En la mira! Venezuela: un país con intereses extranjeros

En la mira! Venezuela: un país con intereses extranjeros

El entreguismo de algunos gobiernos no
tendrá perdón en el alma de nuestros pueblos.
¡Lo pagarán caro!
Delcy Rodriguez

La situación en Venezuela cada vez es más compleja y cada vez más insostenible. La recién electa asamblea constituyente, que en su mayoría es chavista; se estreno aprobando la destitución de Luisa Ortega quien fungía como fiscal general.  Instruyendo de manera fáctica su inhabilitación y el ejercicio de cualquier cargo público que pretenda ostentar; en un video la ex fiscalía pide ayuda de manera desesperada a una intervención internacional para parar tanta criminalidad e impunidad sobre el gobierno tirano de Maduro, y digo tirano porque su definición lo describe perfectamente: “Que abusa del poder político y gobierna de manera totalitaria, sin limitaciones legales y, normalmente, actuando de forma corrupta y cruel”.

Lo preocupante es que en estos momentos el caso de Venezuela ha sido motivo de reuniones de la OEA (Organización de Estados Americanos) donde los miembros expresaron su profunda preocupación por la alteración inconstitucional del orden democrático en la República Bolivariana de Venezuela y a su vez manifestaron mantenerse dispuestos a apoyar las medidas que permitan el retorno al orden democrático a través del ejercicio efectivo de la democracia y el estado de derecho en el marco constitucional de Venezuela, esto en pocas palabras se piensa seriamente promover ante la ONU una posible intervención militar sobre el país de seguir la situación de esta manera.

La OEA reitera su llamado al fin de la represión en el país, al inmediato establecimiento de un calendario electoral integral que incluya elecciones presidenciales en 2017, a la apertura de un canal de ayuda humanitaria, al restablecimiento pleno de las funciones de Asamblea Nacional, a la liberación de los presos políticos (importante) y enérgicamente a la inmediata cancelación irrestricta de actividades de la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y al respeto irrestricto a la institucionalidad democrática.

Pero el interés sobre la crisis de Venezuela va más allá que una caótica fractura política interna. La realidad de Venezuela rebasa los intereses de los países latinoamericanos porque recobre su esencia de un país incluyente y democrático. Y es que países poderosos como EUA y Rusia ven en el país Bolivariano un paraíso de negocios extraordinario, factor de peso incontable que los hace relamer los bigotes para que estalle una guerra y suceda el derrocamiento definitivo de Nicolás Maduro, EL PETROLEO. El petróleo principal fuente de ingresos que genera alrededor del 80 % por concepto de exportación en Venezuela. País miembro y fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y uno de los principales países productores en el planeta. Los yacimientos de Venezuela de este recurso y en todos sus tipos son abundantes en gran parte del territorio, teniendo la primera reserva mundial, cosa que explica que cada día se extraigan 2 398 000 barriles, exportándose la mayor parte a Estados Unidos, Europa y países de Latinoamérica principalmente.

En contraposición Estados Unidos es la principal fuente de divisas  para mantener a flote al gobierno de Maduro, son por eso las amenazas de Trump de restringir y congelar todo lo que tenga que ver con Maduro y su gobierno. Acción que sin dudas podría dejar al país sudamericano en la ruina prácticamente. Aunado a las sanciones que apliquen en materia de exportación de petróleo a los países latinos, que por lo visto esta semana se reúnen nuevamente en Perú y acordaran las sanciones y medidas sobre Venezuela de no entablar mesas de diálogo entre los opositores y su gobierno.

Por otro lado los intereses de México en el caso de Venezuela rebasaron lo que muchos pensábamos tendríamos que haber actuado como mediadores y no como impositores a una situación externa, situación que nos aleja del eje rector más emblemático de nuestro país: “el respeto al derecho ajeno es la paz”. México perdió su tacto que lo distingue en sus relaciones internacionales. Recordemos aquel bochornoso debate en una reunión de cancilleres de Latinoamérica donde la canciller venezolana Delcy Rodríguez, famosa en redes sociales por su aguerrida intervención y defensa de su gobierno y a su presidente.

A través de su cuenta personal de Facebook condenó el posicionamiento hecho por el canciller Luis Videgaray en el sentido de que la reunión sobre la situación venezolana que se celebrará hoy en la Organización de Estados Americanos (OEA), deberá incluir en su agenda la discusión del calendario electoral de ese país, la liberación de presos políticos y la restitución de la Asamblea Nacional. La respuesta de la leona como la llamo Maduro Delcy Rodríguez no se hizo esperar y calificó públicamente las declaraciones hechas por el mexicano a medios internacionales como “infames e inmorales. La funcionaria de Venezuela agregó que Videgaray pretende lo imposible: “construir un muro entre nuestros pueblos, unidos por lazos históricos de dignidad indisolubles”.

 

Para finalizar:

La situación de Venezuela no parece tener remido o al menos intenciones de cambiar el régimen de Maduro. Presidente tirano que llamo cobarde  a nuestro presidente y que ahora ente la víspera de la reunión en Perú se definirá el futuro de Venezuela con los países latinosamericanos y sobre todo el futuro de la relación con México. ■

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ