Un rockcito para todos los roles / El Chopo como alternativa para la cultura

Un rockcito para todos los roles / El Chopo como alternativa para la cultura

Las tendencias de los nuevos tiempos respecto a la cultura del rock están dejando mucho que desear; los eventos culturales se están convirtiendo en festivales populosos que lo único que muestran es la inversión para aglutinar a un público numeroso que disfrute al máximo unas cuantas horas y su atención se centre en eso, en la diversión, para desvirtuar la problemática que vive actualmente un país en decadencia, un estado que ha dejado al abandono a la clase trabajadora, un conglomerado que ha mantenido el sistema educativo en un enorme caos para que los docentes se la pasen de tiempo completo asistiendo a cursillos repetitivos, intrascendentes, dirigidos por maestros que tienen tres décadas fuera del aula, que ya no se acuerdan cómo eran los grupos de alumnos, y así, en cada departamento de la sociedad, se ha perdido la credibilidad en lo emprendido por este gobierno incapaz de retomar el rumbo de la estabilidad.

Dando el rol por Aguascalientes, tocaba el sábado pasado, en El Emporio bar, esta banda zacatecana que ha puesto muy en alto el rock de aquí. Postnecrum rock sinfónico metal para todos ustedesEn el mismo Tianguis Cultural del Chopo, la catedral del rock en México, las cosas no andan bien; la mala organización, la voracidad de algunos tianguistas y el menosprecio de algunos actores principales de este espacio hacia las muestras de provincia han trastocado la filosofía inicial; están llevando al movimiento cultural chopero a convertirse en un sitio lleno de puestos de playeras, colguijes y discos quemados; tratándose de lo musical, están perdiendo credibilidad. El rock va en picada con los nuevos directivos. Ojalá recapaciten y se pongan las pilas, de lo contrario, va a suceder lo que en Zacatecas con aquel renombrado Festival Cultural, que han convertido en una verdadera feria de pueblo, haciéndose necesario voltear para otros territorios para mantener el gusto por la verdadera cultura del rock, y es aquí donde Lorenzo está en la disyuntiva de apoyar a los músicos zacatecanos participantes en el Vive Latino 2015 o caerle a la ciudad de la gente buena para escuchar a la legendaria banda de los metales de oro, Chicago, y su propuesta jazz-rock-popera que desde hace 46 años anda en el rol. Por la situación climática, Lorenzo decidió tomar la carretera rumbo a Aguascalientes, donde también estarían tocando los bandosos de Revolución Callejera y la agrupación que ha trascendido a otras latitudes, luego de participar en el previo al tronado Hell and Heaven, donde ocupó un merecido segundo lugar a nivel nacional; ésta es Postnecrum, banda de death metal melódico que tenía bastante audiencia en conocido bar por el rumbo del Parque de las Tres Centurias. Por supuesto que la musicalidad de los zacatecas dejó entrever que ya son de los de la camada de adentro de la ventanilla, pues la audiencia se prendió de inmediato con las aguardentosas vocalizaciones de Beto y los tremendos aportes sonoros de unos aguerridos caballeros del metal, Lucio, Nino, Whilhem, Said -el bataco- y el “Digi” -en las consolas-; extraordinaria presentación de los Postnecrum en El Emporio.

Postnecrum, la banda, apenas comenzaba su actuación, cuando la audiencia ya estaba frente al escenario moviendo las cabezas. No cabe duda que esta agrupación causa tremendo revuelo donde quiera que se presente; en esta ocasión, sábado 14 de marzo, lo hizo en El Emporio, bar de Aguascalientes, y levantó el ánimo de una ansiosa asistencia que esperó por escuchar a los guerreros zacatecos

Los recuerdos se agolpan de inmediato y vienen los sureños sonidos folk y country de Los Creedence, para luego seguir acomodando las imágenes y las sonoras figuras de Chicago, una de las grandes bandas que influyeron a las de aquí, y de pronto, se escucha a Julio Márquez, vocal del grupo orgullo zacatecano Séptima Galaxia, cantando la clásica Colour my world o Question 67-68. “Esto es música”, comentaba el locutor de la LK radio 128, de la capital zacatecana, en un tono de invitación. Por doquier escuchabas esa rola de la Chicago, Transit Authority, desde 1969, año en que grabó su disco homónimo; Radio 590, Radio Capital y su programa Vibraciones, Canal 58 y Radio Educación tocaban a Chicago en los setentas. La secundaria estrenaba edificio; los chavos arreglaban su melena en estilos diversos, unos a la afro, otros en capas, los exquisitos, degrafilado, dicen ahora, y la inmensa mayoría usaba una matota como la mamá de Tarzán, como si fuera creciendo sin que algún estilista unisex le pusiera una manita de gato; así era feliz la banda, con su greñero al hombro; lo importante era ser partícipe de las líneas que se iban trazando en cuestión de libertad, de paz, de amor y la filosofía jipiteca, encontrando en Zacatecas una gran respuesta. Lorenzo movía la cabeza como intentando acomodar la melena; la densura de la neblina no permitía ver más allá de diez metros en esa cuesta que, desde las montañas aledañas a la Sierra Fría, conduce hacia territorios hidrocálidos.

Póster promocional del concierto de Chicago en AguascalientesLos sonidos de esos inconfundibles metales, donde Jimmy Pankow ha participado desde la fundación de la banda, dejaron pasar la rola que abre el primer disco, Introduction, un LP que estaba roto y había llegado a manos de Lorenzo, y era necesario acomodarlo encima de otro para poder escucharlo en el viejo tocadiscos de la casa; luego, otro con grabados en color azul, en una enorme toma de la banda en la foto interior; otro, otro más, el Chicago IV. Hasta allí todo parecía perfecto, una musicalidad plena de rock e inclinaciones al pop, el jazz inicial se manejaba como parte principal de la estructura de la banda: Question 67-68, Saturday in th park, Make me smile, Beginnings, Does anybody really know what time it is?, 25 or 6 to 4, Old days o Just you and me, como una evocación a la búsqueda del amor que se añora y que por doquier se leía y releía. Solo tú y yo aún es así y todavía se recuerdan esos mágicos momentos de las travesías nocturnas, nebulosas, oscuras y llenas de inquietos pensamientos conjugados con los sentimientos arraigados en el histórico morral, que, desde entonces, existe y es cuando Lorenzo abre el volumen para escuchar If you leave me now como preámbulo de un gran amor que vendría dos décadas después y que significa la resolución de ese bache existencial. Ya no era el hombre de las dostrés copas para dirimir el conflicto interior por sacar, desde los adentros, todas las palabras edulcoradas que la dama esperaba; no, ahora se estila así, directo, pleno, sin rodeos, y qué difícil es decir lo siento cuando incurres en errores, pero todo este racimo de piezas sólo iba removiendo el inquieto pensamiento de Lorenzo que, en fracciones de segundo, ya estaba recibiendo el boleto de acceso que su brother Lalo Valtierra le había conseguido. Qué extraño, las rolas que “Loro” venía imaginando en el trayecto fueron tocadas casi en su totalidad, salvo Now y las intervenciones de Jess (creo así se llama el nuevo vocal-bajo, hijo de un músico de Elvis Presley), el joven guitarro, el bataco, el percusionista -quien hablaba en perfecto español centroamericano- y los dos tecladistas. El resto de las piezas era bien conocido por la audiencia; unos músicos extraordinarios acompañaban exactos, precisos, a los ancestrales personajes de los metales de oro, sax, trompeta y trombón, comandados por Jimmy Pankow, inconfundibles, magistrales, inolvidables, fantásticos y plenos de ritmo. Todas las peripecias realizadas para ver a Chicago valieron la pena; recorrer unos cuantos kilómetros para asistir a un evento en el marco de la cultura del rock, gastar unos pocos pesos para disfrutar del show y quitar la idea de estar criticando a los organizadores del Festival Cultural Zacatecas quedan como antecedente de que la cultura cuesta, que nada es gratuito y que si no inviertes en la cultura y las artes, nada tendrás, así que no te quejes del festival, porque el pueblo tiene lo que merece, y si bien no eres culpable de lo que pasa, tampoco eres culpable de que gente con una precaria cultura esté dirigiendo estos festivales. No te preocupes; ya te tocará a ti.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ