Libros de texto gratuitos y Santa Inquisición

Libros de texto gratuitos y Santa Inquisición

Comentarios Libres

El secretario de Educación Pública en el gobierno del presidente Manuel Ávila Camacho, que se preocupó sobre los libros para los alumnos de la educación obligatoria en todo el país fue Jaime Torres Bodet. Y el presidente que advirtió que el principio de gratuidad de la educación básica establecido en la Constitución, no se cumplía porque eran costosos, de mala calidad y no accesibles a la economía de los mexicanos, fue Adolfo López Mateos.

Como presidente de la República, se encontró con dos problemas de la población: alto índice de analfabetismo y pobreza. que eran obstáculo a la equidad y el acceso a la educación. Para enfrentarlos, nombró como secretario de Educación Pública nuevamente a Jaime Torres Bodet. La encomienda: que todos los escolares de la educación pública y gratuita llevaran un libro de texto pagado por la Federación. Con este objetivo, el 12 de febrero de 1959, surgió la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) y estos se institucionalizaron en todas las escuelas públicas y particulares.

No fue tarea fácil su aceptación. Se llegó a considerar que atentaban en contra de la libertad educativa. Las críticas y protestas por parte de padres de familia y organizaciones clericales, no se hicieron esperar. Los primeros libros eran tema crucial, el presidente asignó esta tarea a Martín Luis Guzmán, ganador del Premio Nobel 1958, con la recomendación de que su diseño debería ser minucioso, a fin de evitar expresiones que desencadenaran odios, prejuicios y controversias. A las críticas, López Mateos respondía: “todos son niños y todos son parte de nuestro pueblo”.

Al conmemorarse 150 años de la independencia y 50 de la revolución, la portada de los textos contenía obras de David Alfaro Siqueiros, Roberto Montenegro, Alfredo Zalce, Fernando Leal y Raúl Anguiano que consistían en retratos de los héroes de la patria.

Desde 1962 y hasta 1972, la Conaliteg empleó una obra de Jorge González Camarena para utilizarla como nueva portada de los libros de texto: La patria. Se trataba de una mujer de tez morena, rasgos indígenas y mirada valerosa que, apoyada en la agricultura, la industria y la cultura –simbolizadas en las imágenes del escudo y la bandera nacional, un libro y diversos productos de la tierra y la industria-, representaba el pasado, presente y futuro de nuestra nación.

Hacia la mitad de la década de los noventa, y por primera vez en la historia de la Comisión, los libros de texto llegaron a las escuelas antes del inicio del inicio de clases, gracias a la coordinación de esfuerzos con distintas dependencias federales, estatales y municipales. A partir de 1997, se puso en marcha el programa de distribución de libros de texto gratuitos para secundaria, con lo que inicialmente se benefició a los alumnos de 1743 municipios con mayor índice de marginación. Posteriormente, y por acuerdo presidencial, se hizo extensivo a todos los estudiantes de secundaria el derecho a los libros de texto gratuitos financiados por la Federación. Al mismo tiempo, la Comisión omitió de su denominación el término “los” (Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos) para quedar (Comisión Nacional de libros de Texto Gratuitos), que utiliza actualmente.

Unos datos sobre la Conaliteg: en 2005 internacionalizó su oferta, mediante la producción de libros de texto para los educadores de la República de Honduras, financiados por el gobierno hondureño y el Banco Mundial. Como se puede apreciar, esa comisión es una de las políticas más sostenidas y enriquecidas a lo largo del tiempo. Ha permanecido durante 9 sexenios presidenciales y aproximadamente 15 secretarios de Educación Pública diferentes. La producción del organismo es vasta y especializada con oferta de libros para educación pre-escolar, primaria, secundaria, telesecundaria, indígena (en 42 lenguas diferentes), Braille y Macrotipo.

Regresemos a nuestra realidad. El viernes 1 de julio de 2016 se publicó: la SEP aseguró que los más de 179 millones de libros de texto gratuitos estarán oportunamente en manos de 26.7 millones de alumnos de educación básica un mes antes del ciclo escolar 2016-2017.

Sin embargo los textos que están por distribuirse entre los escolares, contienen lo que Peña Nieto propuso en relación con la legalidad de matrimonios entre personas del mismo sexo y etc. Obviamente, ilustraciones, explicaciones y más sobre esos temas, forman los contenidos.

Ya pasaron siglos de que había existido la Santa Inquisición. Sin embargo, en la capital del estado más rico del país parece que se detuvo. En el Congreso local de Monterrey, los diputados locales y federales del PAN, y la Unión Neoleonesa de Padres de Familia, acordaron arrancar las páginas de los libros de texto gratuitos que contengan información sexual, sobre el cuerpo humano y métodos anticonceptivos. Otra propuesta fue quemar los volúmenes y tomar las escuelas si los textos de educación pre-escolar, primaria y secundaria no son retirados de las instituciones educativas públicas y privadas del estado. Inclusive, la vicepresidenta de la Comisión de Educación, la priísta Liliana Tijerina propuso que el tema debe consultarse con las asociaciones religiosas.

¿Qué ven los niños en la televisión, el Internet y el celular?■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70