La feria en clave de desarrollo económico local o más de lo mismo

La feria en clave de desarrollo económico local o más de lo mismo

La feria que viene será justo en el cambio de gobierno. El 8 de septiembre se festeja en la transición. Así que, por ese motivo, el equipo de gobierno entrante debe tener la posibilidad de organizar los festejos de la fundación de la ciudad de Zacatecas.

Las ferias, en sus orígenes, no tenían nada que ver con festejos patrios, eran eventos para provocar el comercio en zonas aisladas y encerradas en sus feudos. La importancia de las ferias era romper el aislamiento y generar la conectividad comercial que, al mismo tiempo era cultural y política. Las ferias son responsables de la edificación de los burgos (ciudades) en las afueras de los feudos. Los burgueses eran los habitantes de esos burgos, e inauguraron otra época en la historia de la humanidad. Así las cosas, vale la pena ocuparse de las ferias. Un mundo globalizado parece que no necesita de ferias, porque hasta la internet es ya una feria permanente todo el año: un espacio de comercio e intercambio de ideas globalizado. Sin embargo, puede ser una ilusión cuando bajamos al espacio local.

El acercamiento de comercio entre productores y consumidores locales es importante hacerlo. Construir corredores de economía solidaria y contratos de elaboración de algunos productos elaborados por personas del territorio que, por su singularidad y elaboración artesanal, pueden tener elevado valor. Por ejemplo, el huevo orgánico es caro y de baja producción, pero previene de altísimo consumo de hormonas del huevo industrial que, a la larga cuesta muy caro. En estos casos es cierto aquello de “lo barato sale caro”. El huevo industrial cuesta una tercera parte del orgánico, pero con el tiempo, cobra con la salud y sus elevados costos humanos y económicos. Así las cosas, las ferias son muy importantes para construir mercados internos e interiores: locales. La feria de Zacatecas es vital para exhibir lo que produce el estado y se oferte a los propios zacatecanos, y sobre esta base, se hagan tratos económicos permanentes que eleven la demanda global de la entidad.

En suma, la feria no es un evento sólo de festejo de la llegada de los vascos al pie del cerro de la Bufa, sino una estrategia para activar la economía del estado en su mercado interno. La parte más importante de la feria no es el serial taurino (aunque amamos los toros), ni el palenque, sino la parte de contratos económicos. Así las cosas, ojalá y se pueda activar un tipo de feria en clave de economía local. No una feria de puro divertimento (que tampoco está mal que la gente se divierta) o de empresarios que saquean la poca renta local llevándose las ganancias de la feria a otro lado. Estaremos pendientes en la forma en cómo deciden emprender la próxima feria de Zacatecas, será una muestra del tipo de visión que tienen de estos temas la próxima administración del estado de Zacatecas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ