Proponen la regulación y no prohibición dentro del aprovechamiento de animales silvestres en cautiverio

Proponen la regulación y no prohibición dentro del aprovechamiento de animales silvestres en cautiverio

■ La Semarnat y Profepa deben hacer su trabajo, señala encargado del Museo de Vida

Como su aportación a la discusión que recientemente se ha dado en el país acerca del manejo de animales en circos y aún la exhibición de estos, el encargado del Museo de Vida Animal, propone no la prohibición sino la regulación, y concretamente, que tanto la Semarnat como la Profepa, “hagan su trabajo”.

Este espacio itinerante se respalda en el Predio Intensivo para el Manejo de la Vida Silvestre Fundación Ramos para la Preservación de Reptiles y Artrópodos (Primvs Furaprear), que actualmente se integra como parte de la oferta de la Feria Nacional de Zacatecas 2014.

Expuso en defensa de lo que denomina “aprovechamiento de los animales”, quien desde hace 10 años labora en este Primvs avalado justo, por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, contra lo recientemente se ha aprobado en varias legislaturas estatales, entre ellas la de Zacatecas, que ya existen normativas que los protegen a estos contra el maltrato, y observa, que si se hicieran cumplir por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente no cabría la coyuntura para la prohibición.

Dijo existen para cada Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre, donde se incluyen los circos, un plan de manejo que debe presentarse ante la Semarnat y sin cuya aprobación sería imposible la autorización para estos espacios.

El protocolo, comentó, involucra aspectos como la alimentación, cuidados, áreas de confinamiento para los animales, medicina preventiva y curativa, traslados, entre otros aspectos suficientes para salvaguardar la integridad física y emocional de los animales, si se respeta la ley en la materia.

“Creo que esa es una buena solución, obligar a la autoridad a que cumpla con su trabajo en vez de prohibir tajantemente el aprovechamiento de la vida silvestre porque el ser humano a lo largo de la historia ha estado vinculado a él de una u otra forma…”

El argumento de la persona, quien omitió ofrecer su nombre alegando cuestiones de seguridad pero trabaja para el Museo de Vida Animal, que tiene como objetivo según expuso, generar una cultura de respeto al medio ambiente sobre el entendimiento de que la única manera de preservar las especies es preservando los propios ecosistemas, refiere el que los legisladores no han tomado en cuenta con suficiencia el impacto económico que tiene en las familias que viven directamente de estas empresas y los empleos temporales que se generan en sus travesías y asentamientos por el país.

“No son trabajos permanentes, pero ayudan a pasar momentos de cada familia. En mi caso mi salario,  como yo no tengo un sueldo fijo por evento me ayuda a mantener a mi familia. El dueño me da una comisión extra si nos va bien. Si al dueño le prohíben en cada estado pararse yo pierdo trabajo y voy a tener que buscar otro”.

Agrega hay poca oferta laboral en México “y si todos nos aferramos a un solo trabajo menos oportunidad va a haber”.

Incluyó en sus señalamientos del impacto negativo que tendría un avance en la prohibición del aprovechamiento animal de especies silvestres, las posibilidades de sobrevivencia que las UMA para cinegética ofrecen para las comunidades indígenas, quienes las administran como un medio de sobrevivencia.

Poniendo como ejemplo los casos de Morelos y Querétaro donde exhibiciones como la del proyecto en que trabaja no son permitidas, agregó, “no podemos prohibirlas” porque implica el que niños no conozcan a estos animales y la información asociada a los mismos.

Agregó a sus argumentos que los circos y otros proyectos con animales en cautiverio propician que la gente no desee tenerlos como propiedad privada al hacerlos accesibles de esta manera.

En respuesta a quienes creen que el solo confinamiento es ya un maltrato, que se agrava con los condicionamientos a que son sometidos aquellos que se usan para los espectáculos, añadió los plantes de manejo están respaldados por bibliografía y experiencias en el mundo en el adiestramiento en animales que no utilizan la crueldad.

“La solución es obligar al propietario del circo a que obtenga métodos que no maltraten al animal, porque sí existen”.

Al respecto mencionó  que a mayor cantidad de animales o complejidad de comportamiento como en el caso de los mamíferos  se requiere mayor inversión y responsabilidad. Por ello volvió a situar el problema en las Semarnat y Profepa, quienes, dijo, tienen que obligar a estos propietarios a que se capaciten para que puedan observarse en circos animales no maltratados.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70