Las + Recientes

Fundación de la Gran Logia de Inglaterra en 1717: 300 años de masonería moderna

Fundación de la Gran Logia de Inglaterra en 1717: 300 años de masonería moderna

La Gualdra 307 / Historia

El cubano André Cassard publicó en 1860 su excelente Manual de masonería, o sea el tejador de los ritos Antiguo Escocés, Francés y de adopción, obra que tuvo en su tiempo notoria influencia entre los masones de habla hispana. Como patriota cubano, el pensamiento de Cassard debe adscribirse en la corriente que se distinguía precisamente por el libre actuar del pensamiento, alejado de dogmas y ataduras mentales. Estamos ante el testimonio de un masón que dedicó sus empeños intelectuales al estudio de la masonería, especialmente a sus aspectos internos, digamos que a su fisionomía y prácticas interiores, o sea que describe gran parte de su propio mundo, dedicando considerable espacio para la hermenéutica y semántica de la orden; no era en estricto sentido un historiador de la masonería, ni mucho menos, pero esto no quiere decir que no se preocupara por la materia.

Siguiendo las grandes tradiciones masónicas del siglo de las luces, plantea al comienzo de su Manual que el origen de la masonería se encuentra en el antiguo Egipto, el de las asombrosas pirámides, cuya construcción era imposible sin un manejo profundo de las artes y las ciencias. Sin embargo, admite que sobre la antigüedad de la orden existen muchas opiniones. Se pregunta: “¿Es la Masonería una continuación de los misterios antiguos o una institución moderna? ¿O es acaso una y otra cosa?”. Termina por reconocer que no existen en el seno de la masonería documentos que prueben su origen antiguo. Advierte que quien esto opine se verá en graves aprietos para probarlo, porque sólo podrá basarse en tradiciones masónicas y no en hechos históricos. Aclarado lo anterior, Cassard, siempre con la camiseta muy bien puesta, parece admitir que la cuestión no se presta ya a comprobación científica sino que se reduce a un asunto cuasi religioso, materia de fe, de creencia, de convicción:

 

Como quiera que se hayan suscitado dudas por algunos escritores sobre la antigüedad de la Masonería,

no por eso dejaremos nosotros de creer firmemente que trae su origen de los mismos egipcios.

 

Como sistema simbólico la fraternidad incorpora en sus ritos multitud de elementos de manera ahistórica, es decir, “al margen del fluir del tiempo”. No es algo reprochable porque no pretende ser necesariamente una escuela de historia sino ante todo escuela de moral. Hablamos de símbolos que provienen de determinados periodos históricos y como tales sobre ellos no pesa la obligación de ser verdad en todos los casos, lo suyo es simplemente representar algo, tener significado. En otras palabras los mitos tienen cabida en el fascinante bagaje cultural de la orden que adornan, estudian y se practican en las logias.

Esto que acabo de decir no significa que la masonería no tenga su historia, o sea que tenga un origen ubicable en el tiempo y se haya visto afectada por procesos y cambios en el transcurso del mismo. No existe un profesional serio, es decir alguien que viva de historiar, que acepte que la historia de la masonería comienza en Egipto antiguo, o sea en el largo periodo que corrió desde los años 3150 al 31 a. C. Que hubo constructores, albañiles y sociedades iniciáticas en el decurso de tanto siglo es muy cierto, que fueran masones es algo imposible de probar. Y lo mismo ocurrirá con otras civilizaciones de la antigüedad.

Así que la historiografía de la masonería, sobre todo la desarrollada a partir del siglo pasado, ha decidido crear el concepto de Masonería Moderna para designar a la francmasonería que inaugura los ritos, creencias y valores que sirvieron de base a la que hoy conocemos. Desde otro punto de vista más técnico, diremos que la llamada Edad Moderna comenzó más o menos en el siglo XV, precisamente la era en que nace esta asociación. Justo en el periodo que va desde el renacimiento a la revolución científica. De la alquimia a la química, de la astrología a la astronomía.

Característica de la masonería es que trabaja en logias y adopta un sistema central de símbolos, por llamarle de alguna forma, que provienen de la jerga, el léxico y la cosmogonía de un oficio particular, los albañiles constructores de catedrales en la Edad Media. Otro rasgo es su alta disposición al deísmo, sin apartarse por completo de otras religiones llamadas “de Libro.” Detalle digno de resaltar es que adicional distintivo de esta forma de sociabilidad es su liberalismo, su elástica tolerancia ante la diversidad de credos y cultos. Asimismo su apertura y gran permeabilidad para el hermetismo, la alquimia y los postulados de los manifiestos rosacruces. Y para acabar de contar aquí de momento, se caracteriza por su origen en las Islas Británicas, durante el periodo que G. K. Chesterton califica como de las luchas teológicas.

Esta última característica nos lleva a plantear que, si bien la identidad de los primeros masones modernos se presta a discusión, el origen de la masonería se ubica en el establecimiento formal de la Gran Logia de Inglaterra, en febrero de 1717, que es lo que estamos celebrando en este año, precisamente. Los primeros tres siglos de masonería. Este aniversario ya implica en sí mismo varias cuestiones como la de aceptar que, si se conmemora la creación de una gran logia en el año citado, es obligado suponer la existencia previa de logias masónicas dispersas, con anterioridad a esta fecha. Indagar acerca de la antigüedad de la práctica masónica en Inglaterra sí que plantea nuevos retos. El trabajo de la historiadora británica Frances A. Yates, El iluminismo rosacruz, aparecido en 1972, contiene a mi juicio datos incontestables que proporcionan suma claridad sobre este asunto. La profesora encontró constancia del primer masón históricamente documentado. Se llamó Robert Moray, que fue admitido en una logia de Edimburgo, la capital de Escocia, el 20 de mayo der 1641, es decir 76 años antes de la creación de la Gran Logia de Inglaterra. Otro masón, segundo en antigüedad, fue Elías Ashmole, a su vez admitido en una logia de Warrington, en Lancashire, en 1646, o sea, 71 años antes de la creación citada. Sin embargo, hay otras constancias más antiguas acerca de la existencia de logias. Se han encontrado también en Inglaterra versos y notas en los que se hace referencia a la existencia de estos talleres, y datan de 1638.

Hacia 1717, como podemos inferir, existían muchas logias repartidas por todo el territorio insular, pero fueron solamente cuatro de ellas, radicadas en Londres, las que decidieron en febrero de ese año, fundar la Gran Logia. Éstas eran la llamada Número Uno, que solía reunirse en la cervecería Goose and Gridiron; la Número Dos, que se reunía en la cervecería Crown, de Parker´s Lane; la Número Tres, que hacía tenidas en la taberna denominada Apple Tree, de Charles Street y, finalmente, la Número Cuatro de la taberna Rummer and Grapes, de Westminster. Según el historiador de la masonería Jasper Ridley, el 24 de junio de ese año, se reunieron en la cervecería Goose and Gridiron y eligieron a Anthony Sayer como Gran Maestro. La gran logia se había establecido en febrero y en ese verano temía su primer dirigente electo. La mayoría de los escasos miembros de las primeras tres logias logias aún eran albañiles operativos o estaban conectados con el ámbito de la construcción, pero la logia número cuatro contaba con setenta miembros, entre caballeros y nobles.

Finalmente conviene reflexionar sobre el hecho de que una institución como la masonería debe ser valorada en su justa dimensión; su existencia se ha legitimado al paso de los siglos y por lo visto prevalecerá por muchos más, creando y manteniendo espacios de reflexión y acción para hombres libres e independientes. Su sana existencia se garantiza en tanto se mantenga así. No es patrimonio de una persona o grupo, de ningún gobierno, clase social, iglesia o partido político. Estamos ante un auténtico patrimonio de la cultura universal que cumple este año tres siglos.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-307

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ