Hay sobreexposición de arsénico y flúor en niños de Guadalupe

Hay sobreexposición de arsénico y flúor en niños de Guadalupe
La Casa Grande, en la comunidad de Tacoaleche, Guadalupe ■ FOTO: FACEBOOK

■ Los datos fueron aportados por Mónica Martínez Acuña, académica en la UACQ

■ Las muestras fueron recuperadas en 2013 de tomas de agua en escuelas públicas y domicilios

■ El líquido se consume tanto para beber como para cocinar de manera consuetudinaria

Investigadores de la Unidad Académica de Ciencias Químicas (UACQ) de la UAZ detectaron la sobreexposición a arsénico y flúor en niños de entre 6 y 12 años de edad. Las localidades de una muestra de ocho, que exhibieron mayores índices, fueron Ojocaliente y Guadalupe, en ese orden.

Las muestras fueron recuperadas en 2013 de tomas de agua; grifos ubicados tanto en escuelas públicas como en domicilios, dijo a La Jornada Zacatecas, Mónica Martínez Acuña, docente-investigadora en la UACQ.

El líquido se consume, según registraron los investigadores, tanto para beber como para cocinar de manera consuetudinaria.

Un estudio de seguimiento, más reciente, realizado con muestras tomadas a 105 niños, demostró la modificación del ADN mitocondrial en las células de los menores.

El estándar de referencia utilizado para este último estudio, que exhibe ya no la exposición a los elementos y sus probables riesgos, sino la presencia dentro del cuerpo y los efectos que están teniendo en los niños, fue generado por el Cinvestav-IPN en la Ciudad de México, acotó.

Los niveles en orina de estos tóxicos presentes en los niños, son superiores a los máximos recomendados para el caso de adultos que trabajan en contacto con estos elementos en la minería, advirtió Martínez Acuña.

La exposición crónica a arsénico se ha asociado en la literatura científica con efectos cancerígenos en la piel y vejiga, de manera más común. Y estudios más recientes, lo vinculan a diabetes e hipertensión, comentó.

Citó otro trabajo realizado sobre casos de niños coexpuestos al arsénico y el flúor, esto es, a ambos elementos a la vez, que arrojó como efecto una disminución importante en su coeficiente intelectual.

Mónica Martínez Acuña precisó que la exposición a los elementos no implica que en todos los casos se presentarán estos efectos en la salud, pero el estudio sí exhibe la necesidad de que se intervenga a tiempo, a modo de prevención.

Respecto de las modificaciones al ADN mitocondrial en las células de estos niños, esto es, un cambio en el sistema donde se producen los procesos de respiración de sus células, y que implican por tanto un daño en sus funciones que puede desembocar en diferentes padecimientos si el estímulo continua, sostuvo que todavía es reversible.

Al respecto precisó que proporcionar a esa población el acceso a agua limpia para beber y cocinar reduciría los riesgos a la salud hasta en un 40 por ciento.

Expuso que es necesario advertir que si el agua que se consume tiene presencia de estos tóxicos, el que se hierva en casa no sólo no evita los riesgos a la salud, ya que este procedimiento únicamente funciona para aquellos de carácter biológico. Por el contrario, en lugar de disminuirlos los potencia, pues la evaporación del líquido los concentra.

En los estudios citados Preliminary human health risk assessment of arsenic and flouride in tap water from Zacatecas, México y Mitocondrial DNA copy number in Mexican children co-exposed to inorganic arsenic and flouride from Zacatecas, Mexico, colaboraron Marisa Mercado Reyes, Jorge A. Alegría Torres, José J. Mejía Saavedra y la propia Mónica Martínez Acuña; fue respaldado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Gobierno del Estado, a través de un fondo mixto.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ