Ser estudiantes en la época neoliberal: desierto económico

Ser estudiantes en la época neoliberal: desierto económico

Con el neoliberalismo en México la pobreza ha crecido y se ha consolidado. La medición de pobreza en este país se hace cruzando dos grandes factores: ingresos y carencia de derechos. Los ingresos son efecto de la calidad del empleo, y las carencias del incumplimiento de servicios por parte del Estado. Pues bien, según el Coneval, en lo que corresponde a las carencias se ha avanzado, pero el factor de los ingresos mantiene al país atrapado en la pobreza. En otras palabras, los programas de desarrollo social han surtido algún resultado, pero es negado o anulado por las políticas de desarrollo económico. En síntesis: la causa del estancamiento en la pobreza es el empleo precario. Y dicho empleo rebasa el 60 por ciento de las personas ocupadas. Ese empleo tiene que ver con la seguridad social y el número de horas ocupadas por semana, sin embargo, el factor principal es el nivel de ingreso. Este último se relaciona con la calificación del trabajo: entre más calificado mejor pagado. Sin embargo, la estructura económica del estado de Zacatecas no puede absorber una gran cantidad de profesionales. Y si a esto lo sumamos con el hecho de que la oferta educativa del nivel superior de la entidad tiene poco que ver con las necesidades económicas del territorio, caemos en la explicación de por qué el mayor porcentaje del desempleo se concentra en la población con mayor escolaridad. Es decir, hay (porcentualmente) menos desempleo en la población con menos escolaridad que la que tiene más estudios, pero la primera se emplea con salarios muy precarios.

Fox hizo una estrategia que apostaba ‘al autoempleo’, o al llamado changarrismo. Esos ‘changarros’ son, por definición, precarios: reproductores de la pobreza. ¿Y los changarros calificados? Eso es casi una broma. Es increíble que gente como Fox haya gobernado todo un país, y que esos programas hayan tenido lugar. Pero lo mismo podemos decir de todos los gobiernos neoliberales: un verdadero bodrio económico. Para hacer del empleo calificado toda una estrategia de crecimiento, se debe sincronizar el proceso educativo superior con la detonación económica, y esto último implica inversión pública y privada de gran envergadura. Con una sólida estrategia de producción de mercado interno. Y esto último está fuera de los dogmas neoliberales. Esto es, para salir del hoyo de la pobreza debemos mandar al neoliberalismo al bote de la basura. Mientras eso no ocurra, seguiremos concentrando la riqueza en las manos de unos pocos mega-ricos, y condenando en la pobreza a las futuras generaciones.

Así las cosas, mientras no exista la sincronización arriba descrita, el empleo de los actuales y futuros estudiantes será un fantasma: o no existirá o será mediocre. Pero dicha sincronización que crea el mercado interno significa el rechazo al neoliberalismo. Luego entonces, los jóvenes estudiantes no podrán aspirar a un futuro digno mientras el neoliberalismo conduzca la política económica de este país. Así de claro.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ