Ciudades como Zacatecas, orilladas a vender patrimonio cultural, social y político: académica

Ciudades como Zacatecas, orilladas a vender patrimonio cultural, social y político: académica

■ La medida, desde que se implementó el neoliberalismo en México, afirma investigadora

■ Configuración de las urbes ha cambiado radicalmente; se detienen desarrollo industrial, dijo

A raíz de la implementación del neoliberalismo en México, ciudades que antes se caracterizaban por tener una función administrativa desde el punto de vista gubernamental, como Zacatecas, Xalapa o Guanajuato, ahora han sido orilladas a vender su patrimonio cultural, social, político y económico, afirmó Margarita González Hernández, investigadora de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

En los últimos 30 años, expuso que en las ciudades mexicanas, el proceso de reestructuración productiva ha implicado la necesidad de implementar e introducir más tecnología, robótica e implementos químicos y retirar, en contraparte, a la fuerza de trabajo porque es más costosa.

“Este proceso productivo provocó fuertes cambios en la composición de las ciudades y al interior de ellas. Así, la mayoría de las ciudades que llevaban un proceso de industrialización que dio prioridad al mercado interno en los 60 y 70, en el actual modelo simplemente ya no cumplen la función industrial porque otras ciudades en el mundo las sustituyeron con nuevas tecnologías”, explicó.

Es decir, la configuración de las ciudades ha cambiado radicalmente y lo que era una ciudad industrial como algunas áreas del Distrito Federal, Monterrey e incluso León, que eran netamente industriales, en la nueva etapa del desarrollo se desindustrializaron porque las nuevas tecnologías se cambiaron a otras ciudades de países asiáticos.

En ese sentido, otro proceso que vivieron las ciudades mexicanas en la época neoliberal tiene que ver con aquellas que no eran industriales, sino que se dedicaban a la administración pública, entre ellas Zacatecas, Morelia, Xalapa o Guanajuato, según comentó González Hernández.

Precisó que esas ciudades, con el cambio de función del Estado, tuvieron que reestructurarse para ser competitivas y en consecuencia éstas se dedicaron a vender su patrimonio cultural, social, político y económico.

Monterrey, en este momento, se distingue por su aporte en lo educativo, imagen que vende con el fin de ser altamente competitiva no solamente a nivel nacional sino también para atraer inversiones a nivel internacional.

Zacatecas y las otras ciudades mencionadas, “lo que han estado haciendo es mercantilizar su patrimonio cultural con el objetivo de convertirse en competitivas en alguna rama específica y así atraer inversiones o turistas para crear un aparente desarrollo económico”.

Al interior de esas ciudades, además, se han generado fenómenos de fragmentación urbana los cuals son más profundos en el modelo neoliberal que en etapas anteriores. Es decir, hay una gran diferencia en los espacios urbanos producto de la inversión destinada a la infraestructura urbana.

Por tal motivo, González Hernández dijo que es común observar que en una avenida, de un lado esté la zona económica fuerte y en la otra se encuentren zonas deprimidas y sin servicios públicos.

“Esto es producto de que la atracción de inversión en las ciudades crean ciertas zonas que son reactivadas económicamente mientras que otras zonas que no son relevantes simplemente se han quedado ahí”, indicó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ