‘La catastrófica alianza del señor M y la señora R’: Una tragicomedia cibernética de Martín Zapata en época de pandemia

‘La catastrófica alianza del señor M y la señora R’: Una tragicomedia cibernética de Martín Zapata en época de pandemia
Martín Zapata.

La Gualdra 491 / Teatro

Martín Zapata (Chilpancingo, 1963) es dramaturgo, cuentista, director de teatro y actor. Realizó sus estudios teatrales en el Centro Universitario de Teatro de la UNAM, en el Centro de Formación y Producción Teatral y en El Foro Teatro Contemporáneo. Estudió la Licenciatura en Educación Artística en la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana y la Maestría en Literatura Mexicana en el Centro de Investigaciones Lingüísticas y Literarias en la misma institución. 

Es Miembro del SNCA desde el 2005; sus textos se encuentran publicados en varias editoriales y algunos de ellos han sido traducidos al inglés y al alemán. Como dramaturgo y director teatral ha creado más de treinta espectáculos, entre los que destacan: La intervención de Verónica (2018), El convivio del difunto (2017), El fulgor de Clara (2015), Camino a Fort Collins (2014), Soneto para dos almas en vilo (2012), El siniestro plan de Vintila Radulezcu (2011), El insólito caso del señor Morton (2003), El misterio de Abel Brockenhaus (1994), Ik dietrick fon (1986), La cita (1982) y este 20 de agosto estrenó La catastrófica alianza del señor M y la señora R- Tragicomedia cibernética (2021).

Aquí la sinopsis de La catastrófica alianza del señor M y la señora R: “trata sobre la investigación que realizan los miembros de la Unión Internacional de Agentes Secretos para detener el plan de destrucción mundial que implementaron el señor M y la señora R, dos peligrosos terroristas que pretenden acabar con la mayor parte de la humanidad, a través de un siniestro virus, y volver a poblar el mundo con una raza aria. Durante la investigación, realizada a través de videollamadas y en medio del confinamiento causado por la pandemia, los agentes de la UIAS se enfrentan a sus propias desconfianzas y traiciones, a dos villanos invencibles de los cuales solo conocen la inicial de su apellido y al terrible descubrimiento de que la señora R es una antigua terrorista que nació en mil ochocientos noventa y que en la actualidad tiene más de ciento treinta años. Samuel Beckett, Eugene Ionesco y el cantante mexicano de rock punk Illy Bleeding aparecen en esta historia policíaca, de amor y destrucción, en donde el más mínimo error que puedan cometer en su investigación los agentes de la UIAS podría conducirnos, de manera directa, al fin del mundo, tal y como lo conocemos. Sexo, violencia y viajes en el tiempo aderezan esta tragicomedia cibernética que esperamos que te guste, aunque te duela”.

Es a propósito del estreno de esta última obra, el pasado 20 de agosto, que entrevistamos a Martín Zapata -hoy por hoy uno de los dramaturgos más destacados en el panorama teatral mexicano-.

Jánea Estrada Lazarín: Hablemos primero de la “forma”. Has definido esta obra como ‘una tragicomedia cibernética escrita especialmente para ser representada por medio de videollamadas y transmitirse de manera digital’. A lo largo de todos estos meses de pandemia, sin embargo, manifestabas tu resistencia a que el teatro pudiera presentarse de manera virtual. ¿Qué te hizo cambiar de parecer? ¿Se logró el objetivo que te planteaste al realizarla de esta manera? ¿Cómo te encuentras tú ante esta nueva realidad? 

Martín Zapata: La obra surgió, justamente, después de muchos meses de reflexión, durante el confinamiento causado por la pandemia, acerca de la pertinencia o no de hacer una obra de teatro en medios digitales. Esta reflexión me llevó a considerar que el teatro y el medio digital son dos lenguajes distintos; sigo pensando que el lenguaje teatral se expresa de manera orgánica en un escenario, de forma presencial, y que si grabas una obra teatral ya no es teatro, sino la grabación de una obra teatral. Este cambio de lenguaje tiene enormes implicaciones y nos obliga a replantearnos la creación desde otra perspectiva. El lenguaje de una obra en un medio digital es otro, algo que no es ni teatro ni cine. De esta forma, llegué a la conclusión de que debía de pensar en esta obra de una manera diferente y concebirla, desde su origen, dentro de este nuevo lenguaje para medios digitales. 

Su escritura, y su realización, implicó la exploración de este nuevo lenguaje, al cual yo he llamado “Drama cibernético”; “drama” por acción, como en el teatro y en el cine” y “cibernético” por las computadoras, utilizando, por supuesto, esta palabra “retro” como una ironía hacia la propia modernidad de este lenguaje. Me parece que sí se logró el objetivo que me plantee y pudimos crear una obra con un resultado que me está gustando y que espero que también le guste al público. Estoy frente a una nueva realidad y me siento muy contento de poder explorar, con diferentes obras, tres distintos lenguajes en un futuro próximo: el teatral, el cibernético y el cinematográfico. Tengo el plan de realizar, en el próximo año, un nuevo montaje teatral, de forma presencial, y una película. 

JEL: Vayamos ahora a lo técnico. Esta puesta en escena no es simplemente la videofilmación de una obra que pudiera ser presentada de manera presencial y transmitida en streaming, sino que requirió de una nueva forma de dirección en la que se aprovecharon las herramientas tecnológicas de transmisión en vivo complementadas, como bien lo has dicho, con herramientas de cine y de teatro… ¿Cómo fue ese proceso? ¿Este nuevo e híbrido lenguaje artístico tiene posibilidades de ser expanandido y/o explorado? ¿Es esta una nueva realidad también para las artes escénicas?

MZ: Yo creo que este nuevo lenguaje llegó para quedarse. El teatro seguirá existiendo, obviamente, como siguió existiendo con la invención del cine y la televisión. Pero este nuevo lenguaje nos permite crear obras que van desde un registro bien hecho de una obra teatral, hasta obras que podrían estar isertadas por completo en un lenguaje cinematográfico. Me gusta la idea de que haya obras teatrales presenciales, obras teatrales bien filmadas, obras cibernéticas y películas. Son cuatro categorías con cuatro lenguajes distintos que le darán un dinamismo excepcional a los textos dramáticos, siempre y cuando aprendamos a “hablar” artísticamente en cada uno de estos lenguajes. Si eso sucede, me imagino que podrán existir creadores “políglotas” que realicen obras en estas cuatro categorías. Por lo pronto, en mi caso, espero poder estar “hablando” de una manera comprensible para el espectador, en este nuevo lenguaje cibernético. El proceso de creación fue todo un reto: catorce actores y siete creativos trabajamos a través de videollamadas, para realizar esta obra cibernética. Cada uno en su casa; algunos en Xalapa, otros en la Ciudad de México y yo en Cuernavaca. Así realizamos la preproducción, los ensayos, la filmación y la posproducción, a lo largo de los últimos seis meses. 

El reparto de la obra está integrado por Carlos Ortega, como Hipias Papadakis; Rosalinda Ulloa, como Amelie Dubois; Alba Domínguez, como Margaret Morrison; Raúl Santamaría, como Ramón Corona; Héctor Moraz, como Francisco José de Aramburu; Karina Meneses, como Lan Thuy; Yair Gamboa, como Alexei Sokolov; y Lara Baillet, como Nancy Cavendish. Participan también como actores invitados: Adriana Duch, como La señora R; David Hevia, como El señor M; y Manuel Domínguez, como Kim O´Brian. Además, se cuenta con la actuación especial del grupo Los robotes trucosos: Sidney Robote, Ian Rodd y Juris Tipa (como ellos mismos). 

JEL: En cuanto al tema… La catastrófica alianza del señor M y la señora R es una obra en donde “El género de la tragicomedia busca fundirse con una farsa sustentada de manera realista, en donde el ridículo se vive, emocionalmente, de una manera real y verdadera”, y en la que el tiempo es un hilo… vamos del siglo XIX al XXI y la destrucción -en todos sentidos- es la constante. Veo en el argumento que la obra no aborda solo la destrucción física del mundo sino que por medio del lenguaje, del uso de la ironía, de datos y de personajes históricos realizas una crítica contundente a la humanidad, a lo humano, ¿es así?

MZ: Sí, por supuesto. La historia amorosa, y destructiva, de la señora R recorre el siglo veinte y el veintiuno y pasa por muchos eventos importantes de ambos siglos. Los agentes secretos que investigan el caso, la mayoría de ellos adultos maduros, surgen del siglo veinte y desembocan en el veintiuno, con todas las virtudes y defectos de ambos siglos. Los tres personajes reales que son mencionados en la obra (Samuel Beckett, Eugene Ionesco y el cantante de rock punk mexicano Illy Bleeding) también forman parte de este arco histórico y se relacionan no solo con la trama sino también con la idea de desamparo existencial que está detrás de la trama: los dos primeros a través de la creación del teatro del absurdo y el tercero a través del nihilismo rockero de la música punk. Detrás de estos personajes, al igual que de la señora R, siempre está presente el amor insatisfecho y la destrucción (vista desde muy diversos ángulos). La obra es un homenaje a estos tres personajes reales y, también, al siglo veinte, un siglo de amor, desamor, construcción y destrucción. Como dice la señora R en un momento de la obra: “El amor puede salvar al mundo, pero también puede destruirlo”. Los humanos somos una especie que construye y ama, pero que, a la menor provocación, destruye y odia. Y esa menor provocación puede llamarse “frustración amorosa”. Creo que ese es el tema de la obra, la frustración amorosa como motor imparable de la destrucción.

La ORTEUV fue fundada en 1953; es la compañía teatral más antigua del país: compuesta por 24 actores profesionales y actrices que han trabajado con los más importantes directores del país. Una de las características de la compañía ha sido la promoción de la dramaturgia mexicana contemporánea. Desde hace más de medio siglo se han dado a conocer a autores como Emilio Carballido, Sergio Magaña, Oscar Liera, Víctor Hugo Rascón Banda, Luis Enrique Gutiérrez “Legom” (dramaturgo residente de la empresa), Alejandro Ricaño, David Gaitán y Richard Viqueira, entre muchos otros. Acreedora a diversos premios nacionales e internacionales en todos los rubros del quehacer teatral, esta comapñía se ha presentado en festivales nacionales e internacionales en Colombia, Estados Unidos, Brasil y Centroamérica: los más recientes fueron Mirada 2016 en Santos, Brasil y Feliztival 2017, en Rafaela, Santa Fe, Argentina. La ORTEUV, es una referencia obligada del acontecer teatral del estado de Veracruz y del país.

 

La catastrófica alianza del señor M y la señora R se estrenó los días 21, 21 y 22 de agosto (en tres capítulos) por el canal de ORTEUV en Youtube. Puede ser vista completa ahí mismo los siguientes 15 días, hasta nuevo aviso: https://www.youtube.com/user/CIATeatroUV

Fotos de la obra: Sebastián Kunold.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_491

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ