Las + Recientes

Feminicidios: aberración e indignación

Feminicidios: aberración e indignación

Llamar a la mujer el sexo débil es una calumnia, es la injusticia del hombre hacia la mujer. Si por fuerza se entiende la fuerza bruta, entonces, en verdad, la mujer es menos brutal que el hombre. Si por fuerza se entiende el poder moral, entonces la mujer es inmensamente superior.
Mahatma Gandhi

Hablar de temas tan delicados como el que ahora nos compete a todos los zacatecanos como es el caso del feminicidio de la joven estudiante Cinthia Nayeli.  Joven de preparatoria de tan solo 16 años que fue encontrada en un arroyo de aguas negras como si obedeciera a una verdadera imagen de una película de terror que es aberrante e indignante para cualquier sociedad como la nuestra, que rechazamos de manera enérgica cualquier tipo de violencia.

Este caso de Cinthia Neyeli fue la gota que derramó el vaso para despertar a una realidad que jamás imaginamos los zacatecanos llegar, una ciudad como Zacatecas que no hace mucho gozaba de una cierta fama donde se vivía un clima de tranquilidad y de provincia. Pero la realidad es otra, los tiempos son otros y la sociedad es otra; realidad donde lamentablemente prevalece una descomposición social provocada en mayor medida como consecuencia de una guerra entre carteles de drogas.

Escuchar la palabra feminicidio sin duda nos remonta a nuestros orígenes de una sociedad “patriarcal”, que sin duda es un referente que mancha por completo cualquier ente social moderno donde se trata de buscar un equilibrio de los derechos entre géneros y contribuir a ser una parte de una sociedad perfectamente balanceada y perfectamente adecuada a un mundo que exige cada vez más y mejores condiciones para vivir. Recientemente en un informe de estado de población mundial en las Naciones Unidas, se alertó que no solo en México, si no en todo el mundo se ha incrementado de manera drástica los casos de feminicidios; “Las inequidades de género y la discriminación que perpetuán a violencia, está aumentan en épocas de crisis sociales”.

Hablar de feminicidios en particular el caso de Cinthia Nayeli, no solo ha indignado a más 10  mil personas que marcharon para pedir paz en Zacatecas el pasado lunes; si no que despertó de manera severa a toda una sociedad zacatecana que clama justicia. Es momento al menos así lo creo, que tomemos medidas de precaución y sobre todo de organización ciudadana para poder mitigar de manera parcial este tipo de actos violentos que están ocurriendo incluso a plena luz del día.

No olvidemos también el caso reciente que causo en  nuestra sociedad mucha indignación e impotencia; el caso de don Toño Frausto, que aunque no es un feminicidio causo mucha indignación por la manera que se dio a conocer su asesinato que fue por medio de un video que circulo por redes sociales y sobre todo porque mucha gente de la ciudad sabía que era un ciudadano que se dedicaba a la carnicería por muchos años y el cual se evidenció la manera tan fría y cruel pero a la vez real, de cómo se está operando por parte del crimen organizado en la ciudad y lo más alarmante entre la sociedad civil trabajadora que no tiene nexos con las células del crimen organizado.

Lo alarmante de todo esto es que fuentes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) indicó que hasta 2013 más de 2.500 casos de violencia contra las mujeres son ejecutados por año. Este tipo de actos es considerado por los sociólogos y expertos en el tema como un reflejo de la terrible enfermedad social en la cual nos encontramos. Antes de poder hablar de un estado fallido en el caso de los feminicidios debemos reflexionar en lo más íntimo de nuestros hogares que es lo que está provocando o que conlleva y alimenta este fenómeno aberrante e indignante a seguir apareciendo de manera frecuente en nuestras sociedades.

Para finalizar:

Sé que para muchos la exigencia al gobierno de dar respuestas y acciones inmediatas para el caso de Cinthia que sacie la sed de venganza y justicia a tan atroz acto criminal es prioritario, y no se equivocan;  porque es gobierno donde recae la responsabilidad de nuestras instituciones de justicia y las que facultan legalmente de dar respuesta a estos actos. No obstante lejos de tomar represalias contra un funcionario o un gobierno, es necesario y urgente tomar acciones nosotros como sociedad, sociedad que debe estar perfectamente articulada y bien organizada.

Con esto no pretendo quitar las obligaciones del Estado en estos temas, pero la realidad es que el gobierno no solo de Zacatecas si no de todo el país se encuentra rebasado en número de elementos para dar respuesta  de calidad a una enorme demanda de seguridad que en estos momentos exigimos, eso sin contar la totalidad de casos que se siguen presentando por todo el territorio estatal y nacional. Estar organizados con los vecinos es al menos tomar en nuestras manos acciones que pueden aportar y ayudar al gobierno a que este cáncer social siga en crecimiento y sobre todo que este cáncer siga tomando vidas inocentes. ■

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ