Francisco Esparza. ‘Voces para siempre en Zacatecas’

Francisco Esparza. ‘Voces para siempre en Zacatecas’
'Voces para siempre en Zacatecas', de Francisco Esparza Acevedo

La Gualdra 278 / Entrevistas / Libros

La semana pasada Francisco Esparza Acevedo presentó su libro de entrevistas Voces para siempre en Zacatecas; en él se reúnen las voces de 25 personajes con quienes este periodista dialoga de una manera muy especial, con ese estilo peculiar que lo caracteriza. A propósito de este libro, del que recomiendo ampliamente su lectura, nos reunimos Francisco y yo para conversar y aquí les presento la entrevista.

 

Jánea Estrada Lazarín: Más de 39 años ya de periodista, Pancho. ¿Cómo inició esto? ¿Por qué elegiste esta profesión?

Francisco Esparza: Sí, más de 39. Fíjate que yo tengo un padre de mucho prestigio médico, el Dr. Francisco Esparza Sánchez, que siempre se dedicó a fomentar en nosotros sus hijos la lectura, el estudio y que fuéramos escogiendo lo que nosotros quisiéramos. Aun cuando yo lo acompañaba al consultorio, a las visitas en los municipios donde regalaba la consulta, nunca me llamó la atención la medicina. Mi papá salía de casa a las 6 de la mañana y regresaba a las 11 o 12 de la noche, para mí era muy conflictivo eso, creo que por lo mismo no estudié medicina. En la elección de ser periodista influyó mucho la lectura; en aquel entonces me gustaba mucho como conducía su noticiero Guillermo Ochoa…

 

JEL: ¿Cómo fue tu incursión al periodismo aquí en la ciudad?

FE: En 1978, iba pasando yo por la avenida Juárez y don Jesús Jáquez me invitó. “¿Sabe de charros y caballos, Panchito?”, me preguntó. Le dije que no y de todas maneras me llevó a cabina y me puso a leer durante una hora, un libro de Rincón Gallardo sobre charros y caballos. Ése fue mi debut en radio. En esos días, me invitó –nunca supe por qué- a trabajar con ella, Guillermina Pacheco, directora en aquel entonces del Sol de Zacatecas.

 

JEL: ¿Cuál fue la sección en la que trabajaste en tus inicios en el periódico?

FE: Estaba aprendiendo… me mandaron a los toros a Jerez, fue mi primera nota periodística y tampoco sabía nada de toros [ríe], entonces imagina las notas que estaba haciendo… terribles. Quien me empezó a informar y asesorar en esto del periodismo escrito fue Tere Morales, quien había entrado al periódico unos meses antes que yo, junto con Filomeno Pinedo, también estaba Armando Solís… Yo ya tomaba fotografía, así que me juntaba mucho con Pepe Campos. Así me fui metiendo al periodismo; unos años después me fui a Guadalajara a estudiar Ciencias y Técnicas de la Comunicación; allá mismo cursé radio en el ITESO, y regresé hasta 1984.

 

JEL: Regresas recién graduado y sin empleo…

FE: No. Cuando regresé me mandó llamar Francisco Javier Velasco del periódico Momento; y Edmundo Llamas, el gerente general de la LK y la Z de Zacatecas, en ese momento le rentó un mes las estaciones a Arnoldo Rodríguez; éste me invitó a trabajar con él, acepté y me quedé trabajando después con Edmundo Llamas. Don Edmundo me pidió que me quedara en la gerencia general de Radio Sistema Zacatecas. Fue otro mundo para mí, duré años de gerente. Y estando en eso, me habla Juan Enríquez en 1989; me platicó de su proyecto y me dijo “¿Te vienes a ayudarme?”, primero me fui con él a trabajar a Turismo, en comunicación social. Así que trabajaba en el Momento y también en Turismo. Con Juan Enríquez estuvimos metiendo solicitudes y solicitudes y la mentada estación de radio nunca llegaba, no se autorizaba; hasta 1991, cuando era Secretario de Comunicaciones y Transportes Daniel Díaz Díaz, en esto nos ayudó mucho Genaro Borrego.

 

JEL: En 1991 se autoriza la concesión de radio y empiezas ya como gerente…

FE: Empecé como gerente de Grupo Plata Zacatecas, ya con experiencia. Juan Enríquez tenía una tienda de ropa y textualmente me dijo: “Pancho, ahí está la estación”. Y cuando le pregunté que qué tenía pensado, que qué era lo que deseaba hacer, me dijo algo así como “Ése es tu p…roblema” [ríe]. Y empezamos a construir el proyecto, a comprar discos, tornamesas, a armar el equipo… todo.

 

JEL: ¿Qué periodistas iniciaron contigo en este proyecto?

FE: El 26 de octubre de 1992 inicia como encargado del Sistema Informativo de Grupo Plata Zacatecas, José Luis Medina Lizalde. No queríamos nosotros a ningún periodista hecho, queríamos innovar también y por eso iniciamos con Luis Medina, con su programa “Hablando en Plata”. Posteriormente se sumó Mario Caballero –con quien hice pareja 10 años en el micrófono-, Eliézer Name, Nora Martínez, Paty del Riego, Alfredo Valadez, Alonso Chávez, Cristina Velasco…

 

JEL: Hay que decir también que pese a que estabas construyendo todo un proyecto de radio desde lo administrativo, nunca dejaste tu labor como periodista.

FE: Sí, mi pasión es el periodismo. Al principio, seguía yo trabajando en el Momento, y aunque Luis se hacía cargo del noticiero, de vez en cuando hacía yo algunas cosas en radio, como entrevistas especiales –como las del libro Voces para siempre en Zacatecas-.

 

JEL: El tuyo es un periodismo muy especial, porque es un periodismo muy crítico.

FE: Siempre me ha gustado este tipo de periodismo. Siempre me he opuesto a la represión, sobre todo la que existía en aquellos años, por parte de los sistemas gubernamentales. En Guadalajara trabajaba en Noti-sistema y se practicaba también un periodismo muy crítico y ahí aprendí de Jaime García Elías, Paco Aceves, Juan María Naveja… de ellos aprendí que se tenían que decir las cosas, que no debíamos callarnos.

 

JEL: Siempre has manejado una línea periodística orientada al despertar de la conciencia ciudadana… ¿Por qué consideras que es importante que los ciudadanos escuchen otra voz diferente a la oficial?

FE: Precisamente porque la voz oficial nos manipuló, nos contagió, nos creó opinión durante muchos años. Y la voz crítica, salvo casos muy específicos, no la podías escuchar en otros lugares en aquel entonces. Yo soy un creyente de que debemos ser críticos, tenemos que dar un punto de vista diferente al oficial, para que la sociedad tenga opciones y se pueda formar su propio criterio; para que la sociedad sepa que no todo lo que nos dicen es verdad, porque nadie tiene la verdad absoluta, pero hay que presentar panoramas diferentes. Creo que la sociedad ha despertado, que necesita más información, de ahí la necesidad de un periodismo crítico.

 

JEL: ¿Recuerdas algunos casos de esa represión de la que hablas?

FE: Yo recuerdo, en el periódico Momento, cuando estaba prohibido entrevistar a Raymundo Cárdenas o darle una nota en primera plana. El sistema lo prohibía, Cervantes Corona y Pámanes Escobedo, que fueron los gobernadores que me tocaron cuando iniciaba en el periodismo, no dejaban hablar de esto, y tenían controlados a los medios por publicidad y a los directores. Ese tipo de control sigue hoy en día, pero ya con periodistas más libres, más críticos, inclusive los medios de comunicación en general ya son más abiertos a la crítica, aun cuando tengan convenios de publicidad con gobierno y eso es muy importante.

 

JEL: Tendríamos que acotar que los convenios de publicidad con gobierno tienen que ver con garantizar el derecho humano a tener una información plural…

FE: En teoría debería de ser así, pero luego muchos convenios con gobierno –no en mi caso- implican que recibas sugerencias de “no escribas esto, no digas aquello…”.

 

JEL: Yo no me imagino a alguien tratando de darte línea de esa forma…

FE: Y lo han intentado, ¿eh? [ríe] Mira, Juan Enríquez y yo tuvimos un convenio en la parte informativa desde el principio (él vendía telas en la Violeta), me dijo: “Mira, Pancho, ni yo vendo noticias ni tú vendes telas: tú a lo tuyo y yo a lo mío”. Eso es un privilegio y es además una empresa ejemplar en ese sentido, porque Juan me ha respaldado en las buenas y en las malas.

JEL: ¿Ha habido “malas”?

FE: Sí, muchas; por ejemplo, durante el sexenio de Ricardo Monreal, por mi forma de hacer periodismo, su gobierno jamás nos dio un solo cinco de convenio. Juan soportó esos 6 años pero además encontramos la solidaridad de los comerciantes. Y fueron 6 años en los que peleé con Monreal duro y tendido. Las represiones habían iniciado antes, desde el Oso Medina, quien había tenido muchas diferencias con Arturo Romo, incluso tuvimos agresiones físicas –o daños en los hogares o en nuestros autos-, no de Arturo, pero sí de su gente como Pedro Eliel Carmona, eso era ejercer presión. En cuanto a Ricardo Monreal, debo decir que admiro su inteligencia y admiré muchas cosas de su forma de hacer gobierno; pero le criticaba mucho su populismo, sus mentiras, y las evidenciaba al aire, le decía a la gente que Monreal no era el Santo Niño de Plateros, por ejemplo. Decir lo bueno y lo malo no era bien recibido por él. Y sólo hablaba de la parte pública, porque yo nunca he hablado de la vida privada de nadie como parte mi labor periodística.

 

JEL: Estamos hablando entonces de que debe de haber siempre un código de ética.

FE: Por supuesto. Mi padre me decía “Siempre respeta a las personas porque te vas a respetar a ti mismo”. A partir de ahí empecé a practicar un periodismo cuya crítica aunque sea dura, fuerte, siempre tiene un sustento. Nunca hago una crítica sin fundamento ni me meto en asuntos personales.

 

JEL: Bien, por un lado está tu interés por el periodismo crítico, pero también está la parte de la credibilidad, la importancia de mantenerla…

FE: Sí, y la cuido mucho. La credibilidad se ha perdido en muchos sectores de la sociedad, por eso me interesa cuidar la mía porque sé que puedo influir positivamente en las nuevas generaciones; el periodismo tiene que ser crítico, ético pero además orientativo, formador de opinión, tiene que contribuir al fortalecimiento de la sociedad. Por eso hablo también de valores, de principios, que siempre han estado ahí, pero nos hemos distraído tanto con la tecnología que nos hemos olvidado de varias cosas fundamentales. La tecnología es una gran herramienta pero también es un gran peligro… tenemos que retomar el diálogo, tenemos que regresar a la plática, a la convivencia…

 

JEL: De ahí tu libro, en el que dialogas con distintos personajes, en el que charlas con ellos sobre cosas importantes…

FE: Sí, parte de este proyecto nace por el hecho de reconocer que estamos perdiendo el concepto de la vecindad; ya no sabes quién es tu vecino. Por una parte está el miedo, pero la pérdida de la convivencia viene de más atrás, de los hábitos familiares.

 

JEL: En este libro entrevistas a personajes de la vida política, cultural, artística, a periodistas, a un sacerdote… Me llaman la atención las entrevistas que realizas a artistas como Ismael Guardado, Joaquín Sabina, Flor Silvestre, al Mtro. José Manuel Enciso González… hablemos de él, por ejemplo.

FE: Tengo más de 40 años de conocer al Mtro. Enciso, a su familia. José Manuel Enciso viene de la cultura del esfuerzo, es un hombre que perdió a muy temprana edad a su padre, que tuvo que trabajar muy duro para sostener a su familia; se casó y tiene un montonal de hijos –que son una maravilla todos-; además de todo esto tiene un negocio tradicional en Zacatecas, al que todavía de vez en cuando baja a vender casimires… y es sobre todo un gran artista, su capacidad creativa no ha mermado, sigue pintando con una facilidad asombrosa. Creo que hemos dejado de reconocer a este ser humano como un gran artista zacatecano; José Manuel Enciso es un gran ejemplo para quienes son o no parte del medio cultural, es el cronista pictórico de Zacatecas del siglo XX. En su obra captas cómo era Zacatecas, como ha cambiado, cuáles son sus tradiciones, y no es fácil que un pintor logre hacer eso; no hay en Zacatecas quién haga lo que él hace: hablar de Zacatecas. Tengo varias entrevistas con él y en el libro escogí una de ellas.

 

JEL: Veo en Voces para siempre en Zacatecas, en las 25 entrevistas que lo conforman, un interés por la pervivencia de la memoria…

FE: Ésa es la intención, parte de esta humilde aportación que hago tiene que ver con el interés de que la gente conozca a distintos personajes de la vida cultural zacatecana, para que las nuevas generaciones además sepan, por ejemplo, quién fue Rufis Taylor; cómo nació una empresa zacatecana como Gorditas Doña Julia; cuáles han sido las aportaciones del sacerdote Luis Salazar… Trato de rescatar la memoria reciente. Me uno al esfuerzo de Pepe Enciso, de Manuel González, de todos aquéllos que han escrito sobre personajes que han aportado mucho a nuestra sociedad y a quienes no siempre se les ha reconocido en su justa dimensión. Es importante preservar la memoria de estos personajes porque es la memoria de Zacatecas, de nosotros mismos, porque no podemos avanzar si desconocemos nuestra historia.

 

JEL. Éste es el primero de 5 libros. Menuda tarea para seleccionar de entre casi 2000 entrevistas que tienes las que habrán de conformar el siguiente…

FE: Mi idea es hacer 4 libros más, porque tengo muchas más entrevistas de artistas y personajes zacatecanos, de artistas que han venido de otros lados y que han aportado algo a Zacatecas; otras entrevistas de políticos que de pronto han dicho cosas interesantes… ya casi tengo armado el siguiente, ojalá que salga antes de septiembre de este año.

 

JEL: En este libro veo que también entrevistas a cuatro personajes que han sido gobernadores de Zacatecas.

FE: Sí, de eso te cuento algo. Fernando Pámanes fue mi primer entrevistado; recuerdo que le pregunté algo así como “Señor, ¿qué ha sacado usted como gobernador?”, la pregunta no fue bien formulada o no fue bien entendida, por lo que me contestó, palabras más palabras menos: “Muchachito, vaya primero a sonarse las narices y luego ya viene y me pregunta”, y ahí terminó la entrevista. Con Cervantes Corona hice una gran amistad los últimos años de su vida; nos platicaba anécdotas sobre cómo llegó al poder, cómo gobernaba, cómo era la política de antes y en la entrevista trato de reflejarla. En este libro sólo se presentan fragmentos de las entrevistas, no son las entrevistas completas… En el caso de Amalia García Medina, por ejemplo, sólo es una pregunta: “¿Es cierto que te raparon los zetas?”, la respuesta está en el libro…

 

Francisco Esparza dialoga con 25 personajes en este libro con la intención de preservar en la memoria quiénes son o fueron y cuáles han sido sus aportaciones a la sociedad. Pero más allá de eso, nos devela a través del diálogo, la parte humana de los entrevistados. Lanza sus preguntas como dardos certeros, se arriesga a preguntar lo que no todos se atreven, es osado, crítico y divertido. Voces para siempre en Zacatecas, editado por la empresa editorial zacatecana Texere, es un libro que vale la pena tener en nuestra colección porque su lectura además de informarnos nos devuelve la capacidad -casi perdida- de asombrarnos, de reflexionar en torno a nuestro aquí y ahora. Si usted aún no lo tiene, le recomiendo que lo adquiera, porque además es un libro bellísimo, en cuya portada aparece el detalle de una pintura realizada por el artista zacatecano Alfonso López Monreal. Enhorabuena, Francisco Esparza Acevedo, por este nuevo libro.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_278

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70