La ilegitimidad de la profepa

La ilegitimidad de la profepa

¿Los valores y creencias de los responsables de los organismos para el cuidado animal o la defensa de los derechos humanos son esenciales para respaldar la legitimidad de dicha conducción? Pues todo responsable de algún organismo puede tener cuestionamientos varios, sin embargo en este tipo de instituciones no puede haber dudas del interés del responsable en el tema que justifica la existencia del organismo; es decir, en un organismo que debe procurar el cuidado del medio ambiente y de los animales, no puede haber duda de que su responsable está comprometido con dicho cuidado. Del mismo modo que a un responsable de una comisión de derechos humanos, le deben interesar los derechos fundamentales de las personas; de lo contrario toda la actuación se deslegitima. Así, la pregunta para los mandos superiores de la Profepa en Zacatecas es, si tiene afición por prácticas donde se lastiman animales, ¿eso indica que al menos es fundada la duda sobre el interés genuino que alguno de los responsables tiene en el tema del cuidado animal? En el modo de tratar a los animales se expresan las creencias y valores sobre la importancia (desde el punto de vista ético) de la llamada ‘dignidad animal’. Las buenas prácticas del bienestar animal, incluyen sin duda, los valores de los funcionarios garantes del citado bienestar. Y la protección del medio ambiente o la naturaleza, incluye sin duda la integridad de los seres sensibles susceptibles al dolor y sufrimiento.

Dentro del llamado Desarrollo Sustentable, recientemente ha emergido el tema del bienestar animal como parte del concepto de sustentabilidad. Y los avances internacionales en torno a la legislación sobre el tema del “respeto a los seres sensibles” son innegables, incluso en el país también hay progresos. Podemos citar algunos de ellos: prohibición de procedimientos de abierta tortura de los animales en laboratorios e industria farmacéutica, normas en los métodos de sacrificio para especies comestibles, etcétera. Sin embargo, falta mucho por hacer, como el caso de regular los procesos de producción que implican lastimar a los animales, como el caso de las aves en la producción intensiva de huevo, el transporte de especies con usos industriales y sin duda, los animales dedicados a la diversión. Pero para que la norma se promueva y aplique se requiere de una cultura del cuidado y, sin duda, también es necesaria la calidad ética de los funcionarios encargados de hacer cumplir dicha norma. Los seres humanos podemos comprender el sufrimiento animal porque la dimensión sensible es algo que tenemos en común todos los animales, de tal manera que si dos animales se producen heridas mortales por uso de navajas en actos violentos, es comprensible para nosotros el dolor que les ocasiona; y si un agente de la protección del bienestar animal no tiene esta capacidad de comprensión, es razonable pensar que no tiene interés genuino en el bienestar animal.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70