorio” de lo que se dirá en el respectivo y obligado informe, del nivel que sea: desde el propiamente comunitario, al municipal, estatal o al que se hace con todos ellos: el presidencial.
Otro punto para el trabajo político inmediato son las evaluaciones a construir desde la sencillez del que habita y del que se dice ser el beneficiario de la obra u obras, etc. Aunque a veces resulta ¿o con frecuencia? que ni las calles tienen pavimento o apenas hoy después de años y años, como que al calor de las campañas se inician a reparar o de pronto se empieza a notar que las noches ya no son tan negras en las calles y las mismas calles ya se notan para transitar por ellas, sin el riesgo de tropezar o hasta caer. Con todo, es bueno recordar, las noches se supone son para descansar y la imaginación dirá para qué más, pues son buenas hasta para el estudio, conversar, escribir, etc. y eso quiere decir, procurar que a la tele, también se demanden programas culturales y no de tanta pericia policial que en la realidad se las ve negras para resolver los casos luego tan lesivos y graves que hasta se olvidan y se archivan para mejor ocasión, la dolorosa remembranza anual, ligada a algo tan vaporoso como la investigación policial ordinaria, alejada del 007, por ejemplo, ¿Ayotzinapa? Y en medio de una realidad sumida en las sombras y carente de tantos medios, como si el 007 estuviera solo en el desierto.
De regreso a la realidad y todavía con algunas horas del feriado, como República, estamos a punto de iniciar una etapa más intensa y cada vez más cercana al despliegue de unas elecciones a celebrar con validez. Proceso, hechos y actos electorales a desplegar por todos los actores políticos y por todos los demás, que por el sólo hecho de ser ciudadanía y con la edad debida, podrán ser postulados para alguno de los cargos en juego que para el caso son miles, por ser elección federal y en la que se juega nada menos que el cargo de Presidente de la República y como Peña Nieto, no es V. Putin, dejará su actual cargo en manos, según se espera, de Mead o de López Obrador, y a eso seguiría un gobierno federal, de continuidad, si gana el PRI o de una posible eventual y suave ruptura, si gana López Obrador, quien ya no es nuevo en estas lides, pero, por la buena o por la mala, las veces anteriores que contendió, no pudo llegar, no lo dejaron llegar, ¿hasta partidos o agrupaciones políticas de la misma izquierda? ¿Qué es la izquierda hoy, qué la significa, cuando hasta Putin se resiste a dejar el poder, en memoria de los zares? En Europa y otras latitudes del mundo donde los gobernantes se reeligen, una y otra vez, ¿algo cambia o nada cambia? Y luego ya no sabemos qué hacer porque si algo cambia es porque, a pesar de todo, nos comprometemos a cambiar o contribuir al cambio, ¿de verdad cambiamos?

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70