México ha pasado al neoporfiriato del siglo 21: académicos

México ha pasado al neoporfiriato del siglo 21: académicos

■ El Estado mexicano apostó a las reformas;  si la jugada falla no habrá futuro: académicos

■ En 32 años son los grandes capitales los que marcan las pautas del escenario nacional: Valerio

Con la llegada del presidente Enrique Peña Nieto y las reformas estructurales hechas en los dos primeros años de su sexenio, México ha pasado de la posibilidad de un proyecto nacional al neoporfiriato del siglo 21, pues su territorio, los bancos, el petróleo y los recursos naturales ya pertenecen al gran capital internacional y a 11 súper millonarios a quienes no interesan los 60 millones de pobres, opinó el catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Rodolfo García Zamora.

El también director de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo y Francisco Valerio Quintero, docente de la Unidad Académica de Ciencias Sociales, con motivo del Segundo Informe de Gobierno del presidente de la República, analizaron la coyuntura en el programa Synergia, producción de La Jornada Zacatecas Tv, moderado por el también académico Marco Antonio Torres Inguanzo.

Con una expectativa poco alentadora de lo que la política priísta traerá para el país con las reformas estructurales impulsadas en el último año, en especial la Energética, García Zamora consideró que parecería broma decir que el país requiere cada 100 años una Revolución, pero no es difícil entenderlo cuando del sexenio de Felipe Calderón a la fecha hay 30 mil desparecidos, 120 mil asesinados y millones de pobres.

“No es una broma el riesgo de que a mediano plazo, con el evidente fracaso de la trasnacionalidad, este país será un verdadero infierno como ya los son Tamaulipas y Michoacán”, al grado de que México estará rebasado ante un contexto donde Estados Unidos ha dicho que si hace falta intervendrá.

Mismo país que dijo, aplastó a Irak para apropiarse del petróleo, ¿qué no hará aquí, cuando entren sus trasnacionales? Se preguntó al no descartar un gran campo de concentración en el que el Estado mexicano y su Ejército serán como una colonia.

Para explicar sus vaticinios, García Zamora recordó cómo después de 32 años México ha vivido las tres grandes mentiras de la modernización; en tres décadas le ha apostado a la privatización de las propiedades de la nación, argumentando que con ello se tendrá desarrollo y bienestar mediante un modelo neoliberal que ha entregado el país al capital internacional.

Sin embargo, después del Tratado de Libre Comercio (TLC) los mexicanos siguen en la misma mentira y en una fábrica de pobres que padecen todo tipo de violencia. Cuando hasta 1981 el país crecía 6.1 por ciento anual, de entonces a la fecha no lo hace en más de 2 por ciento. Había 58 millones de pobres previo a la llegada del presidente Enrique Peña Nieto y dos años después ya son 60 millones.

Mientras que el contexto y las decisiones políticas indican que las reformas del priísta están condenadas al fracaso, porque la misma estrategia se hizo hace tres décadas y sólo se ha ganado miseria. La política privatizadora dijo el académico, ha sido incluso refutada hasta por los organismos internacionales.

Peña Nieto y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, han tenido que admitir que los impactos de las reformas se verán en 30 años, aunque para ese entonces ya no habrá petróleo y gas, los recursos energéticos estarán en manos de las trasnacionales y no sería difícil pensar que en tres décadas el Ejército norteamericano ocupe parte del territorio nacional.

Aseveraciones en las que coincidió el docente de Ciencias Sociales, Francisco Valerio, pues señaló que en los 32 años en mención la privatización ha sido la actividad económica y son los grandes capitales quienes marcan las pautas del escenario nacional, mismas que no tiene preocupación o compromiso de promover el interés colectivo, lo cual ha colado en la palestra las relaciones políticas y el escenario previsible es un país caracterizado por la privatización casi absoluta.

Se preguntó a raíz de la Reforma Energética ¿qué les queda a los sindicatos como el de Pemex? Y respondió que sólo pasaría algo similar al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) porque la mina de oro (el petróleo) se acabará y además, el Estado no será titular de los contratos colectivos, sino las empresas de Canadá, Inglaterra y otros países.

Mismas que dijo, fueron expulsadas del territorio en 1938 porque no permitían el desarrollo, pero “parece que hoy nos mordemos las legua de la historia”.

A decir de García Zamora, mientras que en China, India, Rusia y Brasil el Estado es el principal promotor del desarrollo económico y con ello han salido adelante, aquí se ha perdido la visión de nación y de un país que un día planteó a los recursos propios como el eje de su desarrollo, al grado de que México ha desmantelado sus sistemas alimentario y educativo, lo cual propicia un bomba de tiempo política-social y el único antídoto es el cambio en la política del país.

Sin embargo, Francisco Valerio lamentó que sólo haya una clara imposición de proyecto  de nación mediante reformas que tienen al campo en la bancarrota y Zacatecas es un vivo ejemplo de cómo la mayoría de la mano de obra joven ya no está en las comunidades, ya que se ve obligada a irse y sólo quedan ancianos.

Mediante su tesis de las tres mentiras de la modernización en México, Rodolfo García Zamora insistió en que el modelo neoliberal instaurado en 1982, el TLC y las privatizaciones, se desecha cualquier duda acerca de que con las reformas vendrá el despegue económico. Sólo se trata de un discurso falso y manipulado por la prensa.

Es así que se ha precarizado el trabajo, se metió mano al contrato colectivo de los maestros, se instauró una Reforma Fiscal que perjudica a quienes menos tienen y con ello se quiere decir que ahora sí crecerá el país.

Cuando el catedrático universitario insistió que en realidad el modelo macroeconómico es lo que ha fallado, se niegan a gravar a los capitalistas como suceden en otros países, pero se ha acabado con la industria mexicana del juguete, calzado, madera y artesanía.

El modelo macroeconómico ha hecho de México en maquiladora expulsora de migrantes desprotegidos y el presidente ha decidido fortalecer más ese escenario, pese a las evidencias de otras naciones, que para salir de pobreza han cambiado su modelo económico a uno donde quepan todos.

 

Mismas hipótesis de hace 25 años

García Zamora aludió a que hace 25 años estudiosos se preguntaban por qué México sigue siendo el país que sufre crisis y se concluyó en que por tener una clase política primitiva, una sector empresarial rapaz, el no funcionamiento del sistema judicial y el abandono de su sistema educativo. A más de dos décadas y bajo el mismo modelo económico, la tesis sigue vigente, agregó.

Francisco Valerio concluyó al decir que el proyecto de nación basado en el desarrollo ciudadano implica empleo digno, seguridad alimentaria y un sistema educativo eficaz, no obstante, se está en un contexto histórico con la moneda en el aire.

El Estado mexicano hizo su apuesta con las reformas, pero si la jugada falla, consideró que no habrá futuro, sino sólo un “crujir de las estructuras políticas y sociales del país”, porque todo se hizo a espaldas de los ciudadanos, agregó.

La alternativa al negro futuro, consideraron los académicos, es que la sociedad civil salga y luche por recuperar estados en todo país.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70