Investigan al yerno de Trump por supuesta reunión con jefe de banco ruso

Investigan al yerno de Trump por supuesta reunión con jefe de banco ruso

Nueva York. El presidente Donald Trump continuó este martes con su asalto sobre el “estado regulador” al desmantelar medidas para frenar el cambio climático impulsadas por su antecesor, recortando fondos para la investigación científica y médica, y continuando con sus planes para un muro fronterizo, todo mientras su presidencia sigue bajo una investigación sin precedente en la historia estadunidense.

Nunca antes la presidencia de Estados Unidos había estado bajo sospecha y múltiples investigaciones oficiales -incluyendo del propio FBI- por posible colusión de su campaña con oficiales rusos para manipular la elección presidencial estadunidense.

La noche del lunes hubo una nueva revelación de que el yerno y asesor oficial de Trump Jared Kushner sostuvo reuniones con ejecutivos de un banco ruso, Vnesheconombank (VEB) que estaba bajo sanciones ordenadas por el gobierno de Barack Obama, reportó Reuters. Según esta versión, Kushner se entrevistó en diciembre con Sergei Gorkov, ex integrante del Servicio de Seguridad Federal de Rusia y presidente del banco ruso, nombrado a ese puesto por Vladimir Putin a inicios de 2016.

Poco antes, Kushner anunció que estaba dispuesto presentarse ante el Comité de Inteligencia del Senado como parte de su investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones estadunidenses. Esto en parte porque Kushner se había reunido con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, en la Torre Trump, junto con el ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, quien fue despedido por el presidente después de ocultar reuniones con ese mismo embajador.

A la vez, Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump cuyos vínculos con empresarios y políticos rusos ahora forman parte de la investigación de la mano rusa en la elección estadunidense, estaba asociado con cuentas bancarias y empresas que detonaron una investigación de lavado de dinero por un banco en Chipre, reportó esta noche NBC News. Una de estas empresas formaba parte de un negocio de 20 millones de dólares con un oligarca ruso muy cercano a Putin.

Mientras tanto, se enreda aún más todo esto cuando los investigadores son sospechosos también. El presidente del Comité de Inteligencia de la Camara de Representantes, el republicano Devin Nunes, rehúsa revelar las fuentes detrás de información que recibió según las cuales comunicaciones de Trump y sus asociados podrían haber sido interceptadas por agencias de inteligencia estadunidense que estaban espiando a objetivos extranjeros.

El comité que encabeza Nunes está a cargo de una de las investigaciones sobre la interferencia rusa en la elección presidencial, y fue en una audiencia ante este comité donde el jefe del FBI James Comey confirmó por primera vez en público que existe una investigación oficial sobre los vínculos de la campaña de Trump con el gobierno ruso.

La semana pasada, Nunes fue a informar a Trump -a quien apoyó durante la elección y hasta fue integrante de sus equipo de transición- y después sostuvo una conferencia de prensa afirmando que había visto inteligencia que indicaba el espionaje posiblemente “incidental” del círculo de Trump, todo antes de hablarlo con los otros integrantes del comité.

Ayer admitió que había estado en algún lugar de la Casa Blanca cuando revisó esa inteligencia. Como resultado, su contraparte demócrata, el representante Adam Schiff, llamó a que Nunes se recusara de la investigación sobre Trump y los rusos, algo que rehusó hacer. Sin embargo, anunció que por ahora está suspendiendo todas las próximas audiencias programadas sobre el asunto ante el comité.

A la vez, el Washington Post reveló que la Casa Blanca había buscado bloquear el testimonio de la ex procuradora general en funciones Sally Yates sobre el asunto de los vínculos de asociados de Trump con los rusos ante el comité de Nunes. Hoy, la Casa Blanca rechazó la versión como “100 por ciento falsa”.

No podría faltar un tuit de Trump en todo esto: anoche envío un par argumentando que los comités legislativos deberían investigar mejor supuestos vínculos rusos de Bill y Hillary Clinton en lugar de los suyos, subrayando que “la nota Trump Rusia es un engaño”.

Desmantelar normas, construir muros

A pesar de la magna derrota política de Trump, y del liderazgo legislativo republicano, al fracasar impulsar la anulación de la reforma de salud de Barack Obama la semana pasada, y ante el desorden de la Casa Blanca -algunos dicen que es a propósito otros que es resultado sólo de la ineptitud del ocupante- la ofensiva política prometida por Trump durante su campaña continua en varios frentes.

Hoy Trump firmó una orden ejecutiva para iniciar el desmantelamiento de normas ambientales y anular el legado de Obama para abordar el cambio climático. La orden gira instrucciones a la Agencia de Protección Ambiental de revertir el plan para obligar a plantas generadoras de energía a limitar las emisiones que contribuyen al calentamiento global, y anular reglas para controlar las emisiones de carbono y el requisito de que oficiales federales tomen en cuenta el impacto ambiental de sus decisiones. Estas iniciativas ponen en riesgo los compromisos de Estados Unidos adoptados en los acuerdos de París para enfrentar el cambio climático.

En la ceremonia, el presidente nunca empleó o hizo referencia al concepto de “cambio climático”. Enfatizó solo “empleo” y afirmó que su gobierno estaba “poniendo fin a la guerra sobre el carbón”.

También, la aprobación de fondos iniciales solicitados por Trump para construcción del muro fronterizo podría ser postergada, indicaron líderes republicanos en el Senado. Los fondos están incluidos en un proyecto de ley de gasto suplementario para actividades militares. Ante las presiones políticas para aprobar el gasto federal antes de la fecha límite del 28 de abril para lograr evitar una clausura parcial del gobierno, el liderazgo republicano indicó que tal vez abordaría el gasto suplementario “en fechas posteriores”, reportó The Hill.

Sin embargo, el gobierno de Trump está proponiendo recortes de presupuesto de 18 mil millones a programas de investigación médica, infraestructura y asistencia comunitaria para financiar el inicio de la construcción del muro y otras medidas antimigrantes, reportó Ap.

Mientras legisladores demócratas amenazan con obstaculizar aprobación de fondos para el muro, se intensificó la respuesta de legisladores locales y estatales y alcaldes pronunciándose en contra de las medidas antimigrantes y expresando su compromiso en defender ciudades “santuario” por todo el país contra la amenaza del gobierno de Trump de retirar fondos federales.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70